La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) desea transmitir su total apoyo a la activista por los derechos humanos Rosy Cubas, en huelga de hambre desde el pasado 28 de febrero.

Si permitimos que Rosy muera, estaremos demostrando que Canarias ha tocado fondo y que todas nuestras esperanzas están podridas.

AMEC hace suyas todas las reivindicaciones de Rosy Cubas, considerando como principales responsables de su sufrimiento a los políticos canarios. El dolor de Rosy Cubas es el dolor del pueblo canario. Es el dolor y el sufrimiento de una sociedad engañada y desposeída por los políticos. En Canarias se pasa hambre, se sufren miserias de todo tipo y muchas personas, demasiadas, son víctimas de negligencias y mala praxis.

Rosy_14

Desgraciadamente, el “enchufismo” y el “compadreo” se han generalizado de una forma indecente.  Hay toda una red de favores y “mangoneo”, un mundo de auténtica colocación laboral para gerentes, políticos y, cómo no, para los jóvenes aprendices de político y futuros gestores de la “cosa pública”. Mientras el suelo se hunde bajo nuestros pies, el mundo de las prebendas, amiguismos y enchufes sigue funcionando. Al mismo tiempo que algunos se han dedicado a predicar que no hay dinero, que la crisis nos ha dejado sin recursos, el nivel de vida de los políticos (y demás subespecies de gestores y gerentes) se mantiene. En medio del desmantelamiento de los servicios públicos, se sigue reproduciendo la colocación y recolocación de los adictos al Sistema.

No nos cansaremos de reclamar dignidad para nuestro sufrido pueblo. Dignidad, trabajo y libertad. Que no nos confundan con falsos discursos sobre nuestra condición de ciudadanos de pleno derecho, la realidad es que estamos desposeídos de todo eso. No somos nada frente a la máquina de devorar y triturar que los políticos alimentan con nuestra carne. Hacinados en barrios sin servicios públicos; amontonados en hospitales sin recursos ni personal suficiente; y perseguidos cuando alzamos la voz. En definitiva, un panorama desolador. Y mientras, Rosy, cargando con nuestro dolor y sufrimiento, entrega su vida en una cama de hospital. Y aunque valoramos profundamente su entrega, deseamos que Rosy no continúe con su huelga de hambre porque la necesitamos. Ahora más que nunca necesitamos a Rosy Cubas.

Rodeados de tanta inmundicia y degeneración, nuestra lucha demanda los corazones más puros y bravos. Si permitimos que Rosy muera, estaremos demostrando que Canarias ha tocado fondo y que todas nuestras esperanzas están podridas.

¡Por una sanidad digna, gratuita, universal y de calidad!

¡Tod@s somos Rosy Cubas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s