CLAUSTRO DEL VIERNES. RESUMEN

Los grupos de alumnos anti-Bolonia de la ULL mantuvimos una participación activa y dinámica en el Claustro del 15 de mayo. Tanto AMEC como IEC demostramos nuestro compromiso con el alumnado presentando propuestas y participando en los puntos que se debatían. Los otros grupos de alumnos (SEULL y ED) mantuvieron una participación tibia. Los miembros del grupo claustral GIRA ni siquiera asistieron al Claustro.

RESUMEN:

1. Debate y elección del Defensor Universitario.

Este punto se retiró del Orden del Día por falta de consenso.

2. Elección de miembros de las comisiones de “Calidad Docente” y “Calidad de la Gestión”

Hemos conseguido que Cristian Cruz Febles sea nuestro representante en la Comisión de Evaluación de la Calidad de la actividad Docente. Por su parte, Raúl Martínez Lorente nos representará en la comisión de Evaluación de la Calidad de la Gestión Administrativa y de los Servicios.

3. Informe del Sr. Gerente sobre la Liquidación de Cuentas del año 2008.

Aprovechamos este punto para solicitar, una vez más, el cese del Sr. Gerente de la ULL. Despreciamos rotundamente el modelo económico que defiende. El discurso de AMEC estuvo dedicado, en este sentido, a recordar las carencias de las políticas económicas imperantes. Una reflexión alternativa que tenga en cuenta el periodo de crisis en el que nos encontramos.

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario no puede permanecer impasible ante el nuevo fenómeno de crisis económica internacional como si de algo ajeno se tratase. Son millones los afectados y afectadas por las políticas neoliberales que han impulsado organismos nefastos como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y los bancos y gobiernos estatales de los países de occidente, que durante años permitieron e impulsaron el crecimiento de inversiones de capital sin freno con políticas sin crecimiento de empleo y con crecimiento de especulación. Y de entre esos millones, estamos afectados nosotros, estudiantes de Canarias, y nuestras familias, amigos y vecinos.

Desgraciadamente, a un nivel más reducido, las instituciones autonómicas locales e incluso la misma universidad, ha ayudado, a su manera, a crear las condiciones de desarme ante la crisis que se nos viene encima. Unos, con proyectos faraónicos y su “monocultivo del cemento” (gobierno autónomo); otros, con la corrupción especulativa de la venta de solares a promotoras (ayuntamientos). Y otros, que, sin lugar a dudas, han dado los impulsos más grandes para convertir a la “casa del conocimiento” en una entidad crediticia (universidad).

Una situación explosiva

Desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) contemplamos con desolación el hecho de que la codicia y avaricia de unos pocos bancos e inversores que han ganado y especulado con dinero ajeno, haya provocado un desastre a escala planetaria.

Junto a esto, hay que destacar la subida general de precios al consumo, que incluye también al sector de la alimentación.

Sin embargo, la crisis económica, provocada por la especulación de grandes bancos e inversores, la pagamos todos menos sus causantes.

No ha habido, tampoco, ninguna regulación de los precios de los alimentos, ni por el Gobierno del Estado, ni por el Gobierno Canario. En Canarias, la política de subvención a los productos básicos importados, sólo ha servido para sacar de la crisis a un solo sector: el de las casas de importación, que siguen haciendo su negocio con el dinero de todas y todos los canarios, en tanto dejan morir a la agricultura y ganadería interior, a expensas del monocultivo del plátano y el tomate que tanto beneficios da… a las empresas exportadoras.

La Universidad de La Laguna y la crisis económica

Frente a la crisis económica, ni Rector ni Vicerrectores, ni autoridades educativas del gobierno de Canarias ni del Estado han previsto medida alguna para los y las estudiantes en general ni para aquellos y aquellas en particular cuyas familias han quedado desempleadas ni respecto a las cuantías de las becas ni en la política de bonos de comedor.

Siguen impasibles en la implementación de un Plan Bolonia que permite que las empresas se beneficien próximamente de unas prácticas externas gratuitas (es decir, trabajo gratuito).

Por otra parte, respecto a las financieras que causaron la crisis, tanto bancos como cajas de ahorro y otras entidades de crédito se dan la mano “a la caza” de los préstamos-renta (a interés euríbor) en la financiación de “masters” y en la captación de clientes, para poder seguir especulando con los ahorros de las familias y de los estudiantes.

En otros aspectos, respecto a la política represiva (que en la Universidad de La Laguna también se da), se ha continuado con la represión y la criminalización de la protesta estudiantil (con expedientes académicos abiertos), así como la criminalización de estudiantes de Colegios Mayores y de la Residencia Universitaria, insultados públicamente en los medios de comunicación. Dicha política choca hipócritamente con la celebración de fiestas con dinero público por parte de la Universidad de La Laguna en la que se sirven bebidas alcohólicas y se forma escándalo público, con peleas inclusive.

Y, por supuesto, la última medida de este Rector incapaz de tener alguna mirada sobre lo público: la creación de un “Servicio de Inspección” que se especializará en Expedientes Académicos de expulsión, en control de contenidos y otras medidas que vienen a sustituir el control democrático que los estudiantes podían ejercer sobre la calidad de la docencia y las asignaturas en el derogado “reglamento académico”. Derogado, por supuesto, por el actual Rector.

En síntesis: Represión, privatización y esclavización también para una Universidad convertida en medio esencial en el que bancos y empresas recuperen el poco dinero que pierdan por la crisis.

Medidas que propone AMEC para contrarrestar la crisis

Está claro que tanto por las posibilidades limitadas de nuestra Asamblea como por el ámbito de actuación, no podemos cambiar –a nuestro pesar- la escena nacional, estatal e internacional, pero si contribuir a cambiarla desde nuestras posiciones y, desde luego, tratar de que las y los estudiantes de La Laguna puedan sufrirla lo menos posible.

Como medidas, proponemos:

  1. La retirada inmediata de los planes de adaptación al Proceso de Bolonia en la Universidad de La Laguna.
  2. La salida inmediata de empresas que, como Tacisa-Gallaher, participan en la Fundación Universidad-Empresa y están destruyendo el tejido productivo industrial canario.
  3. La remuneración de toda práctica realizada en empresa adscrita a la ULL, con alta en la Seguridad Social y pago de salario a tiempo parcial (compatible con beca).
  4. La creación de un fondo de urgencia de la ULL con el dinero presupuestado para fastos, congresos y gastos de ornato de la ULL, así como el presupuestado para dietas de viajes y cualquier otro no imprescindible, para aquellos estudiantes a los que el o la sostenedor familiar principal haya quedado en paro en el curso de la crisis y no haya podido solicitar beca; así como la exención de tasas (incluida devolución de plazo) a aquellos y aquellas estudiantes cuyo sostenedor principal haya quedado desempleado. En todos los casos, para que el estudiante sea beneficiado, la prestación no deberá alcanzar el tope máximo establecido por el INEM.
  5. La extensión de bonos de comedor para aquellos estudiantes cuyo sostenedor principal haya quedado desempleado, a hermanos y hermanas menores de edad o que estén estudiando o desempleadas y, en caso de extrema necesidad, a los progenitores y/o tutores legales.
  6. La rebaja inmediata de precios públicos para Colegios Mayores y la Residencia Universitaria en proporción a la subida porcentual del IPC.
  7. La negociación de abono mensual en transportes terrestres con rebaja de precio para estudiantes de la ULL, así como la bajada de precio para el transporte marítimo y aeronáutico.
  8. La supresión de la implantación de la Inspección de Servicios y la aprobación de un nuevo Reglamento de Rendimiento Académico.
  9. La derogación de la normativa de explotación de resultados de investigación.
  10. La supresión de todos los expedientes académicos abiertos este último año, expresiones de la creación de chivos expiatorios ante problemas de legitimidad de las decisiones adoptadas por el grupo de gobierno de la Universidad.
  11. Todas aquellas medidas que se consideren necesarias para paliar las carencias mínimas de las y los estudiantes más afectados por la crisis actual.

4. Informes y resoluciones que procedan sobre obras y contratación de servicios.

En relación a este punto dejamos claro nuestro posicionamiento:

Nos preocupa profundamente el desarrollo de la obras en nuestra universidad. Especialmente, si se empieza a destruir el propio patrimonio histórico de la misma. Así mismo, vemos que, en líneas generales, se continúa con la clásica política del parcheo. Meros retoques estéticos frente a un verdadero esfuerzo por superar el déficit que se vive en algunas instalaciones.

Bolonia le ha exigido demasiado a esta universidad. De una forma dramática se han desvelado las condiciones en las que nos encontramos (…)

En relación a los servicios, nos preocupa, profundamente, la trama vivida alrededor del Servicio de Seguridad de esta universidad.

Recientemente, le comunicábamos al Sr. Rector nuestra preocupación en relación al funcionamiento de los dispositivos de alarma y prevención instalados en nuestra universidad. Estamos cansados de vivir en medio de una creciente marea especulativa que cuestiona la eficacia del modelo de seguridad que seguimos. Así mismo, estamos algo cansados de la falta de transparencia en la gestión de dicho servicio.

5. Convenios y representantes en organismos:

a. Informe sobre el convenio cultural y de servicios entre la Universidad de La Laguna y la Caja General de Ahorros de Canarias.

Nos congratulamos que por fin, en este Claustro, se debata sobre un Convenio que lleva rigiendo desde hace ocho años y que, según palabras del mismo, es uno de los “convenios más importantes entre la universidad española y la empresa privada”.

Dicho esto, para la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario, la posición que nos concede la condición de estudiantes nos hace principalmente estar en contra de este convenio, en sí por provocar la afluencia de plusvalías generadas a costa de una institución pública y sus miembros como es la Universidad de La Laguna a una institución privada. Nos hace estar en contra, además, porque instituciones financieras como éstas son las culpables mayoritarias de la actual “crisis” económica internacional. Y sobre todo, estamos en contra, en concreto de esta institución, por estar implicada en escándalos tan importantes para la isla como el de “Las Teresitas” y la compra fraudulenta de propiedades.

Lo primero a destacar, es la desigualdad manifiesta entre la institución financiera y la institución pública, constatable sobre todo en las remuneraciones financieras de cuentas de la ULL (a interés Euríbor trimestral menos 0.15% en las cuentas tesoreras e interés Euríbor trimestral menos 0.10%) y en los tipos de interés que, por el contrario, tiene que pagar (interés Euríbor más 1.5% en préstamos a corto, medio y largo plazo, alcanzándose a un 1.85% en nuevas operaciones).

Por otro lado, es denunciable el hecho de que los tipos de interés, en su mayor parte, están puestos a interés variable. Si bien es cierto que en la actualidad el Banco Central Europeo ha bajado los tipos de interés, nada impide que los vuelva a subir, máxime, en tanto en cuanto no se sabe cuánto va a durar la crisis económica y que medidas tendrán que adoptar. Sobre todo, cuando hablamos de un grupo afectado tan frágil como las y los estudiantes.

Es importante hacer notar otro de los puntos que permiten que las decisiones de esta institución ajena a la ULL pesen sobre la conducta de ésta: se trata, de los premios de investigación CajaCanarias, los foros de proyectos de emprendeduría, la Fundación FYDE y las becas de excelencia. En todas estas medidas de “fomento”, en realidad se impone un tipo de visión neoliberal fuera de los cauces establecidos institucionalmente la Universidad de La Laguna, en los que, por cierto, participa también dicha institución financiera. La becas de excelencia, no responden a los grupos excluidos por las actuales becas, por lo que lo consideramos una fuente de inequidad en el reparto de becas, así pedimos que todas las ampliaciones de becas se basen, de forma equitativa, en llegar a todos los grupos de estudiantes excluídos por las actuales becas.

Nos disgusta en exceso que también se fomenten determinadas operaciones de especulación financiera entre los miembros de la Comunidad Universitaria (nos referimos a las operaciones financieras con la banca J.P Morgan Flemming, BNP Paribas o Fidelity Investments), en la que se facilita el tipo de economía especulativa que está provocando una oleada de despidos a nivel internacional.

Constatamos, críticamente, la negligencia, o tal vez incluso el desdén, para con las necesidades de los estudiantes, como el bochornoso y sangrante abuso que se causa a los estudiantes que soliciten determinados créditos o anticipos. De esta manera, se hace patente la absoluta despreocupación hacia las necesidades financieras de los estudiantes, sobre todo en lo que respecta, recordamos, el actual y futuro estudiante a tiempo completo.

De entre tantos ejemplos de tales abusos, cabe destacar el cobro del 6.75% de interés para el crédito joven de ayuda a los estudios, cuya finalidad debería ser precisamente la de adquirir los recursos necesarios para afrontar la educación; o el caso del cobro del 6.5% de interés nominal destinado a la financiación de la matrícula (más aún cuando la petición de este anticipo es por causas de fuerza mayor). No podemos aceptar ninguno de estos tipos de interés, absolutamente usureros y que desangran al estudiante, con, incluso, agravios comparativos: tal es el caso del préstamo para la adquisición del material informático, en la que al PAS se le concede al 0% y al estudiante, en cambio, al 6.5%.¿Por qué no se podrían conceder los necesarios créditos a estudiantes con las condiciones del PAS?. Con nuestra queja sobre estos bochornosos actos, también tenemos que nombrar los otros tipos de interés que siguen con la misma ofensa hacia quienes están destinados y para lo qué están destinados: el anticipo de becas a universitarios, tiene un interés nominal del 6%. De este anticipo, absolutamente necesario, cabe recordar: primero, que los derechos públicos no se cobran, y, segundo, que la única lógica de la petición de este anticipo es la pura y absoluta necesidad de quien lo pide, continuando con la misma despreocupación que sobre tales necesidades estudiantiles se dan en este convenio. Tampoco nos parece justo el cobro del tipo de interés para el adelanto de la beca del gobierno de canarias, una vez exceden los 90 días de la fecha en la que la entidad pública debió haberla ingresado, ya que hace responsable al estudiante y no a la institución del retraso. Nuestra misma postura también para el crédito al 6,75% nominal para el crédito del posgrado, el 6,5% para el crédito joven, y, además, vemos incomprensible, debido a esa fantasía sobre la movilidad tan defendida por el equipo del rectorado, el que al crédito joven idiomas se les aplique, entre otros, un interés nominal también del 6%.

b. Debate y resoluciones que procedan sobre representantes de la Universidad de La Laguna en organismos externos.

Conseguimos que se aprobara la siguiente propuesta de AMEC:

El claustro de la ULL insta al rector a que solicite un informe anual de actividades a los miembros de la comunidad universitaria que participen en nombre de la ULL en consejos de dirección de empresas o en el asesoramiento de algún organismo público.

6. Informe sobre la implantación de titulaciones en la Universidad de La Laguna.

Desde AMEC consideramos que la gestión que ha mantenido esta universidad para su adecuación al Espacio Europeo de Educación Superior ha sido del todo nefasta. En este sentido, el Equipo de Gobierno de esta universidad ha aprovechado el proceso de Convergencia para realizar cambios que no venían exigidos por la propia reforma. Uno de ellos es el desastroso calendario académico impuesto ilegítimamente el pasado curso y que ha tenido, como era lógico, su continuidad en la propuesta aprobada para el próximo curso 2009/2010.

Por otro lado, nos encontramos con todos y cada uno de los grados que van a ser aprobados sin discusión, al menos sin un debate auténtico y democrático. El claustro debería ser el lugar, sin duda, de ese debate.

Estos nuevos grados suponen un cambio en los planes de estudio (aunque todos coincidirían en precisar que Bolonia no era eso). Nos encaminamos sin remedio hacia una universidad caracterizada por una formación precaria e imprecisa que dotará a las islas de unos titulados universitarios que sólo sabrán un poco de nada.

Así mismo, vemos las políticas de permanencia que pretenden encubrir, de la misma forma, esa precariedad en la formación. Formación, sin duda, subsidiaria de los nuevos ideales generalistas. Seguramente ningún ranking de calidad volverá a estropear el desayuno de nuestros gestores. La permanencia dará a las encuestas la vitalidad y la calidad que se pierda en la formación. Las razones productivas y las argucias expresadas por sus defensores no terminan de explicar dicho control de permanencia. Parece ser que los estudiantes provocan demasiado gasto público. Aunque, como todos sabemos, la mayor parte del gasto generado por esta universidad se concentra en los capítulos de personal y no de alumnado.

En este sentido, la universidad se entrega a un paradigma productivo, renunciando de pleno a los viejos ideales que apuntaban hacia criterios de formación y aprendizaje. La universidad como Casa de Estudios de prestigio, un lugar al que habíamos sustraído, poco a poco, su carácter elitista, cede ahora ante unos difusos y complicados criterios de calidad.

Por otra parte, hemos sido testigos de unos “planes piloto” que han fracasado y llenan de incertidumbre el proceso de adaptación a los nuevos grados. Las personas que hemos tenido que sufrir los llamados “Planes Piloto” hemos visto como algunos de nuestros peores temores con respecto a la aplicación del Plan Bolonia se están cumpliendo. En primer lugar, se confirma esa concepción del estudiante a tiempo completo. Quienes debemos estudiar por estos planes pilotos nos vemos anegados por multitud de trabajos semanales que apenas dejan tiempo para cualquier otra actividad, no sólo de ocio, sino para nuestra propia autoformación de acuerdo a nuestras inquietudes. En segundo lugar, la disminución de la docencia debido a su sustitución por las prácticas, en la práctica – perdón por la redundancia – están suponiendo una merma notable en los conocimientos y el contenido de las asignaturas, merma en contenido que luego no se refleja en la exigencia que se le realiza al estudiantado en los exámenes.

No estamos en contra de la existencia de horas prácticas, no se confundan. De lo que sí estamos en contra es del establecimiento de una división rígida entre horas teóricas y prácticas igual para todas las asignaturas y todas las titulaciones. A nadie se le escapa que cada titulación o cada asignatura necesitaría de una cantidad de horas teóricas y horas prácticas distinta de acuerdo con sus propias características. Pues eso no es tenido en cuenta

Estamos conociendo los nuevos planes de estudios de los grados, y en la mayoría de las titulaciones los estudiantes nos estamos llevando una profunda decepción. Se comprueba que muchas parcelas del conocimiento simplemente desaparecen del grado. ¿Esta es la educación de calidad que se pretende?

Tenemos un temor que suponemos que será compartido también por parte del profesorado. En relación con el estudiantado que este año está realizando el primer curso ¿qué tasa de abandono habrá para el próximo curso académico? Dado que muchos estudiantes de primero están abandonando al preferir iniciar de nuevo primero cuando se implanten los grados, o simplemente abandonan definitivamente debido al agobio que les genera el nuevo sistema ¿cuánta gente cursará el próximo año el segundo curso de las licenciaturas?

Por otra parte, el Máster en Formación del Profesorado en Educación Secundaria, que sustituiría al CAP, también está recibiendo críticas de distintas facultades. Se trata de un máster demasiado centrado en cuestiones psicopedagógicas, pero apenas tiene espacio para el contenido específico de cada titulación. En principio estamos de acuerdo que un profesor no sólo debe saber, sino saber enseñar, pero ¿de qué vale saber enseñar si no tiene contenido que enseñar? Y dado que los contenidos del grado se ven reducidos drásticamente y, por tanto, la formación de quien quiera dedicarse a la enseñanza, mucho nos tememos que termine afectando muy negativamente a la calidad de la enseñanza secundaria.

Queda claro, AMEC sigue reiterando su negativa al Espacio Europeo de Educación Superior y, así mismo, nos posicionamos en contra de todos esos daños colaterales que evidencian que algunos han confundido la reforma europea con tener carta blanca para reestructurar todo, una fiebre por el cambio que pretende modificar hasta aquellas cosas que funcionan bien en nuestra universidad. El proceso de Convergencia se ha caracterizado en La Laguna, sin duda, por la promoción de un estilo, un carácter entre mediocre y totalitario que ha infectado dramáticamente a toda la institución.

7. Ruegos y preguntas.

En este punto solicitamos:

– Que se ponga en marcha un plan de reciclado y reutilización del material informático que actualmente se está desechando.

– Que se solicite al Consejo Social el cese de los miembros representantes de aquellas empresas que actualmente estén llevando a cabo expedientes de regulación de empleo (ERE ) y por tanto, destruyendo empleo en Canarias.

– La apertura de un punto de información en cada campus, y en las extensiones correspondientes de este puesto en las facultades que estén fuera de ellos ( medicina, bellas artes, náutica, turismo, etc. ), donde se suministre información sobre los distintos aspectos relacionados con la implantación del plan Bolonia tales como grado, posgrado, asignaturas, matrículas, planes de estudio, becas, optatividad, tasas, prácticas, convalidaciones y todos los cambios que conlleva dicho plan en cada una de las carreras.

– Que los estudiantes cuyo principal sustentador económico familiar se encuentre en situación de paro se vean exentos del pago de las tasas académicas.

– Que se ponga en marcha políticas de austeridad restringiendo gastos de ornato, fiestas y otros gastos protocolarios.

– Que no se permita el acceso de la policía al recinto universitario para la identificación de los estudiantes.

– La extensión como beneficiarios de Bonos de Comedor a aquellos estudiantes cuyo sustentador principal se encuentre en situación de desempleo.

– Que la ULL no implante las políticas de permanencia en los planes de estudio.

2 pensamientos en “CLAUSTRO DEL VIERNES. RESUMEN

  1. Universidad de La Laguna
    BOC – 2009/097. Viernes 22 de Mayo de 2009

    RESOLUCIÓN de 12 de mayo de 2009, sobre convocatoria de ayudas para la asistencia de representantes del alumnado de la Universidad de La Laguna a eventos de participación estudiantil para el año 2009…
    http://www.gobiernodecanarias.org/boc/2009/097/011.html

    RESOLUCIÓN de 12 de mayo de 2009, sobre convocatoria de ayudas de Bolsas de Viaje para el alumnado de la Universidad de La Laguna para el año 2009…
    http://www.gobiernodecanarias.org/boc/2009/097/010.html

  2. Pingback: Aprobada la “Normativa de permanencia” de la ULL | Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s