AMEC se felicita por la primera resolución judicial favorable a los estudiantes expedientados [Nota de prensa]

El juzgado suspende cautelarmente las sanciones impuestas a los alumnos de AMEC

El Juzgado de lo contencioso administrativo ha suspendido cautelarmente las resoluciones del rector de la Universidad de La Laguna, que sancionaban a los alumnos claustrales de AMEC con la pérdida de convocatorias de exámenes.

Las sanciones habían sido impuestas por el rector Eduardo Doménech, para castigar a los miembros del grupo claustral estudiantil mayoritario en la Universidad de La Laguna (ULL) por un comunicado emitido por su organización, en el cual denunciaban la negligencia de la Facultad de Psicología en la tramitación de unas becas.

Esta resolución judicial significa que los alumnos sancionados han sido repuestos cautelarmente en todos sus derechos académicos. Los alumnos sancionados recurrieron ante los tribunales la sanción impuesta al ser ésta no sólo no ajustada a derecho, sino también claramente injusta e ilegítima.

AMEC siempre ha creído que esta sanción obedece a un intento por acallar las voces críticas a la gestión de Eduardo Doménech y sus adláteres, eliminando el derecho a la libertad de expresión y, por tanto, a la crítica a la que todo gestor público está sometido.

En el recurso judicial presentado se solicitó la adopción de esta medida cautelar de suspensión de las sanciones, que, tras la correspondiente vista judicial, ha sido ahora aprobada por el Juzgado. Ahora sigue en marcha el procedimiento hasta que en su día recaiga la correspondiente sentencia que AMEC espera favorable.

 La Laguna a 24 de mayo de 2012

 ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

Alumnos de la ULL piden la dimisión del rector de la ULL (Radio San Borondón)

En el Consejo de Gobierno de la ULL llevado a cabo este martes un representante de AMEC solicitaba al propio rector de la Universidad, Eduardo Doménech, su dimisión por no saber llevar los conflictos que suceden en el ámbito del centro universitario de forma adecuada.

Israel Riverón, miembro de AMEC, valoró de este modo en el programa La Trapera de Radio San Borondón cómo ha transcurrido la jornada de declaraciones de los miembros del sindicato estudiantil expedientados por Eduardo Doménech, rector de la ULL, poniendo en práctica una normativa disciplinaria que data de la época franquista por la emisión de un comunicado en el que el grupo claustral denunciaba la mala gestión en la tramitación de becas de alumnos.

Israel Riverón recordó que este proceso viene motivado a raíz de un comunicado que el sindicato estudiantil emitiera el año pasado con respecto a un problema en la tramitación de becas, lo que ha derivado en que se acuse a los miembros de AMEC de dos faltas graves, una por presunta ofensa contra funcionarios de la institución y por el menoscabo a la propia Universidad, una cuestión que considera desmesurada, puesto que podrían conllevar la expulsión, pero sobre todo una causa contra la libertad de expresión.

Por otro lado, dijo que en el Consejo de Gobierno de la ULL llevado a cabo este martes un representante de AMEC solicitaba al propio rector de la Universidad, Eduardo Doménech, su dimisión por no saber llevar los conflictos que suceden en el ámbito del centro universitario de forma adecuada.

Tras reconocer que esta iniciativa no tendrá mucho recorrido, dijo que en breve la Asamblea se pronunciará en el mismo sentido, al tiempo que añadió que al menos espera que al ser una cuestión solicitada por un miembro del Consejo de Gobierno de la ULL tenga una contestación en forma y tiempo.

Insiste en que AMEC solamente ha cumplido con su obligación de defensa de los intereses de los estudiantes de la ULL y nunca ha pretendido menoscabar ni a la institución, ni a dirigentes ni funcionarios de la Universidad, ya que entiende que es impropio de Estado de derecho que 23 alumnos claustrales comparezcan ante un comité instructor sencillamente por acogerse a un derecho constitucional como es la libertad de expresión.

Riverón dijo que AMEC tratará de contactar con los grupos claustrales para pedir el apoyo a estos 23 alumnos que están siendo enjuiciados de esta forma, puesto que hasta ahora no han tenido constancia de que alguna organización haya tratado de intermediar en este problema que podría traducirse en la expulsión de la ULL.

Critica por último la celeridad con la que se está actuando en este proceso porque apenas unas semanas después de que se conociera la apertura del expediente ya están declarando, lo que ha imposibilitado que los miembros de AMEC haya podido reunirse con el resto de grupos claustrales, dicho lo cual hace un llamamiento a que en estos momentos críticos para 23 alumnos haya un poco de cordura, los grupos claustrales apoyen a AMEC y no se vaya más allá de este triste episodio.

Entradas relacionadas:

Eduardo Doménech, Rector de la ULL, abre expediente disciplinario a todos los alumnos claustrales de AMEC

Circuito universitario

Le hemos transmitido una serie de sugerencias a la Vicerrectora de Alumnado en relación con el circuito universitario:

1º. Realización de una encuesta a los alumnos para discernir cuál es el horario adecuado, teniendo en cuenta, de forma particular, las opiniones de los alumnos de la Residencia Universitaria Parque de las Islas (dada la dependencia que estos alumnos tienen de este servicio). Para el desarrollo del proceso de encuesta, recomendamos la utilización de los medios virtuales (correos, webs, etc.).

2º. Se deberá publicitar el servicio masivamente a comienzos del curso, en este sentido, se podría colocar un stand exclusivo sobre transporte en el “Campus de Participación”. Así mismo, se pueden regalar bonos promocionales para que la gente pruebe, de forma gratuita, la eficacia del circuito. Por último, se deberá insistir en el coste del mismo y el ahorro que supone en relación con otras alternativas de transporte (tranvía, transporte privado, etc.).

3º. En relación con el escaso uso del circuito universitario, creemos que uno de los déficit más notables es el escaso número de guaguas por hora, puesto que esta circunstancia aumenta el tiempo de espera de los usuarios en las paradas.

 

 

 Otras entradas sobre el circuito universitario:

circuito universitario

En defensa del circuito universitario

TISTA y la ULL, responsables de que se reduzca la frecuencia de las guaguas del circuito universitario

AMEC con el circuito universitario [le hemos vuelto a escribir al Rector para pedirle que no reduzca la frecuencia y el número de guaguas]

 

La ULL reduce el déficit gracias a los recortes en los servicios al estudiante (NOTA DE PRENSA)

Frente a las mentiras de la Vicerrectora de Alumnado de la ULL

 

Circuito universitario

Los nuevos horarios del circuito universitario no convencen a los estudiantes

Transporte universitario

Instalaciones, accesos y servicios en la ULL

Desidia y abandono. Parada de la guagua del Circuito Universitario (Aulario de Guajara)

Las grietas del Plan Bolonia

Grietas en los muros de la Central (ULL)
Grietas en los muros de la Central (ULL)

La Convergencia Europea (Espacio Europeo de Educación Superior) ha fracasado en el Estado español, si bien ese “fracaso” no supone la derrota de la propuesta neoliberal. Por el contrario, el proceso de mercantilización de la educación superior se ha consumado igualmente. Serán, por tanto, una serie de matices los que marquen las distancias con el “viejo modelo” de Universidad, pero en dichos matices se condensa la idea que fundamenta la Convergencia: la reconversión de la Universidad. Una reconversión que, en su versión “fracaso”, nos hace doblemente pobres. Por una parte, se pierden las supuestas ventajas esbozadas en el plan inicial y, por la otra, nos quedamos a merced de toda una serie de reformas y contra reformas. Bolonia supondrá para la Universidad un periodo, presumiblemente largo, de continuas desestabilizaciones, deshaciendo y remodelando a la manera de los nuevos tabiques que dividen aulas convirtiéndolas en claustrofóbicos habitáculos.

El Plan Bolonia en la ULL

En la ULL todo será mucho más duro. En este sentido, no se trata -posicionados en el rechazo a la Convergencia Europea- de cargar, simplemente, contra un discurso y un modo de hacer las cosas, la realidad del día a día es mucho más compleja y sangrante. Sometidos como estamos a un Plan que ha carecido de planificación, la representación estudiantil se convierte en una auténtica corresponsalía de guerra. Las brechas que se abren a nuestros pies son excesivas y amenazan con desestabilizar toda la estructura. Bolonia carece de suelo firme. Sustentada en el discurso débil y en el falso dinamismo de la post- política, la estética boloñezca se deshace y nos permite ver, en directo, el frío andamiaje mercantil.

El papel de la FEULL

Al frente de dicha trama se situaría la FEULL (Fundación Empresa Universidad de La Laguna), con su oferta de becas y prácticas de empresa a bajo coste (para la empresa, obviamente). Este tipo de fundaciones están gestionando un reserva de mano de obra barata y disciplinada (muy pocos estudiantes están sindicados, por poner un ejemplo). Las becas y prácticas suelen oscilar entre los 200 y 600 euros al mes. De esta forma, las fundaciones universitarias se convierten en auténticas ETT (Empresas de Trabajo Temporal), gestionando la mano de obra de vanguardia (en este caso de las Islas), mano de obra que se ve sometida a una precariedad absoluta: temporalidad, escasa remuneración y férrea disciplina (sobre todo mucha auto-disciplina, puesto que este tipo de estrategias empresariales juegan con las expectativas de futuro del “empleado”).Y, efectivamente, las prácticas no garantiza en modo alguno que los estudiantes logren un empleo digno al terminar sus estudios.

Efectos secundarios del Plan Bolonia: Derecho e Ingeniería de la Edificación

Por otro parte, entrarían en juego otro tipo de “contingencias” (efectos secundarios del Plan Bolonia) que se van dando según “avanza” el proceso a causa, precisamente, de esa desestabilización generalizada. En este sentido, los universitarios se ven afectados por nuevas normativas que van saliendo al paso. Un ejemplo sería la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales. Dicha regulación provocó la movilización de los estudiantes de Derecho de la ULL el pasado 7 de abril.

En la misma lógica del “efecto secundario”, los estudiantes se pueden ver afectados por la quiebra de la propia planificación general de alguna de las nuevas titulaciones. El ejemplo más notable de esto sería la situación que están viviendo los estudiantes de Ingeniería de la Edificación:

“El Tribunal Supremo en sentencia firme y contra la que no cabe recurso, da por anulada la denominación de Ingenieros de la Edificación tal y como se recogía en el Acuerdo del Consejo de Ministros de 14 de diciembre de 2007 que establecía las condiciones de los estudios conducentes al ejercicio de la profesión de Arquitecto Técnico.

El recurso contencioso administrativo fue presentado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales (el CSCAE también ha denunciado esta denominación) y ha acogido con entusiasmo la sentencia que estima su recurso y declara nula toda articulación referida a la denominación “Ingeniero de la Edificación”.

Esta medida, agravada por la falta de información, propicio la movilización de los estudiantes, que se vieron obligados a acudir al rectorado:

“Pues bien, debido a que durante estos años nos han metido un cambio de plan inmediato en los cuatro cursos, que han habido muchísimos problemas para el cambio de titulación de Arquitectura técnica a Ingeniería de la Edificación y ha conllevado problemas de convalidación de asignaturas etc., esta denuncia por parte del Colegio de Ingenieros nos ha dejado también sin título”. (Fragmento del relato de uno de nuestros compañeros de “Ingeniería” de la Edificación)

Problemas en la planificación y financiación: ADE, Económicas y Empresariales

La aplicación del Plan Bolonia viene acompañada de graves problemas en planificación y de financiación (el ya famoso “coste cero”). En este apartado podemos situar los problemas que sufren los alumnos de ADE, Económicas y Empresariales:

“La cuestión es que por falta de aulas y profesores se unifican el turno de mañana y de tarde de 4º y 5º de ADE y ECO y pasa a ser únicamente turno de tarde, lo cual va a suponer masificación en las aulas e incompatibilidad de horarios principalmente. Y también parece que ahora a la gente de Empresariales tampoco les van a dejar acceder al 2º ciclo de cualquiera de las dos licenciaturas por lo mismo”. (Fragmento del relato de una de nuestras compañeras en Económicas)

La extinción de las licenciaturas y la falta de voluntad política: la convocatoria de diciembre

En otro orden de cosas, lo que está pasando con la convocatoria de diciembre y la extinción de las licenciaturas estaría vinculado, directamente, a un problema de planificación y, por supuesto, a una falta total de voluntad política. El relato que ofrecen en su blog un grupo de alumnos afectados es del todo esclarecedor:

“Y es que nos han tenido bastante desinformados, en ningún momento se lanzó algún tipo de comunicado informándonos a los alumnos de licenciatura lo que pasaba con nosotros y cómo iba a ser el proceso de extinción, hemos tenido que informarnos por nuestra cuenta, o enterarnos de los cambios por el ”boca a boca”.

Finalmente, nos enteramos de que nuestro plan se iría extinguiendo periódicamente curso por curso, dejando 2 años después del último de docencia, para sacar las asignaturas de dicho año. No tendríamos docencia esos 2 años siguientes, pero sí derecho a examen, con nuestras 3 convocatorias OFICIALES por asignatura. A pesar de que, según el Real Decreto, tendríamos hasta 2015 para sacar la licenciatura, sin ningún tipo de restricción en cuanto a cursos.

Además de esto, hace poco tiempo hemos sabido que en el último año con derecho a examen se nos quita la convocatoria de diciembre, con la explicación de que es algo extraoficial y cuenta para el siguiente curso. Por lo que sólo tendríamos 2 oportunidades para aprobar.

Si esto era así desde un principio, ¿por qué no se nos informó con tiempo para que pudiéramos valorar y organizarnos para sacar la carrera?

Por otra parte, somos alumnos, y por tanto tenemos nuestros derechos, que para eso pagamos una matrícula cada año. No nos pueden tratar como si fuéramos idiotas que asentimos a todo sin rechistar. Exigimos que nos traten con un mínimo de respeto y consideración. Estamos sometidos a un nivel de presión bastante importante, debido a que si no aprobamos las asignaturas que nos quedan, tendremos que irnos a grado, y por lo tanto, volver a hacer ciertas asignaturas que puede que tuviéramos aprobadas con anterioridad, pero como no existe convalidación posible, toca repetirlas”. (Fragmento extraído de  http://queremosnuestrosderechos.blogspot.com/)

“A good business”

A lo largo de los últimos años se viene representando una comedia diáfana sobre los parabienes de un proceso de convergencia educativa, una nueva forma de hacer las cosas en las Universidades. Subidos a lomos de la progresía pedagógica se alentaron una serie de cambios. Se edificó un discurso en el que todo eran ventajas y se obviaron las deficiencias que se iban detectando. Contra los sectores críticos se lanzaron exabruptos de todo tipo, al mismo tiempo, se les acusó de inmovilistas retrógrados.

Pasado estos últimos años, ya no se puede ocultar que Bolonia sólo ha traído problemas. Del optimismo inicial se ha pasado a una callada resignación; el proceso de mercantilización y de reconversión de la Universidad continúa imparable. La infiltración paraempresarial de la Universidad es un hecho. Las supuestas maravillas que nos depararía el “nuevo modelo pedagógico” no aparecen por ningún lado, es más, ni siquiera parece que exista verdaderamente esa nueva pedagogía más allá de la mera retórica y la propaganda, con su eslogan de “una educación centrada en el alumno” que, al final, no venía a significar absolutamente nada, sólo humo. La movilidad fue otra de las grandes mentiras vendidas con el Plan Bolonia.  Ahora ya no importa el nombre que le demos al proceso, ya no es necesario un esfuerzo excesivo a la hora de conjurar la reforma en virtud de la Economía del Conocimiento y de la innovación. La maquinaria cosificadora parece imparable y, por descontado, ya no importa el fracaso colectivo si unos pocos hacen buenos negocios.

Sabemos que hay gente muy interesada en que las cosas continúen así. Calladamente, muchos, de dentro y de fuera, han ganado dinero y, desgraciadamente, les queda mucho más por ganar.