Educación prevé pagar las becas dos meses antes de lo habitual [El Día 23/08/2014]

La convocatoria se lanzará el uno de septiembre al desvincularse de la del Ministerio Las ayudas primarán la residencia en islas periféricas y podrán tramitarse digitalmente.

becas detalles

Falta poco más de una semana para que los estudiantes universitarios de Canarias puedan solicitar sus becas. En lugar de esperar a que el Ministerio de Educación convoque y resuelva sus ayudas -como se hacía hasta ahora debido a la incompatibilidad entre ambas-, el Gobierno regional ha decidido adelantar su convocatoria, lo que permitirá a los beneficiarios empezar a cobrarlas dos meses “o más” antes de lo habitual, aseguró ayer el consejero de Educación, José Miguel Pérez, quien presentó en Las Palmas de Gran Canaria las novedades de las becas autonómicas para este curso.

El cobro de las becas experimentó un histórico retraso en el curso 2011-2012 como consecuencia de la desaparición -decidida en la anterior legislatura por el entonces consejero de Economía, José Manuel Soria- de Proeduca, la fundación que se encargaba de gestionarlas. En los dos cursos siguientes fue el retraso en la convocatoria estatal la que motivó las demoras.

El plazo de solicitudes para este curso se extenderá hasta el 1 de octubre y, por primera vez, los estudiantes dispondrán de la oportunidad de presentarlas digitalmente, con lo que “un alumno podrá hacerlo todo sin entregar ni un solo papel”, explicó Pérez como ejemplo de la “simplificación” de la convocatoria.

En esta ocasión, Educación tendrá en cuenta la “doble insularidad”, de modo que los peticionarios residentes en las islas no capitalinas serán “primados” mediante la introducción de un factor de corrección en los criterios de renta exigidos para las ayudas.

El consejero destacó que, a diferencia de los becarios del Ministerio, los de la Comunidad Autónoma “saben de entrada lo que pueden aspirar a cobrar sin necesidad de hacer polinomios”, comentó irónicamente en referencia a la cuantía variable que, en función de diferentes factores, perciben los beneficiarios de las ayudas estatales.

También recordó Pérez que Canarias no ha seguido la estela del Ejecutivo central y ha mantenido en un 5 la nota mínima para que los nuevos universitarios disfruten de la exención del pago de la matrícula -el Ministerio de Educación la fija en el 5,5- y tampoco ha subido hasta el 6,5 el requisito académico para recibir una beca compensatoria.

Estas diferencias entre las dos convocatorias se plasman, resaltó José Miguel Pérez, en que el número de becas concedidas por el Gobierno autonómico no ha dejado de crecer en los últimos años -3.487 en el curso 2012-2013-, mientras que las del Estado han descendido -11.808 frente a 12.565, aunque en el curso 2011-2012 habían aumentado. La tendencia al alza de las ayudas de la Comunidad Autónoma se acentuó en el curso pasado, cuando se otorgaron 5.383, un 54% más que en el anterior.

A la hora de abonar las ayudas, la Consejería de Educación detalla que tendrán prioridad las de matrícula -que en rigor no supone la entrega de dinero, sino la exención de pagar las tasas y el ingreso de las cantidades a las universidades-, seguidas de las de cuantía fija y de las de residencia y transporte. En cualquiera de las modalidades tendrán preferencia los solicitantes con rentas familiares más bajas.

Los fondos para becas del próximo curso serán, previsiblemente, los mismos consignados para el anterior, 10,7 millones de euros, una cantidad que puede engordar en función de cómo se presenten los presupuestos del Estado y de la Comunidad Autónoma.

En paralelo a las facilidades introducidas en la convocatoria de ayudas al estudio, la Consejería -de acuerdo con las universidades canarias- ha congelado las tasas de las primeras matrícula y abaratado las segundas, terceras y cuartas en un 10%, un 20% y un 25%, respectivamente. Pérez confió en que ambas medidas repercutan en un incremento del alumnado universitario. De hecho, sostuvo que la política de becas ha contribuido ya a ello, aunque, reconoció, “no es la única causa”.

Habrá fondos para estudiantes con dificultades sobrevenidas

El Gobierno de Canarias ha asumido este año la matrícula de unos 2.000 universitarios cuya situación económica se había deteriorado de forma significativa durante el curso y que no podían hacer frente a las tasas. El consejero de Educación, José Miguel Pérez, afirmó ayer que en el curso que está próximo a iniciarse su departamento tiene prevista la misma medida, para la que empleó el remanente de las becas.

Otra iniciativa que el Ejecutivo pretende reeditar si fuera necesario es el pago de las tasas de la PAU o del título de Bachillerato, o de ambas cosas, a los estudiantes cuyas familias se encontraban con dificultades financieras para hacerse cargo de estos trámites. Alrededor de 700 alumnos se beneficiaron de esta medida en el curso 2013-2014. El dinero necesario para afrontarla salió de la liquidación de dos fundaciones públicas, una de ellas, precisamente, la que hasta hace poco gestionaba las becas, Proeduca.

Pérez se refirió a esta actuación como una muestra del “esfuerzo” realizado por el Gobierno canario en contraposición al “desaguisado” que, a su juicio, ha cometido el Ministerio con sus políticas de becas, cuyo presupuesto ha reducido en un 10%, dijo en declaraciones recogidas por Efe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s