El drama de la financiación universitaria

 

El Gobierno de Canarias desahucia a la ULL. La Consejería de Educación pone contra la pared a Eduardo Doménech. Sin duda, el proyecto de Universidad que abanderaba el rector lagunero queda en el aire. Dicho proyecto se caracterizaba por la recuperación de las viejas infraestructuras de la Universidad (especialmente el edificio Central) y la construcción de nuevos edificios, como la ansiada Facultad de Bellas Artes en el Campus de Guajara.

Para el director general de Universidades se trata de un simple “ajuste”.

Sin dinero para infraestructuras y con los Estatutos bloqueados (de momento), el fin de etapa del gobierno Doménech no será precisamente una fiesta. Entre otras cosas, la futura inauguración de una universidad privada en La Orotava  y el acoso, explícito, que sufrieron los profesores de la ULL a manos de la Dirección General de Universidades durante la pasada huelga de docentes universitarios demuestran que el gobierno Doménech no ha contado, precisamente, con los favores de la Consejería de Educación.

El envío masivo a los docentes de un correo enfrenta a rectores y Gobierno (PDF)

El Gobierno de Coalición Canaria y del Partido Popular ha seguido viendo a la ULL como un elemento negativo y peligroso. Doménech no ha convencido a los prebostes de la política isleña de que la Universidad ya no era un problema. Aunque en lo esencial, la ULL ha silenciado la connivencia de Coalición Canaria y el Partido Popular en la gestación de la mentada universidad privada y la permanente descapitalización de la Universidad de La Laguna. En este sentido, la ULL pierde gran parte de la financiación, y sobre sus inmuebles urbanos, que representan una parte sustancial del capital universitario, pende la amenaza de la especulación urbanística (Ver: Ágoras y edificios vanguardistas en la ULL)

***

Canarias retira a la ULL el 63% de la financiación para obras en un año (La Opinión de Tenerife 29/05/10)

El plan de inversiones de la Universidad se reduce de casi 12 millones a 5,6

 

MARÍA PLASENCIA

SANTA CRUZ DE TENERIFE A finales del año pasado, el Consejo de Gobierno de la Universidad de La Laguna (ULL) aprobó, a su pesar, una reducción del plan de inversiones de un 30%. Ayer, el mismo órgano tuvo conocimiento de una nueva reducción del 33%, con lo que la disminución total para este año de la financiación para obras en la institución académica asciende al 63%.

Según explicó ayer el rector del centro docente, Eduardo Doménech, la Consejería regional de Educación y Universidades, informó a la ULL esta semana del nuevo recorte, que reduce el presupuesto para obras el presente año de los 11.992.785 euros iniciales hasta los 5.267.431 euros. El dirigente universitario mostró su preocupación por la repercusión que este recorte puede tener en las obras previstas en la ULL, “y más aún por lo que va a pasar el próximo año, especialmente con las obras que ya están en marcha”.

Según explicó el rector lagunero, tal y como ocurriera con el primer recorte del 30%, “se supone que la Consejería regional de Educación y Universidades devolverá las cantidades que nos han restado en 2013”, fecha en la que culmina el contrato-programa que rige la financiación universitaria. Además, Eduardo Doménech informó de que “estamos valorando el ritmo de las obras que están en marcha y en los próximos días tendremos una reunión con el director general de Universidades”.

“El principal temor de la Universidad es buscar una medida que aminore el impacto”, dijo el rector, quien añadió que “sobre todo porque el recorte ralentizará algunas obras, lo cual podría conllevar problemas de pagos de indemnizaciones”. Doménech aludió directamente a la construcción de la Facultad de Bellas Artes y la adecuación de las aulas a las necesidades del Espacio Europeo de Educación Superior.

El futuro de Bellas Artes

Según la partida inicial del plan de inversiones, “a la ampliación de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática se le destinaban algo más de dos millones y medio, cinco a la edificación de una nueva Facultad de Bellas Artes y el resto, a obras de mejora o nuevo equipamiento”, comentó el rector lagunero. Sin embargo, estas partidas tendrán que reajustarse, teniendo en cuenta que la ULL sólo cuenta con 5.627.431 euros.

Ante esta situación, y teniendo en cuenta los innumerables re­trasos que ha soportado la construcción de Bellas Artes, el decano de la Facultad, Alfonso Ruiz, confió en que “no se vuelva a ver afectada”. En cualquier caso, señaló que “en la firma del convenio se garantizaba la anuabilidad de los créditos para la obra y se fijaba la construcción del centro como prioritaria”.

Alfonso Ruiz añadió que, pese a los retrasos, “la obra en estos momentos va cumpliendo los plazos previstos” y aclaró que “se ha levantado ya la segunda planta y en breve se procederá al techado de la misma”.

El recorte del plan de inversiones provocó, además de la preocupación, el malestar del Consejo de Gobierno universitario, órgano que critica que “se ha adoptado unilateralmente esta merma presupuestaria” y, según informó la Universidad de La Laguna en un comunicado, se acordó ayer “elaborar un manifiesto institucional en el que se exprese al Ejecutivo autónomo tanto este malestar como la preocupación por los efectos del recorte”.

***

Dado el panorama, los rectores de las Universidades públicas canarias se lanzan, desesperados, a por las “perritas” de Botín. La banca, sin vergüenza alguna, echa el engodo.

Regidor afirma en la cumbre de México que hay que competir por el patrocinio (PDF)

El rector de la ULL pide a la ULPGC “unión” para optar a financiación (PDF)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s