AMEC denuncia que el Gobierno de Canarias olvida que la pobreza también afecta al colectivo estudiantil

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) denuncia la “precariedad” que rodea el mundo estudiantil, y el “profundo desinterés” que existe por parte de las diferentes administraciones a la hora de abordar esta situación. Para AMEC, el estudiantado -como colectivo que demanda una atención específica- se convierte en el gran olvidado de las políticas sociales, y los partidos políticos, administraciones e instituciones educativas no tienen en cuenta sus necesidades.

AMEC advierte que la pobreza afecta al rendimiento académico y provoca el abandono de los estudios. Asimismo, no dudan en señalar que “estudiar en Canarias es más complicado que en otras partes del Estado y de la Unión Europea”. En este sentido, los estudios postobligatorios se convierten, muchas veces, en “un lujo difícil de asumir en las Islas”.

El rendimiento académico debe tener una lectura socioeconómica

Las Universidades canarias son las de menor rendimiento del Estado y las segundas en abandono. La tasa de rendimiento de las dos universidades canarias es de un 72,3% frente a las de mayor éxito académico, situado en un 86,6%. El porcentaje de abandono de la ULL, según datos publicados en febrero de este año, es del 24,1 %, el noveno más alto sobre un total de 74 universidades. Mientras que la ULPGC ocupa el puesto número 15, con un 21% de tasa de abandono. En lo que se refiere a la tasa de idoneidad -el porcentaje de graduados en el tiempo teórico previsto-, Canarias también registra los valores mínimos de cumplimiento. Para AMEC, estos datos deben tener también una “lectura socioeconómica” y no exclusivamente académica. En ese sentido, la representación estudiantil considera que “se debe vincular el éxito o el fracaso en los estudios a las condiciones sociales y económicas que padece, día a día, el alumnado”.

Inserción laboral

En lo que a la inserción laboral se refiere, AMEC señala la “explotación” que rodea a las prácticas obligatorias en empresas, fundaciones, ONG y administraciones públicas, y las “dificultades” que sufren los egresados a la hora de insertarse laboralmente. Esto convierte al estudiantado y a los egresados “en el mejor exponente de lo que hoy se conoce como precariado”; se debe tener en cuenta que en Canarias se sufre la tasa de inserción laboral más baja en relación al número de alumnos y alumnas que terminan sus estudios. Estos datos constatarían para AMEC: “el fracaso de las políticas y planes destinadas al fomento del empleo juvenil por parte del Gobierno de Canarias”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s