La destrucción de los jardines del Campus de Guajara (DOSSIER)

  

Desde principios de mes se ha desatado una nueva polémica en la Universidad de La Laguna. La construcción de un edificio en los jardines del Campus de Guajara ha provocado la indignación de amplios sectores de la comunidad universitaria. A la espera de que la nueva Vicerrectora de Planificación e Infraestructuras, Gracia Rodríguez Brito, nos conceda una reunión para tratar este tema, les dejamos con un amplio dossier sobre el asunto: DESTRUCCIÓN DE LOS JARDINES DEL CAMPUS DE GUAJARA.

 DOSSIER:

 

  • 3 de mayo. Primer texto dirigido al Rector ante el comienzo de las excavaciones en los jardines de Guajara:

 

Nuestra más absoluta sorpresa al comprobar, tras las vacaciones de Semana Santa, que se había vallado una parte de los jardines de Guajara que se encuentran delante de la Biblioteca y que en el día de hoy se ha empezado a excavar en dicha zona.

 

Nuestra más profunda indignación pues resulta incomprensible que a nuestras autoridades académicas se les haya ocurrido destruir el único espacio amplio y verde con que cuenta nuestra Universidad en el Campus de Guajara para la construcción de un nuevo edificio de la institución.

Desgraciadamente viene siendo habitual en nuestra isla que las zonas verdes, que deberían ser espacios para disfrutar de la naturaleza o un respiro entre la aglomeración de edificios, sólo sean vistos en muchas ocasiones como un solar más, disponible para una nueva edificación, todo lo contrario a los deseos de la mayoría de la ciudadanía.

 

En este caso le ha tocado el turno de esa voracidad consumidora de espacios a los jardines de Guajara, maravillosamente cuidados por el equipo de jardineros, de los que disfruta toda la comunidad universitaria, y que se han convertido además en parte emblemática de la imagen institucional de la ULL.

 

Tenemos la plena convicción de que esta obra está muy lejos del sentir de la mayoría de la comunidad universitaria. Además cuesta mucho creer que no haya otros lugares alternativos para la construcción de este edificio, incluso dentro del Campus de Guajara, que generen un menor impacto visual y paisajístico, sin que sea imprescindible destrozar un espacio singular, cortar las palmeras y mutilar de forma irreversible uno de los escasos lugares de esparcimiento del entorno.

 

Nos preguntamos ¿dónde estará el límite para no seguir edificando en los espacios verdes del Campus? Para cualquier persona resulta evidente la función esencial de este tipo de espacios. Seguramente es cuestión de tiempo que a alguien se le ocurra que el espacio sobrante es perfecto para cualquier otro edificio o para una ampliación de los aparcamientos.

 

A la altura de su vocación social ilustrada y formativa, la ULL debería mostrarse como ejemplo ante la ciudadanía de una práctica urbanística alejada de la cultura del hormigón y del estrangulamiento de los espacios verdes. Lamentablemente esta situación nos hace pensar que no es así.

Por tanto, solicitamos que urgentemente se reconsidere la pertinencia de este proyecto, llevando a cabo una paralización inmediata de las obras hasta tanto se encuentre una solución alternativa de menor impacto.

 

Enlaces: http://fsocull.blogspot.com/2011/05/iniciativa-universitaria.html

 

 

  • 4 de mayo. Respuesta del Sr. Rector:

 

Estimado/a miembro de nuestra comunidad universitaria:

Siento mucho que el inicio de las obras del edificio que albergará el proyecto Neurocog, financiado por la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, haya generado el malestar y preocupación que expresa en su escrito.

Para su tranquilidad debo informarle que si bien el vallado, para la conveniente y prescriptiva separación del terreno en el que se va a ejecutar dicha obra, resulta un tanto estridente, el espacio afectado por esta edificación no superará los 64 metros cuadrados, localizados en una de las esquinas de este amplio jardín, tal y como les señalo en la imagen adjunta. La parte ajardinada afectada por el desarrollo de las obras, así como la vegetación asociada a esta será convenientemente repuesta.

Es por lo que creo que, si bien lo ideal sería no tener que utilizar este entorno para ubicar este edificio de un alto valor estratégico y científico, las restricciones de suelo disponible y el bajo impacto ambiental que supondrá, relativizan con mucho las consecuencias visuales, paisajísticas y urbanísticas que en su escrito se exponen.

Por tanto, creo que la utilización de expresiones como “destrozar el único espacio amplio” o establecer un paralelismo con la “voracidad consumidora de espacios” que en otros ámbitos sociales se practica, resulta un tanto desproporcionado, si tenemos en cuenta que estamos hablando de una afectación, insisto, de sólo 64 metros cuadrados. No creo que ello suponga un atentado a la vocación social ilustrada y formativa de nuestra institución, ni que con este reducido edificio se esté estrangulando nuestros espacios verdes

Con todo le agradezco su preocupación y el interés que muestra por el cuidado y la protección de nuestras zonas verdes.

Un saludo cordial.

Eduardo Doménech
Rector de la ULL

 

 

 

  • 4 de mayo. Respuesta al Rector:

 

Sr. Rector,

 

Agradecemos enormemente su pronta respuesta, pero debemos seguir insistiendo en manifestarle nuestro asombro e incomprensión, más aún después de su argumentación para defender este desgraciado proyecto.

 

Justamente porque es un pequeño espacio lo que se necesita para este edificio (64m2), debería ser relativamente sencillo ubicarlo en cualquier otro rincón del campus. Y, si tenemos en cuenta las restricciones de suelo a las que se alude, incluso ocupando otra zona más aislada y con menor impacto paisajístico. Pero, sobre todo, se debería intentar no romper de forma irreversible el equilibrio de este entorno singular.

Como Usted reconoce en su mensaje, lo ideal sería no tener que utilizar este espacio y creemos firmemente que es posible alcanzar ese ideal. Creemos que hay otras alternativas para modificar el diseño actual del campus. Por ejemplo, se podría prescindir de 10 plazas del aparcamiento para el personal, que es más o menos el espacio necesario para construir este edificio, solventando así el problema sin necesidad de destrozar una parte del jardín ni de reponer posteriormente la vegetación, con el consiguiente ahorro económico.

 

Quizá es una cuestión de sensibilidad medioambiental, y puede que nuestra protesta le resulte exagerada por tan sólo 64m2. Pero es más que eso: es la reivindicación de una forma distinta de hacer las cosas, respetando el entorno y buscando soluciones inteligentes y respetuosas con el mundo, con la isla, con el lugar en el que habitamos.

 

Dada la respuesta inmediata y muy numerosa, tanto del Personal Docente como del PAS, nos preguntamos en qué órgano de la Universidad se tomó la decisión de ubicar este edificio exactamente en este lugar sin que nadie alzara una voz, no ya de oposición, sino de duda razonable sobre dicha elección, de la que nadie, por cierto, tenía noticia alguna hasta ahora.

 

Es por todo esto que solicitamos una reunión urgente con Usted en la que nos aclare esta cuestión y nos dé la oportunidad de encontrar una solución satisfactoria sobre este tema.

 

Relacionamos además las firmas recogidas hasta este momento y, esta tarde tras una sesión de formación que tenemos ahora, daremos cuenta a las personas que han firmado de la respuesta que Usted nos ha trasladado y de este último correo por nuestra parte.

 

Saludos cordiales,

 

Fátima Sainz y Paqui Rivero

 

 

 

  • 5 de mayo. Texto publicado en la web de la ULL:

 

NOTICIAS ULL

 

Guajara albergará una instalación científica dedicada al estudio del cerebro.

 

Comienza la obra del proyecto estructurante Neurocog, financiada por la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información.


El rector argumenta que se trata de un inmueble estratégico en un campus que adolece de infraestructuras científicas.

Ubicación del futuro edificio de Neurocog:

 

El estudio del cerebro y sus funciones es uno de los grandes temas científicos del siglo XXI. Las nuevas técnicas desarrolladas en los últimos años permiten registrar la actividad cerebral humana y relacionarla con el pensamiento y la conducta. Hoy sabemos mucho más sobre cómo el cerebro almacena y recupera los recuerdos, pero, sin embargo, es mucho lo que todavía ignoramos y la neurociencia cognitiva es por ello una ciencia muy dinámica.


En la sociedad canaria, tanto en las universidades, como en algunas instituciones médicas y sanitarias, hay varios grupos de neurocientíficos con una trayectoria excelente. El proyecto denominado Neurocog, para el cual ha comenzado a construirse un edificio en el campus de Guajara, pretende coordinar esfuerzos de más de cincuenta investigadores de la Universidad de La Laguna y de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y está abierto a la colaboración con otras entidades, con el fin de desarrollar grandes líneas de investigación que sitúen a los investigadores canarios en la avanzadilla internacional de las neurociencias. El proyecto tiene además una vertiente tecnológica y empresarial ya que, al establecerse una colaboración entre científicos y emprendedores, se podrán crear y desarrollar tecnologías con su consiguiente impacto económico y social.


Las grandes líneas de investigación a las que se dedicará este centro de la ULL abarcan procesos cognitivos, motrices, de lenguaje, emocionales, afectivos, e interpersonales. Las investigaciones se desarrollarán tanto con grupos de individuos con el cerebro sano, como con pacientes cerebrales o que muestran alguna psicopatología. De este modo, se podrán establecer contrastes entre el funcionamiento normal y patológico del cerebro.


El interés del estudio del cerebro no es sólo teórico, como remarca el promotor de este proyecto, el catedrático Manuel de Vega, ya que, en su opinión, “el estudio minucioso de las funciones cerebrales permitirá mejorar la calidad de vida de los pacientes cerebrales, afectados de Parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple y otras enfermedades o lesiones cerebrales y, eventualmente, desarrollar procedimientos diagnósticos y terapéuticos más eficaces”.


El edificio de Neurocog, con una superficie de 18×18 metros cuadrados, acogerá un pequeño laboratorio en el campus de Guajara donde se instalarán parte de los equipamientos del proyecto y los investigadores contratados por el proyecto. El inmueble se ha diseñado para minimizar su impacto visual y superficial, por lo que dispondrá de una sola planta, y estará situado en un extremo de una gran parcela ajardinada del campus de Guajara. Una vez terminado, se repondrá el césped y arbolado a su alrededor.


Pese a las críticas recibidas por miembros de la comunidad universitaria acerca de la idoneidad de la construcción de este edificio en la zona ajardinada de Guajara, en el entendido de que elimina una parcela de espacio verde, el Rectorado considera que su construcción, prevista en las directrices presupuestarias llevadas a Consejo de Gobierno en noviembre de 2009, órgano competente en la materia, tiene enormes ventajas.


Por un lado, no es necesario adquirir el terreno, puesto que ya pertenece a la Universidad de La Laguna, y, por otro, su proximidad a la Facultad de Psicología permitirá un uso óptimo por parte de todos los investigadores del campus que estén implicados de algún modo en el proyecto.


Neurocog fue además publicado en el Perfil del Contratante de la web institucional el pasado 21 de enero, para su correspondiente licitación pública. Pocos días después varios medios de comunicación se hicieron eco de la inminente construcción del edificio en Guajara.

 

 

 

  • 9 de mayo. Correo remitido al Sr. Rector por los defensores de los jardines del Campus de Guajara:

 

Sr. Rector,

Puesto que hasta el momento no ha sido posible mantener con usted la reunión solicitada, y después de leer la noticia colgada en la web de la ULL el día 5 de mayo, queremos aclarar lo siguiente:

En ningún momento en nuestros mensajes de protesta hemos cuestionado el proyecto Neurocog. Como miembros de la comunidad universitaria y de la sociedad canaria, sólo podemos alegrarnos y apoyar absolutamente este proyecto y cualquier otro que impulse a la Universidad de La laguna en el camino de la excelencia investigadora y docente.

Lo que sí queremos proponer es que se investigue el procedimiento seguido en este caso y si se ha contado con todos los informes técnicos requeridos para adoptar este tipo de decisiones. Aún nos cuesta entender cómo se ha elegido esta ubicación existiendo otras alternativas posibles de mucho menor impacto e incluso la posibilidad de ubicarlo en espacios ya construidos si se hiciera una gestión más eficiente y racional de los mismos.

Vemos con esperanza que esta mañana de lunes no hay máquinas en la obra y que todo parece estar paralizado. No es muy habitual en estos tiempos que corren que responsables políticos rectifiquen una decisión adoptada y por eso queremos expresar nuestra satisfacción por la medida y hacer público reconocimiento de esta actitud. Señor Rector parece que efectivamente en esta ocasión se está escuchando a la comunidad universitaria y lo agradecemos.

Para finalizar, proponemos a la comunidad universitaria y a sus representantes que se promueva una resolución del Claustro de la Universidad para garantizar de forma permanente la integridad de las escasas zonas verdes y ajardinadas con que cuentan las instalaciones de la Universidad de La Laguna y que estas parcelas dejen así de ser consideradas “potencialmente edificables” o bien la aprobación de un plan director de gestión de los campus y edificaciones de la misma.

Fernando Rodríguez Junco

Fátima Sainz Sainz

 

 

  • 13 de mayo. Correo remitido a los firmantes del escrito de protesta después de la reunión mantenida, el día 10 de mayo, con el Rector y don Antonio Rodríguez:

 

 

Comunicamos a todas las personas firmantes del escrito de protesta sobre la construcción en los jardines de Guajara y al conjunto de la comunidad universitaria lo siguiente:

1º) En la reunión mantenida el martes 10 de mayo, con el Sr. Rector y el jefe de su gabinete, el profesor Antonio Rodríguez se nos informó

de que el acuerdo sobre la construcción del edificio del Proyecto Neurocog fue adoptado en una sesión del Consejo de Gobierno (estas

sesiones se graban y las han escuchado para poner esto en nuestro conocimiento). Según ellos, fue una información verbal del Vicerrector consistente en informar de que el emplazamiento del edificio sería en el Campus de Guajara, cerca de la biblioteca. Sin embargo, todavía la Secretaría General no nos ha facilitado por escrito dicho acuerdo tal como solicitamos.

2º) Se nos argumentó también que entienden que, en cualquier caso, la decisión sobre la ubicación final del edificio, aunque no fuera adoptada en Consejo de Gobierno, es en última instancia potestad del Consejo de Dirección y que fue éste el órgano que la tomó. En este sentido aludieron a que contaban con un informe de la Asesoría jurídica de nuestra universidad que avala este extremo.

3º) No obstante, ante la oposición mostrada por parte de la comunidad universitaria, han decidido buscar emplazamientos alternativos que cumplan con las condiciones requeridas de extensión y de viabilidad para la construcción del edificio. En esta línea, empezarían en los días siguientes a nuestra reunión, a hacer las catas necesarias en los terrenos alternativos (descartado el aparcamiento, el lateral de la biblioteca donde hay un drago -que sigue siendo parte del jardín y además no cuenta con las dimensiones adecuadas-). A día de hoy aún no tenemos noticia alguna de que se haya encontrado emplazamiento alternativo.

4º) Manifestaron la gran importancia de este proyecto de investigación, que ya va retrasado y debe estar ejecutado antes del 30 de junio, por lo que dejaron muy claro que si no se encontrara otro lugar viable y se pusiera en riesgo la subvención obtenida de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, se retomaría su construcción, ahora paralizada, en el lugar ya vallado del jardín.

5º) Ante nuestras preguntas indicaron también que la obra cuenta con la correspondiente licencia municipal, aunque no nos la mostraron, y que entendían que se había suministrado información a la comunidad universitaria sobre su ubicación, ya que se publicó una noticia en la prensa el día 29 de enero de 2011 donde se anunciaba literalmente que “el proyecto estará cerca de la Biblioteca”, a lo cual argüímos que hablar de proximidad a la biblioteca no tenía que significar en ningún caso que se tratara de la zona más amplia y continuada de los jardines de Guajara.

6º) Para terminar, pensamos que hace falta algo más que información verbal sobre cuándo, cómo y dónde se ha tomado verdaderamente la decisión sobre la construcción de este edificio en ese emplazamiento concreto. Hay otras versiones también en forma verbal que contradicen lo que se nos ha manifestado en esta reunión y que apuntan a que las referencias en Consejo de Gobierno a los espacios para el proyecto Neurocog estaban vinculadas a otros espacios del Campus de Guajara.

7º) Resulta cuando menos sorprendente que la decisión final sobre la gestión de las infraestructuras y el emplazamiento de los edificios en nuestra Universidad no sea en todos los casos competencia del Consejo de Gobierno, y que resulte tan sencillo convertir en suelo edificable una zona verde que suponemos que figura como tal en el PGOU de La Laguna.

8º) Consideramos necesario para garantizar una auténtica transparencia en la gestión universitaria, que todos los acuerdos que se tomen aparezcan por escrito y sean accesibles a toda la comunidad universitaria. En este sentido, hacemos un llamamiento a todas aquellas personas que representan en los órganos de gobierno de la ULL a los distintos sectores de la comunidad universitaria a que, más allá de la opinión que pueda merecerles esta protesta en torno a la integridad de los jardines de Guajara, sí velen por dicha transparencia y por una toma de acuerdos en el seno de nuestra Universidad que sea realmente democrática, sensata y consensuada en la medida de lo posible.

9º) Finalmente, tal y como manifestamos al Sr. Rector, desde la lealtad que mantenemos con la institución pero también desde el derecho que nos asiste en una institución democrática a expresar la discrepancia, seguiremos considerando un tremendo error la ubicación elegida para esta obra y así lo seguiremos manifestando en todo momento.

Saludos cordiales,

Paqui Rivero, Fátima Sainz, Fernando R. Junco, Liti García-Ramos

 

 

  • … mayo. Correo que comienza a recibir el profesorado con una recogida de firmas promovida por el director del proyecto NEUROCOG, Manuel de Vega:

 

Te ruego difundas el mensaje incluido más abajo entre los compañeros de tu Instituto. Te agradezco de antemano tu colaboración.

Un cordial saludo, Manuel

Estimada/o miembro de la comunidad universitaria,

 

Hace dos semanas se inició la construcción de un edificio de laboratorio de Neurociencia Cognitiva en el campus de Guajara. Desgraciadamente, casi de inmediato se paralizó la obra debido a la oposición de un grupo reducido de miembros de la comunidad universitaria. Para aquellos que creemos que la investigación científica debe ser una prioridad máxima de la ULL y que hay que romper con las pesadas inercias del pasado, la situación es cuando menos sorprendente y frustrante. ¿Cómo se puede anteponer 350 m2 de césped (en una superficie verde de varios miles de m2) a la construcción de una infraestructura científica? Por favor, si sientes el mismo desconcierto que nosotros léete el siguiente enlace y, si estás de acuerdo, contribuye con tu firma.

 

¡¡POR FAVOR, DIFUNDE ESTE MENSAJE ENTRE TUS COMPAÑEROS!!

 

Gracias por tu atención.

 

Un cordial saludo,

Manuel de Vega

Director del Proyecto Estructurante NEUROCOG

 

CIENCIA VERSUS CÉSPED

Después de casi un año de retrasos administrativos se ha iniciado la construcción de un pequeño edificio de laboratorio para el proyecto estructurante NEUROCOG, en el campus de Guajara. Dicha obra cumple todos los requisitos técnicos y legales del Ayuntamiento y de la propia ULL. NEUROCOG ha sido financiado por la ACIISI con fondos FEDER, y la ULL cofinancia la construcción. El proyecto es en realidad una red neurocientífica que implica a más de 80 investigadores de varias facultades de la ULL. NEUROCOG incluye la adquisición de equipamientos avanzados para el estudio de la actividad cerebral humana en individuos sanos y pacientes cerebrales, y ha contratado 9 investigadores doctores altamente cualificados. Tanto los equipamientos como los investigadores necesitan urgentemente que se culmine el edificio para que puedan desarrollarse sus funciones normalmente. Sin embargo, tras apenas 2 semanas, las obras del edificio se han paralizado, debido a las quejas de algunos miembros de la comunidad universitaria, que rechazan su ubicación sobre un área de césped. Ante esta grave situación los firmantes de este documento, también miembros de la comunidad universitaria, manifestamos lo siguiente: 1. La construcción de un edificio destinado a las investigaciones del cerebro en la ULL debería ser una buena noticia para la comunidad científica universitaria. Como miembros de ésta, nos sorprende la oposición a crear dicho centro precisamente en el campus de Guajara, donde se dispone de más espacio que en cualquiera de los otros campus. En todas las universidades del mundo (y en otros campus de la propia ULL) es práctica habitual y plenamente justificable edificar dentro del propio campus, a medida que aumentan las necesidades docentes e investigadoras. 2. La reubicación del edificio en otras posibles zonas, que se ofrecen como alternativa, no es idónea ni desde el punto de vista funcional ni estético. Además, supondría un retraso que pone en riesgo la continuidad del proyecto, ya que la subvención externa debe estar justificada en el mes de junio de 2011. 3. El impacto visual del edificio es muy escaso, apenas 325 m2 en una superficie verde de unos 4000 m2. Además, el edificio es de una sóla planta de modo que no competirá visualmente con la biblioteca u otros edificios aledaños. Por tanto, no consideramos que la ubicación del edificio de NEUROCOG en Guajara suponga una degradación del entorno. 4. Lo que verdaderamente está en juego son las prioridades de la ULL, en un momento histórico en que se pretende desarrollar el Campus de Excelencia. Para ello es esencial potenciar la actividad científica de los miembros de la universidad, favoreciendo la entrada de recursos externos y facilitando las estructuras necesarias para su desarrollo. La ACIISI, el Gobierno de Canarias y cualquier otra entidad patrocinadora de la investigación, difícilmente comprenderán los motivos aducidos para obstaculizar una obra que está destinada a promover la producción científica de calidad y la formación de jóvenes investigadores, con el consiguiente retorno social en la comunidad canaria. La misma incomprensión podría mostrar la opinión pública, en caso de que se divulgase esta situación. Por todo ello, solicitamos al SR. RECTOR la reanudación urgente de las obras del edificio de NEUROCOG en la ubicación prevista. Ésta resulta idónea desde el punto de vista funcional y contribuye a reforzar la imagen de Guajara como campus de investigación. Si estás de acuerdo firma poniendo tus datos más abajo. Para ver el listado de firmantes: https://spreadsheets.google.com/ccc?key=0AiZc98WulZmFdElRZEZzMk9VVmhwdXprTFhHMXRZNnc&hl=en&authkey=CJvX4dwD

 

  • 16 de mayo. Respuesta al escrito del profesor de Vega:

 

El mensaje enviado por Manuel de Vega, principal impulsor del proyecto Neurocog, simplificando el debate suscitado estos días a propósito de la ubicación del edificio que albergará dicho proyecto a un escueto “Ciencia versus césped” supone una decepción para quienes desde el principio hemos defendido que la integridad de los jardines del Campus de Guajara no tiene por qué entrar en contradicción con la vocación investigadora de nuestra Universidad.

 

La excelencia científica que todos presuponemos al Proyecto Neurocog, como a cualquier otro proyecto de investigación de la ULL, no tiene que estar reñido de ningún modo con un ordenamiento racional de los espacios en la universidad y, particularmente, con el respeto y conservación de los escasos espacios verdes con que cuentan nuestros campus. Tampoco debe ser un argumento para impedir que los miembros de la comunidad ejerzamos nuestro derecho a exigir que las decisiones de la Institución cuenten con un mínimo marchamo de legalidad, transparencia y consenso, y creemos que esto no se ha producido en este caso . Hacer pasar por simples agentes contra el progreso científico a quienes discrepan de manera fundamentada de una decisión con evidentes visos de haber sido adoptada de manera apresurada y por un procedimiento cuando menos confuso, no parece la mejor manera de defender una postura seguramente legítima, si no fuera porque se muestra escasamente respetuosa con quienes discrepan.

 

Insistimos en que la elección de cualquier otro espacio disponible del Campus de Guajara hará posible que el respeto por los valores funcionales, estéticos y medioambientales de los jardines convivan sin conflicto alguno con el progreso científico, misión fundamental de nuestra Institución. Y con ese convencimiento seguiremos hasta donde sea necesario.

 

Paqui Rivero, Fátima Sainz, Fernando R. Junco, Liti García-Ramos

 

 

La solicitud que hicimos a la Vicerrectora (16/05/11)

La solicitud que hicimos a la Vicerrectora (16/05/11)

 

 

 

17 mayo. Comunicado del grupo claustral PROGRAMA a la comunidad universitaria:

 

La Universidad de La Laguna vive en estos momentos un proceso que invita a reflexionar sobre nuestros valores y sobre los mejores métodos para conseguir nuestros fines. Se trata de la construcción de un edificio de 350 metros cuadrados en una zona de césped cercana a la biblioteca del campus de Guajara. Según la ubicación inicialmente proyectada dicho edificio se levantaría al lado del habitáculo del vigilante que controla la entrada al Campus por el paseo que conduce a la Biblioteca, frente al aparcamiento situado junto a la cafetería de Guajara. El recinto está actualmente vallado y por lo tanto es fácilmente reconocible para quienes se muevan por ese entorno.

 

La construcción de este edificio se ha hecho posible gracias al apoyo financiero de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información al proyecto Neurocog impulsado por un grupo de investigación integrado por miembros de la Facultad de Psicología. El grupo claustral PROGRAMA se congratula del apoyo recibido por dicho proyecto, que supone un merecido reconocimiento a la excelencia científica de un prestigioso grupo de investigación. La inversión conseguida permitirá aumentar nuestras infraestructuras científicas en un momento altamente restrictivo para la financiación universitaria.

 

Creemos, sin embargo, que el emplazamiento inicialmente proyectado para la construcción del edificio no sólo no es el más idóneo, sino que resulta totalmente desaconsejable. El Campus de Guajara fue concebido y diseñado como una unidad que integra valores funcionales, medioambientales, paisajísticos y estéticos. Cualquier  actuación constructora en el mismo debe ir precedida por un cuidadoso proceso de reflexión, información y consulta, a fin de no perpetrar acciones que resulten irreversibles en sus efectos. La Universidad de La Laguna dispone de otros espacios donde construir el edificio proyectado, incluso dentro del mismo entorno de Guajara. Sería bueno que se escuchase a quienes tuvieran algo que aportar en este sentido.

 

No se trata, pues, de anteponer 350 metros cuadrados de césped a la construcción de una infraestructura científica. Se trata más bien de que la nueva edificación no constituya el inicio de un proceso que lleve a amontonar en el campus edificaciones sin orden ni concierto, destruyendo así su singularidad y estética. Para ello es necesario contar con un plan director de este Campus y de todos los demás espacios universitarios, lo que permitiría el desarrollo armónico y sostenible de las futuras infraestructuras.

 

Consideramos, finalmente, que lo ocurrido con la infraestructura que aquí nos ocupa, pone en evidencia un desaconsejable estilo de gobierno. La acción por la acción, en aras de una falsa eficacia y sin la conveniente reflexión previa; la falta de transparencia, suplida por escasas y confusas informaciones; la inexistencia de un adecuado proceso de consulta a la comunidad universitaria; la sorda demonización de quienes legítimamente discrepan, bajo la acusación de estar condicionados por pesadas inercias del pasado; y la contaminación electoral a que se ha visto sometido este proceso, no son para PROGRAMA formas aceptables de gobierno.

 

Apoyamos a Neurocog, deseamos ver resuelto satisfactoriamente su aspiración a un edificio a la altura de sus ambiciones científicas, pero reclamamos más respeto para los valores mediambientales del campus, en su más amplio sentido. Y defendemos, por supuesto, otros modos de gobierno. Porque en democracia todos contamos.

 DESTRUCCIÓN DE LOS JARDINES DEL CAMPUS DE GUAJARA (DOSSIER)

 

 

8 pensamientos en “La destrucción de los jardines del Campus de Guajara (DOSSIER)

  1. Pues yo he apoyado la petición de ayuda del Dr. de Vega (era de esperar, ¿verdad?).

  2. Pues claro, antiamec. Ya se sabía. Se leía tu nombre entre los “abajo firmantes”. Por cierto, vaya cuadrilla¡ Gúardame un cachorro¡ La gente que está allí -los beneficiados y amigotes- no llama la atención, ahora, ¿cúantos profes significativos de esa facultad no están? Un error de Vega y co. con su escritito es hacer patente lo poco seguido y apoyado que es ese proyecto en su mismo entorno. Domenech les va a dar la patada y echarlos del sitio privilegiado que querían tener; los va a mandar a algún recoveco discretito en el que no se les note mucho. Por cierto, ¿de vega y esposa no están ya más bien en edad de jubilación? ¿Cúando va a haber un sitio para nosotros, los jóvenes?

  3. CHANO: recuerda que todos, si tenemos suerte, llegamos a viejos. Y no por ser viejos, tenemos menos valor que los jóvenes. Ojalá llegues a viejo y puedas ejercer tu trabajo sin que un “jovenzuelo” te acuse de ocupar su puesto de trabajo.

  4. Mira, Anti, estoy presuponiendo -igual es mucho suponer- que eres alguien con cierto grado de formación, aunque no lo parezca. Si es así, sabrás leer y alguna cosita más. Yo no digo que los viejos tengan menos valor (sólo el necio confunde valor y precio) ni dignidad personal. Ahora bien, desde la perspectiva laboral, hay unas edades fijadas para la jubilación. Pregúntate porqué. Por otro lado, es un hecho bien conocido y constatado que allí donde la creatividad y la imaginación juega un papel esencial (como ocurre en la ciencia) los grandes rendimientos, los descubrimientos y aportaciones decisivos, se producen en edades más bien temprana. Las excepciones, son eso: excepciones. Y no creo que sea el caso del tal de vega. ¿Qué idea luminosa cabe esperar de alguien que dice que Amec es la bestia? Lo único que indica eso, unido al texto vergonzoso que está en el dossier, es, más bien, agotamiento y deterioro cognitivo. Pero, bueno, en fin, ¿qué más da? Nadie es tan ingenuo como para esperar que el susodicho instituto aporte algo decisivo a la humanidad y, si consiguen dar trabajo a sus lacayos, pues bueno, que con su pan se lo coman….

  5. Está claro: la oposición a la construcción del edificio Neurocog no se basa en la defensa de un terreno de césped, ni la preservación de un diseño arquitectónico. No, más bien es algo personal contra el Dr. de Vega (que esta es la forma correcta de citar al investigador principal del proyecto NEUROCOG).
    Yo, que tú Chano, y muchos otros opositores, me haría ver, justamente por un psicólogo: la envida y la ira no son buenas asesoras. Es mucho más eficaz la competencia y la persistencia en la tarea, con una motivación de logro cuyas metas sean susceptibles de ser logradas. Por cierto, las fuentes científicas de las que has aprendido, Chano, tantas cosas sobre creatividad e imaginación, deben estar muy sesgadas hacia la izquierda y no deben tener ni un ápice de rigor científico ni en la propuesta de hipótesis, ni en el diseño de la investigación, ni en la selección de las variables a estudiar, ni la muestra en la que estudiarlo. Ojalá que cuando cumplas 60 años “no tengas el deterioro cognitivo que le achacas al Dr. de Vega (que no lo tiene, por cierto), y por extensión, a todos los trabajadores del mundo “mundial” y “planetario”.

  6. Coleguita, está claro, lo tuyo es comenzar por la lecto-escritura, again. Aprende a entender lo escrito -luego, mucho más tarde, podrás entender y explicar cómo funciona el conocimiento.
    Yo no conozco de nada a ese señor -difícilmente podría tener algo “personal” con ni contra él.
    Cuando me envías a un psicólogo, incurres en una ofensa grave hacia mí, que el moderador debería sancionar, aunque le pido encarecidamente que no lo haga por que no me gustan los censores, ni los castigadores, ni los acusadores, ni los chejicas; y, la verdad, Anti, para defenderme de alguien como tú me basto con una mano atada. ¿Por qué es tan grave esa ofensa? Primero, porque pones en cuestión mi salud mental -y eso es lo último que se debe hacer con alguien con quien discutimos. Segundo, porque me crees tan idiota como para ponerme en manos de alguien como averito o que haya corrido el riesgo de ser alumno suyo; y es que, dado el nivel demostrado por esa facultad, recurrir a un profesional que haya tenido el más minimo roce con ella sería propio de imbéciles. Así que no te preocupes, si algún día lo necesito, me buscaré un psiquiatra, alguien que al menos haya estudiado decentemente la fisiología, la anatomía del cerebro y alguna otra cosa útil.
    En fin, cuando sea un viejanco de 60 años, si llego allá, lo único que pido es ser como mis padres: activo, divertido y con una apasionada vida sexual. Lo que no voy a pedir es convertirme, de repente, en un genio del ajedrez o de las matemáticas

  7. Ay chanito chanito. Tú te lo pierdes si no quieres ser un genio, de repente, del ajedrez o de las matemáticas. No sabes cómo se disfruta jugando y/o resolviendo problemas. Chanito chanito, que preocupadito me dejas: tan divertida como debe ser para tí la vejez a la que llamas viejanquez…. Qué dominio del lenguaje, y qué capacidad para entenderlo, pero lo que yo no entiendo es por qué te ofendes, si solo te he dicho que envidia e ira es lo que tú sientes.
    Voy a continuar estudiando las obras completas que me recomendas en el siguiente post. Soy muy aplicado y obediente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s