Retiran los carteles de AMEC del Aulario de Guajara la víspera de las Jornadas Post-PAU

 

A estas alturas no nos sorprende que desde instancias universitarias se trate de manipular ideológicamente a los nuevos alumnos. No es el primer episodio y, de seguro, no será el último. La retirada de los carteles que los miembros de AMEC colocamos en el Aulario de Guajara se ha notado, señores del Gobierno universitario. Como se dice, coloquialmente, ha dado el “cante”. Si se retiran carteles, aunque seguiría dando el “cante”, hay que retirarlos todos.

Algunos tratan a la desesperada de borrar las huellas del único grupo claustral que se ha plantado frente a la Institución. AMEC es el único grupo que no se rinde en la lucha por una Universidad en la que los alumnos puedan defender sus derechos. A muchos les ha molestado esa campaña que realizamos la semana pasada. Una campaña en la que hemos lanzado una consigna peligrosa, subversiva y dañina para los que son tentados por el autoritarismo. Les hemos dicho a todos, sin miedo y  a viva voz: “¡Defiende tus derechos!”.

Tratan de silenciarnos

Durante la celebración de la PAU, los miembros de AMEC sufrieron coacciones para que no ejercieran su derecho a informar. No interesa una voz discrepante y crítica. No interesa que alguien plantee dudas a la legitimidad de ese Poder. Ya lo dejamos claro en la sesión del Claustro del pasado viernes 18:

La Universidad ha servido para formar a las élites destinadas a reproducir el Sistema eficientemente: la reproducción del Dominio. Una reproducción ajena a las fisuras y las contradicciones. La Voluntad de Dominio no demanda explicaciones, simplemente, se alimenta del miedo del que ejecuta y del que es ejecutado. El Dominio se alimenta de la renuncia a un pensar crítico; a un pensar crítico que es, sin duda, lo único que nos permite entrever eso que llaman LIBERTAD.

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario, consigna de futuro

No dudamos, en ningún momento, de cuales eran los objetivos de este proyecto, el legado que les dejamos a nuestros compañeros: la consigna de futuro. La consigna de la que formamos parte en cuanto proyecto orgánico, que tiene como fin último el de “quemar las naves” en defensa de una Universidad democrática.

En este sentido, les decimos a todos: frente al autoritarismo mediocre, sólo podemos reivindicar una respuesta que sea  legítima (nuestra voz colectiva) y reivindicativa (nuestra voz crítica); frente a los ataques y las humillaciones más despreciables, sólo sabremos ofrecer organización y militancia. Pero una organización y una militancia que no suponga la entrega de nuestra libertad a falsos representantes, que terminan siempre por negociar el alcance de su lucha con los que ejercen el Dominio.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s