Trabajando en las pancartas

La demagogia se hace presente en el discurso de algunos grupos dispuestos a todo por asentarse en el Claustro de la ULL. El enmascaramiento de la mayor parte de estos grupos es notorio y escandaloso. La vieja estrategia de cambiarse el nombre (el rostro) para hacer creer a la mayoría que son algo nuevo (que son otro), que son una novedad. Todo esto tiene algo de oscuro y maligno. Quieren estar a toda costa, y el balance de su trabajo a lo largo de los últimos dos años es nulo, no hicieron nada y por eso se cambian el nombre. Han fichado a algunos despistados y repiten, una y otra vez, que del viejo grupo no queda nada. La realidad es muy diferente, del viejo grupo queda mucho, posiblemente, lo peor. No han trabajado seriamente en la Universidad, puesto que sólo se han dedicado a tejer influencias.

Por nuestra parte, seguiremos trabajando por un movimiento estudiantil autónomo. Un movimiento estudiantil sin cadenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s