8 de marzo: Universitarias en Lucha (MANIFIESTO)

10408679_721959214592460_1366571408550835412_nLa Universidad se vende a la sociedad como una institución donde gobierna el respeto, la igualdad y los principios democráticos, considerándose como un espacio idealizado, a la vanguardia de los avances sociales. Sin embargo, lo cierto es que en el espacio universitario se reproducen y reflejan todas las deficiencias sociales, tales como la desigualdad y la degradación de principios democráticos básicos.

La desigualdad de género en la Universidad de La Laguna es una lacra social imperante en la institución académica. Los órganos de gobierno están compuestos mayoritariamente por hombres, al igual que los puestos de dirección de los diferentes centros y departamentos. Las mujeres siguen siendo minoritarias en los órganos de poder patriarcales que gobiernan la Universidad de La Laguna. Una institución que sigue recogiendo la dinámica androcéntrica de la ciencia.

El acceso de las mujeres a la ciencia y a la tecnología es extremadamente desigual. Las pautas sociales marcadas para las mujeres en pleno siglo XXI siguen privilegiando estudios enfocados a la maternidad. En la Universidad de La Laguna el 80% de las mujeres se encuentran concentradas en carreras como Pedagogía, Magisterio o Enfermería, frente al 90% de los hombres que se encuentran en carreras como Informática o Náutica. Estas diferencias suponen el desplazamiento de las mujeres de ciertos sectores científicos y el monopolio de los hombres sobre la tecnología, fuente de poder en el sistema capitalista actual.

Otra lacra social extremadamente preocupante, y que continúa presente en la Universidad de La Laguna, es el acoso sexual y el acoso por razón de sexo. La desigualdad de género imperante en la institución ampara actitudes de violencia machista, de coacción y de discriminación. Son pocas las estudiantes que se atreven a denunciar los hechos debido, en gran parte, a la esfeigualdad AMEC2ra del miedo y a la desigual relación entre estudiantes y profesores. Además, las autoridades universitarias tienden a esconder el delito en nombre del “prestigio de la universidad” convirtiéndose en cómplices de la violencia y en garantes del patriarcado. El acoso sexual en la universidad afecta a la persona que lo sufre, a sus relaciones sociales, a sus relaciones personales, así como a su salud y a su desarrollo profesional.

Desde la Comisión de Igualdad de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) consideramos que es indispensable crear o desarrollar herramientas y mecanismos efectivos, que permitan luchar contra este tipo de prácticas y actitudes machistas en la Universidad de La Laguna. El acoso sexual y el acoso por razón de sexo son dos grandes lacras sociales y es necesario combatirlas a través de la educación y de la concienciación de los estudiantes. Nelson Mandela decía que la libertad no puede ser conquistada si no se libera a las mujeres de toda forma de opresión. Liberemos también a las universitarias del acoso, de la discriminación y de la falta de oportunidades en el desarrollo de su actividad profesional.

Porque todos los días son 8 de marzo.

Porque si nos tocan a una, nos tocan a todas.

COMISIÓN DE IGUALDAD DE LA ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO (AMEC)

MANIFESTACIÓN: Domingo 8 de marzo, a las 12:00, desde: Plaza de la Concepción, La Laguna 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s