La burbuja universitaria

¿Es la educación una inversión en el futuro de un país? Eso se suele creer, pero hay datos económicos que hacen pensar que la frase está comenzando a perder algo de valor. La deuda de los estudiantes norteamericanos ha crecido un 511% desde 1999. El incremento de las matrículas universitarias es una tendencia creciente en EEUU y el Reino Unido asentada en la idea de que las tasas deben corresponderse con la calidad de la enseñanza impartida y que vivimos, cómo no, en un mercado global. Las mejores universidades deben competir por los mejores alumnos, y eso sólo se consigue aumentando la calidad, los costes y las matrículas.

El problema viene cuando se analiza el impacto en la economía en su conjunto. Las personas mejor formadas de la sociedad vivirán durante muchos años bajo el impacto de esta deuda y tendrán por tanto menos dinero para consumir. En el caso británico, si pasados unos años su salario no supera una determinada cantidad, es el Estado el que debe asumir la devolución. En ambos casos, el impacto en la economía es evidente.

El incremento tiene ya el rasgo inquietante de una burbuja. No creo que se pueda sostener que la educación universitaria norteamericana es ahora cinco veces mejor que hace 22 años.

La ‘mano invisible del mercado’ no hace que las universidades reduzcan los precios para hacerse con los estudiantes ofreciendo una buena relación calidad-precio en la educación. El sistema tira por definición de los precios para arriba. Una universidad duda en reducir el precio de la matrícula porque sospecha que eso hará que la gente crea que es de menor calidad que los centros que cobran mayores cantidades. Los economistas no son los únicos que confunden precio y valor.

En Inglaterra y Gales, el Gobierno permitió en 1998 que las universidades cobrarán hasta 1.000 libras. Para el curso de 2010, esa cantidad había subido a 3.290 libras. Se dijo que ese era el máximo. No todos los centros llegarían a ese punto. Sólo lo harían los mejores, como los de Oxford y Cambridge. Falso. Casi todas las universidades lo hicieron. ¿Qué empresa renuncia a ingresar más dinero? ¿Quién quiere cobrar menos y enviar el mensaje de que su calidad es inferior?

El Gobierno de Cameron ha elevado ese tope a 9.000 libras. El máximo automático es 6.000 libras, y para llegar a 9.000 las universidades tendrán que cumplir una serie de requisitos. Hay un considerable escepticismo de que esto último se va a cumplir. El Gobierno ha descubierto que cuanta más competencia, más caras saldrán las matrículas. Curioso desenlace.

¿Cuál es la principal consecuencia económica? (Además del hecho de que muchas familias de clase media no creen que puedan enviar a sus hijos a la universidad en un escenario de creciente desigualdad en todo el sistema educativo).

La deuda de los estudiantes llegará a 191.000 millones de libras en 40 años, según un estudio del Ministerio de Empresas. En Reino Unido terminarán teniendo material para hacer un gráfico como el de EEUU.

Fuente: http://www.guerraeterna.com

Solidaridad con los estudiantes anti-LOU de Sevilla

Estimadas compañeras y compañeros,
 
Desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), nos gustaría hacerles llegar nuestro más firme compromiso y solidaridad para con ustedes, compañeras y compañeros, represaliados ya por segunda vez por la lucha anti-LOU, esta vez en la búsqueda de responsabilidades penales, enfrentándose a un año de cárcel y una multa de 150,000 euros: algo absolutamente desmedido e inicuo, lógico en un Estado en el que traficantes de trabajadores y asaltantes de lo público, especuladores y arribistas campan a sus anchas en el oficialmente llamado Reino de España.
 
Pero en nuestro caso, no sólo es el sentido de la ética, la justicia, el respeto hacia la labor realizada por ustedes, luchadores sociales, o la identidad de objetivos en uno y otro caso -una educación pública laica, popular, emancipadora-; no: en nuestro caso hay un sentir profundamente cercano pese a la distancia, afectivo y generacional. Algunas y algunos de los que participaron y participan en nuestro colectivo, vivieron la lucha anti-LOU como el capítulo primero de lo que luego sería el gigantesco programa privatizador y mercantilizador que ha sido y es el Plan Bolonia, ilusionados por una movilización que se dio en todo el Estado y que fue también el primer acto que coadyuvó a desacreditar al Gobierno que luego nos metería en la guerra de Iraq y que, hasta ese momento, había gobernado para la Banca y los intereses privados sin oposición en las calles.
 
Luego de la llegada del PSOE al Gobierno, conocemos todas y todos las promesas incumplidas y las ilusiones rotas; en primer lugar, hacia las y los estudiantes: nunca hubo derogación de la LOU, nunca hubo paralización de los aspectos más regresivos de la privatización de la educación superior… pero lo peor, lo que ahora nos ocupa: nunca hubo tregua para las y los estudiantes que fueron expulsados de la Universidad por mostrar su rebeldía. Vidas que quedaron apartadas de un camino, la más de las veces brillante, negándosele el adecuado futuro profesional a la generación mejor formada de la historia del Estado, en un punto más trágico que a los que ahora se les niega la entrada al mercado de trabajo: no les dejaron llegar a la posesión del título, precisamente por sus sacrificios en una lucha para que sus compañeras y compañeros pudieran alcanzarlo.
 
Por otro lado, no queremos dejar pasar la ocasión para agradecerles el apoyo mostrado por ustedes hacia nuestro colectivo: cuando, en el año 2008, el que fuera por entonces nuestro portavoz recibió una gran muestra de solidaridad por parte de ustedes cuando se le tramitó un expediente disciplinario. Los sabios consejos, el cariño mostrado en todo momento con el compañero, también fue parte de la victoria frente a aquellos burócratas interesados en acallar la voz y la protesta social. 
 
Hoy, el grito del “No a la LOU” está más vivo que nunca: no sólo porque es la misma LOU la que hoy día lastra el futuro de los estudiantes, sino como homenaje a ustedes, dos veces juzgados por un mismo crimen: la disidencia social y el pensamiento crítico.  

[Sesión del Claustro 24M]

DISCURSO DE ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO (AMEC)

SESIÓN ORDINARIA DEL CLAUSTRO DE LA UNIVERSIDAD DE LA LAGUNA

24 DE MAYO DE 2011

DEBATE Y PROPUESTAS SOBRE POSGRADOS, NUEVOS ESTUDIOS

Y ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR.

Buenos días.

Desde hace algún tiempo, vivimos en esta universidad un profundo proceso de transformación para la adaptación de los planes de estudio y la planificación académica en general, al marco del Espacio Europeo de Educación Superior, más comúnmente conocido como Convergencia Europea o Plan Bolonia.

De los adelantos y mejoras supuestas, que en principio se les atribuía al proceso de adaptación, fuimos conducidos hacia un tormento de cambios a destiempo, que finalmente han culminado en una espiral de problemas y contradicciones en las que actualmente la universidad se encuentra inmersa.

Se abrazó a Europa sin disenso alguno hacia el proceso, como si la sola idea de aceptarlo fuera a hacer de ésta una universidad mejor. Se trabajó irracionalmente, y se defendieron cambios que difícilmente podrían resultar en nuestra universidad sin la adecuada financiación. A día de hoy, los resultados de la implantación de la Convergencia Europea en la Universidad de La Laguna pueden calificarse de catastróficos, principalmente para los estudiantes, quienes una vez más, nos convertimos en tristes protagonistas del desastre.

Recientemente, el Consejo de Gobierno de la ULL ha aprobado la restricción en la admisión de alumnos de los grados de Psicología, Relaciones Laborales, Derecho, Ingeniería Civil, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Electrónica Industrial y Automática, y el acceso al 2º ciclo de la Licenciatura de Administración y Dirección de Empresas, además de limitar los grados de Bellas Artes, Ingeniería Informática, Sociología y Pedagogía, que antes no contaban con límite de plazas.

En La Laguna, nos encontramos ante una universidad de cuestionable excelencia, que empeora su oferta de plazas en 11 titulaciones con respecto al año anterior, y cuya falta de visión de sus dirigentes impide anticiparse a los problemas que finalmente surgen a consecuencia del solapamiento entre nuevos y antiguos planes.

En el sentido de fomentar el aumento del número de alumnos de nuevo ingreso en la ULL, presentamos la siguiente propuesta de resolución para su aprobación:

“El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Rector a tomar las medidas oportunas para ofertar el máximo número de plazas de nuevo acceso posible para los títulos de grados y posgrados de la ULL, con el fin de que nuestra Universidad crezca.”

Asimismo, presentamos la siguiente propuesta a fin de flexibilizar el cambio de turno en las facultades y escuelas:

“El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Rector a tomar las medidas oportunas que permitan diseñar una instrucción general sobre el cambio de turno que sea más flexible y que, a su vez, tenga en cuenta criterios como los de tiempo y, de alguna forma, valore la vinculación del alumno a áreas de residencia próximas a los grandes circuitos del transporte insular.”

Otro de los problemas que ha surgido en torno a los nuevos títulos de grado y posgrado ofertados, es el de la realización de los créditos externos, obligatorios en estos planes. Tal es el caso del Máster Universitario en Dirección de Comercio Exterior, cuyos alumnos, algunos de ellos provenientes de otros países, han sufrido un lamentable retraso en el comienzo de estas prácticas en empresas, que muchos de ellos aún no habían iniciado bien avanzado el mes de mayo.

Las bonanzas de la Convergencia Europea, del Espacio Europeo de Educación Superior, se proclamaron como verdad revelada cual Escritura Sagrada se enuncia desde la cátedra episcopal. Uno de los pilares fundamentales en los que se basó el Plan Bolonia se erigía como solución para que el futuro titulado fuera capaz de emprender su adaptación al mercado laboral. Un mercado laboral precario y en continuo cambio, para el que el dogma de “la adquisición de habilidades y competencias” era el elemento definitivo que unido a la realización de prácticas obligatorias en empresas, lograría sentar las bases de uno de los objetivos más destacados del proceso: la empleabilidad.

Aquí todos ganan. La universidad, porque queda legitimada su función social al ofertar títulos de “interés” (no necesariamente para los estudiantes), planificados de acuerdo a estos objetivos de empleabilidad y adecuación de los contenidos según lo que las empresas esperan encontrar en los graduados. Además, recibe ingresos de los estudiantes por el trabajo que ellos mismos van a desempeñar sin remuneración. ¿No es esto una contradicción? Las empresas, porque podrán contar con trabajadores cualificados a los que no hará falta pagar ni un sueldo, ni Seguridad Social. Los egresados manejarán habilidades atractivas para sus negocios.

Y por último, los estudiantes. Se nos dijo que también teníamos mucho que ganar: tendrás una educación al nivel de Europa, un título comparable, sin duda aprenderás idiomas y podrás realizar estancias en otros países gracias a los programas de movilidad. Pero en realidad, esto no se ha producido, y aún no se ha demostrado que en este proceso los estudiantes tengamos algo que ganar.

Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario criticó en su día la imposibilidad de que la universidad pudiera garantizar a todos los estudiantes matriculados en los nuevos estudios, la realización de créditos externos, sujetos en la mayoría de los casos a la voluntad de agentes ajenos, de querer admitirlos en la realización de estas prácticas. El panorama económico-financiero actual agrava esta situación. Tal es así, que ante la imposibilidad de que la ULL pueda garantizar las prácticas en empresas a los alumnos matriculados de estos créditos, algunos estudiantes ya están acudiendo por su cuenta a entrevistas con empresas para solicitar tales prácticas, como si de un trabajo se tratara.

Por este motivo, y en defensa de los derechos “contractuales” adquiridos por cada estudiante que se matricula en esta universidad en alguno de los nuevos títulos de grado o posgrado, presentamos la siguiente propuesta de resolución:

“El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Rector a realizar las gestiones oportunas para garantizar la impartición de prácticas externas de calidad y de acuerdo con los contenidos de la titulación, en las fechas establecidas en los planes de estudio de los grados y posgrados de la ULL.”

Mención aparte merece el tema de la permanencia. AMEC se opone rotundamente a la aplicación de estas políticas en las titulaciones de la ULL sobre los estudiantes. De momento, no nos hemos pronunciado acerca de la permanencia que se pudiera aplicar sobre el profesorado, a pesar de que la baja relación de alumnos por profesor que existe en esta universidad, podría hacer pensar que igual sobran profesores. Se propone una normativa de derribo hacia los estudiantes, en lugar de trabajar sobre propuestas que realmente mejoren el rendimiento académico. De hecho, la Convergencia Europea contemplaba un cierto cambio pedagógico del que ya nadie se acuerda, y que en realidad fue como un anzuelo.

El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Rector a tomar las medidas oportunas para que no se aplique en la Universidad de La Laguna una normativa de permanencia que atente contra los derechos del estudiantado.”

En otro orden de cosas, queremos llamar la atención sobre las grandes carencias que presentan los nuevos títulos de grado y posgrado, tanto a nivel de planificación como de calidad docente. Entre otras, podemos destacar el solapamiento que existe entre los temarios de las licenciaturas (en proceso de extinción) y los títulos de posgrados. La propuesta de resolución que presentamos en relación a este punto es la siguiente:

“El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Rector a tomar las medidas oportunas que permitan una mejora de la calidad de la docencia en los nuevos títulos de grado y posgrado.”

Finalmente, presentamos las siguientes propuestas de resolución respecto a la falta de información relativa a los requisitos de acceso a los posgrados, y también sobre la creación de ayudas para la asistencia de los estudiantes a cursos, congresos y seminarios:

“El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Rector a realizar las gestiones oportunas para que se especifique claramente todos los requisitos necesarios para el acceso a los posgrados, haciendo hincapié en el nivel de idiomas exigido y la forma de acreditar los mismos.”

“El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Rector a tomar las medidas oportunas para crear más ayudas que faciliten a los alumnos la asistencia a cursos, congresos y seminarios fuera de la isla. Estas ayudas deberán comprender transporte, estancia y dietas.”

Gracias por su atención.

Por un “cambio de turno” racional

Le hemos escrito al Rector de la ULL para solicitarle una nueva “Instrucción General” sobre el cambio de turno.

Desde AMEC, consideramos que las rígidas “instrucciones” sobre el cambio de turno en las distintas facultades están generando un enorme malestar entre el alumnado. En principio, dichas normativas emanan desde las diferentes juntas de facultad, por lo que no cabe sino el mayor respeto a las decisiones que se toman en cada centro. Aunque, por otro lado, sería interesante contar con un criterio común, que permitiera una mayor flexibilidad a los estudiantes a la hora de elegir turno y, en muchos casos, profesor (un ejemplo de esto, es la situación que viven los alumnos de Derecho a raíz de la nueva “Instrucción sobre asignación y cambio de turno”, que les ha causado un enorme perjuicio). Así mismo, consideramos que se debe tener en cuenta el lugar de residencia del alumno como causa prioritaria a la hora de autorizar el cambio de turno, puesto que muchos alumnos emplean gran parte de su tiempo en trasladarse desde su lugar de residencia y viceversa, alumnos que viven en otros municipios o en zonas alejadas de los grandes circuitos del transporte insular; en este sentido, no sólo se debe tener en cuenta la distancia, sino el tiempo que se tarda en hacer los recorridos y los medios de transporte que pueden ser usados por los estudiantes.

Este escrito lo registramos en el rectorado el pasado 26 de agosto, aún no hemos recibido ningún tipo de respuesta.Entradas relacionadas: Rechazamos la “Instrucción sobre asignación y cambio de turno” de la Facultad de Derecho

Las declaraciones de Rivero respecto a no reducir partidas educativas para el próximo curso no parecen corresponderse con los hechos [EA-CANARIAS]

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, aseguraba ayer ante los medios de comunicación, que las partidas de Educación no sufrirán recortes el próximo año. La realidad no parece confirmar que vaya a ser así, pues a estas fechas hay aprobadas por parte de la Consejería de Educación toda una serie de recortes que repercutirán en gran medida en la calidad de la educación.

Sigue leyendo

La universidad privada tiene que abrir antes de cinco años “por ley” [Diario de Avisos 20/08/10]

 

Para leer el artículo (pdf)

Detalles de una noticia:

El Parlamento canario permite a la universidad privada clonar titulaciones arraigadas en la ULL.

Ninguna universidad española entre las 200 mejores [El País 20/08/10]

Para leer el artículo (pdf)

Mitos de la “nueva economía”

En este fragmento de Alex  Callinicos*, publicado en español en 2002, se resume, en esencia, buena parte del discurso de la denominada “Economía del conocimiento”**. Callinicos nos descubre las contradicciones de uno de los principales argumentos que sustentan la “tercera vía”***:

“(…) a la manera clásica de la “tercera vía”, podemos tener el pastel y comerlo –fusionar el dinamismo capitalista aplaudido por la nueva derecha con la justicia social  que buscaba la vieja izquierda”.

Por otra parte, la noción de “Economía del conocimiento” justifica, ideológicamente, la Convergencia Europea [el plan Bolonia], es decir, la liberalización [privatización] de la Educación y, por extensión, la de todo el sector público. Como podemos apreciar, los teóricos de la socialdemocracia tardía han distorsionado el discurso de “lo público”, proyectando una imagen negativa de todo aquello que haga referencia al “espacio público” para propiciar el debilitamiento de los argumentos contrarios a los procesos privatizadores:

“Espera ansioso que el régimen tributario moderno se atrofie y que el acceso de los individuos a la seguridad social dependa de la elección de sus inversiones. Por lo tanto, para el sector público en general, el futuro supondrá mayores privatizaciones”.

 

*Alex Callinicos: http://en.wikipedia.org/wiki/Alex_Callinicos

**Economía del Conocimiento: http://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_del_conocimiento

***Tercera vía: http://es.wikipedia.org/wiki/Tercera_v%C3%ADa

***

Mitos de la “nueva economía”:

Las empresas que hoy tienen éxito son aquellas que pueden hacerse con una marca popular, y de manera creciente la creación de marcas depende no de la asociación con un producto en particular, sino de saber interceptar las fuentes del nuevo conocimiento generado por una sociedad cada vez más y más basada en la ciencia. Las que mejor se adaptan a esta tarea no son las gigantescas corporaciones multinacionales, sino compañías más pequeñas, más libres, casas más emprendedoras, con estructuras informales, no-burocráticas, que maximizan la creatividad y que se eslabonan en redes descentralizadas. De este modo, el nuevo “capitalismo del conocimiento” trae consigo no tanto una concentración del poder económico como una dispersión. Así, a la manera clásica de la “tercera vía”, podemos tener el pastel y comerlo –fusionar el dinamismo capitalista aplaudido por la nueva derecha con la justicia social  que buscaba la vieja izquierda.

Este discurso cuenta con algunas elisiones. Éstas implican, fundamentalmente, la identificación de la creatividad y el espíritu empresarial. Entre los sermones de Leadbeater están las historias de la gente que ha sido capaz de ofrecer mejoras reales a unas clases trabajadoras debilitadas. Esas personas, sin duda admirables, se describen como “empresarios sociales” y poseen, esencialmente, las mismas habilidades que se necesitan para obtener beneficios en el mundo de los negocios. De esta forma, se da un aire humanitario a los negocios privados mientras que, al mismo tiempo, se ofrece un modelo de libre empresa como respuesta a la pobreza y a la desigualdad. Entretanto, tal y como insiste de forma implacable Leadbeater, la misma expresión “capitalismo del conocimiento” sugiere que la innovación científica es propiedad exclusiva del sector privado. El problema es que, como a veces está obligado a reconocer, esto es totalmente falso; la investigación científica que subyace al cambio tecnológico que alaba de forma tan ansiosa es, en buena parte, un producto del sector público: “Esta explosión de conocimiento científico fue posible gracias a la enorme inversión del Estado en investigación, especialmente entre las dos guerras mundiales y la guerra fría”.

Internet es un ejemplo de ello: la creación del DARDA, la agencia de investigación del Pentágono. Como dice Castells, “el iniciador de la revolución informática, tanto en América como en el resto del mundo, fue el Estado y no un empresario innovador en su garaje”. En efecto, el tipo de empresariado del conocimiento que tanto admira Leadbeater a menudo parece implicar el saqueo de la investigación fundamental realizada a cuenta del capital público para provecho de avariciosos y ambiciosos individuos privados. Y acepta esto cuando en una reveladora metáfora afirma: “Las universidades deberían ser minas a cielo abierto de la economía del conocimiento”. De este modo, el nuevo “poscapitalismo” resulta ser algo parecido a un parásito que obtiene las ideas a costa de la investigación financiada públicamente. No es extraño que Leadbeater no pueda decir nada coherente o interesante sobre una de las más serias amenazas para todo el proceso de la investigación científica: el visto bueno del gobierno de Estados Unidos y de la Unión Europea para que las empresas patenten genes. Un capitalismo tan voraz que se esfuerza por consumir no sólo el mundo sino también aquellas propiedades abstractas de la naturaleza puestas de manifiesto popr la investigación científica, a duras penas juega algún papel en su acogedor retrato del futuro.

Leadbeater no ignora por completo las desventajas. Reconoce que incluso su amado Silicon Valley “tiene una cultura cívica débil y […] es una sociedad sumamente desigual”. De hecho llega a admitir que “me doy perfecta cuenta de que la inseguridad y la desigualdad profundas y crónicas generadas por esta etapa de la globalización son el principal problema para la mayoría de la gente, y que las medidas que se proponen en este libro para tratar de resolver la creciente desigualdad no van lo suficientemente lejos”. Puede repetirlo: Leadbeater sostiene que “debemos innovar e incluir”, pero el sentido general de sus propuestas para la política pública es reforzar aún más los procesos que tanto han aumentado las diferencias sociales a lo largo de las dos últimas décadas. Espera ansioso que el régimen tributario moderno se atrofie y que el acceso de los individuos a la seguridad social dependa de la elección de sus inversiones. Por lo tanto, para el sector público en general, el futuro supondrá mayores privatizaciones. De las escuelas, por ejemplo, deberían hacerse cargo “nuevos tipos de intermediarios, democráticamente responsables, […] asociaciones creadas por las escuelas, servicios dirigidos por organizaciones benéficas y compañías privadas”, aunque Leadbeater no se molesta en explicar cómo las organizaciones benéficas o las compañías privadas podrían asumir esta responsabilidad.

Su superficial argumento muestra una asombrosa falta de sensibilidad para con las diferencias reales en el acceso de los individuos a los recursos y, por consiguiente, en las oportunidades que la vida ofrece. Considérese, por ejemplo, el siguiente párrafo: “La mayoría de nosotros nos ganamos la vida ofreciendo un servicio, un juicio, una información o un análisis tanto desde una centralita telefónica, el despacho de un abogado, un departamento de gobierno o un laboratorio científico”. Con total seguridad, en las economías avanzadas, la mayoría de nosotros producimos un servicio. Pero lo hacemos bajo condiciones radicalmente distintas. El operador de un centro de llamadas que realiza un trabajo semiautomático, mal pagado y altamente supervisado (el mismo Leadbeater describe las centralitas como las “fábricas” de la “economía de servicio moderna”) vive en un mundo diferente al de, pongamos por caso, el jefe del departamento de investigación de un banco de inversiones de Wall Street, cuya duda es si su próxima bonificación será de cuatro o de cinco millones de dólares. Sin embargo, los dos son trabajadores del sector de los servicios. La categoría no es que sea de mucha utilidad analítica porque no registra las diferencias en lo que Marx llamó las relaciones de producción –la gran disparidad entre los ingresos del operador del centro de llamadas y los del trabajador de la banca de inversiones refleja su distinta posición en la estructura del poder económico tanto en el trabajo como en el mercado laboral.

 

Referencia:

Callinicos, A. Contra la tercera vía. Una crítica anticapitalista. Crítica, Barcelona, 2002 pp. 44-48

 

 

 

José Luis Pardo: ´Hay un desmantelamiento de la Universidad disfrazado de revolución pedagógica´

“Quienes gobiernan la cultura impresa intentan disimular sus fracasos con el anuncio de la revolución digital, pero la verdad es que el aprendizaje no será más fácil con artilugios digitales”

ANDRÉS MONTES | La Opinión de La Coruña. José Luis Pardo (Madrid, 1954) cumple con el cometido clásico del filósofo y tritura con eficacia el discurso dominante. Por eso en el X Seminario europeo sobre empleo celebrado días atrás alertó del desmantelamiento de la Universidad y de su sustitución por un sistema de formación superior a merced en exclusiva del mercado laboral. Catedrático de la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense, avisa también del espejismo del cambio de era y de nuestra imposible transformación en seres reciclables de continuo, tal como parece exigir el sistema productivo. En 2005 obtuvo el Premio Nacional de Ensayo con La regla del juego. La dificultad de aprender filosofía y ahora recopila sus trabajos de los últimos años en Nunca la basura fue tan hermosa.

 

-Usted es contrario a las recetas más comunes sobre la enseñanza universitaria y defiende la autonomía del saber frente a quienes tienen una visión más instrumental de la formación, orientada al ámbito laboral y a las necesidades del mercado.

 

-Yo creo que es al revés, es decir, creo que son ellos, los que orientan la formación superior al ámbito laboral, quienes se han salido de las recetas comunes. Desde que la Ilustración inventó la Universidad y la escuela pública, éstas han sido lugares donde, por así decirlo, los niños y los jóvenes se mantenían a salvo de la urgencia de la necesidad inmediata o de lo que ahora se llama el “mercado laboral”, cosa que para los que pertenecen a los sectores menos favorecidos ha sido esencial en su batalla contra la desigualdad económica. Los conocimientos adquiridos en el espacio de la escuela y en régimen de igualdad de oportunidades podían modificar la trayectoria biográfica de los desfavorecidos cuando se integraban en la sociedad. Antes de la Ilustración, por así decirlo, los niños y los jóvenes, si es que puede hablarse de tal cosa antes de la Ilustración, estaban mucho mejor adaptados al “mercado laboral”, en el que ingresaban en cuanto estaban físicamente maduros para hacerlo, pero también estaban adaptados a la tiranía y al despotismo. Y da miedo que esto mismo suceda cuando se acabe de desmantelar la Universidad Ilustrada para instalar en su lugar esta otra formación laboral acelerada. Yo creo que la Universidad está al servicio de la sociedad, y que si la sociedad necesita puentes la Universidad tiene que proporcionar los ingenieros capaces de construirlos, de modo que no se caigan a la primera tempestad; pero para eso tienen que aprender a ser ingenieros, es decir, no atender a las expectativas, caprichos o ansiedades de la sociedad, de los políticos ocurrentes, del mercado laboral, de los analistas financieros, o de su familia, sino al coeficiente de torsión del acero, a la resistencia de los materiales o a la densidad del cemento. Y lo mismo vale para el Latín, que también hace un servicio a la sociedad. Es lo que yo llamaría “autonomía del saber”, y diría que sin un saber autónomo la Universidad no puede ser útil socialmente.

 

-La paradoja es que las exigencias del mercado laboral son muy cambiantes, hasta el extremo de que una de las cualidades que más se valora es la adaptabilidad, la capacitación para asumir cometidos de amplio espectro, por así decirlo. En esa línea lo que debiera primar son los saberes amplios y no condicionados a la inmediatez del empleo.

 

-Es llamativo que la reclamación de los empresarios contra el saber académicamente reglado es que éste sobrecualifica a los estudiantes. ¡Nunca habríamos pensado que íbamos a tener que quejarnos de que nuestros estudiantes sabían demasiado!, aunque esto es algo más bien de los tecnócratas del management, no creo que los empresarios de verdad estén involucrados en ello. Lo que se exige a la Universidad es la descualificación del conocimiento, algo que ya se está logrando con los nuevos grados. Estos nuevos tecnócratas son enemigos de la rigidez, pero hay que recordar que no toda rigidez es mala de suyo. Hay al menos dos que no lo son: la rigidez de la ciencia, que procede de las cosas mismas de las que trata y a la cual debe la técnica su eficacia a la hora de transformar la realidad, y la rigidez del derecho, que introduce en las relaciones humanas la inflexibilidad de la justicia que hace la convivencia llevadera y elimina de ella la violencia. A ver si lo que se nos pide es que “flexibilicemos” la investigación a costa de la verdad o las relaciones laborales a costa de la justicia.

 

-Advierte usted de que eso tan traído de la sociedad del conocimiento consiste en realidad en dotar a los universitarios de “habilidades neoproletarias”…

 

-La expresión “sociedad del conocimiento” es un eslogan particularmente preocupante. Con ese rótulo se designa simplemente la extensión social de las tecnologías de la comunicación telemática, bajo la creencia absurda y supersticiosa de que el cambio de medio provocará inmediatamente y por arte de magia un aumento del conocimiento y hasta de la virtud; pero no ocurre solamente que quien es ignorante permanecerá ignorante por muchos ordenadores que se le administren, y que ni el cálculo diferencial ni el solfeo se harán milagrosamente más fáciles por culpa de los artilugios digitales, sino también que quien posee una cultura científica o humanista solvente recibirá estas tecnologías como un bendición que facilitará su tarea, mientras que quien carece de esa cultura sólo podrá utilizarlas para cosas como reservar vuelos baratos o descargar más rápidamente pornografía, actividades que en sí mismas son impecables si se mantienen en los límites de la legalidad, pero que no podemos confundir con la cultura intelectual o con el aumento del conocimiento. Conocimiento no es lo mismo que información, e información no es lo mismo que “datos”. Para que haya información hacen falta periodistas, y para que haya conocimiento hacen falta especialistas.

 

-¿Qué papel le queda a la Universidad?

 

-Hay un papel para la Universidad en las sociedades herederas de los valores ilustrados, no sólo como templo del saber y lugar público de formación superior de los jóvenes, sino también, como acabamos de recordar, como compensadora de los desequilibrios sociales y económicos mediante la igualdad de oportunidades. Puede que algunos políticos hayan decidido que hay que acabar con la Ilustración y con todas las instituciones que encarnaron esos valores. Puede incluso que la sociedad legitime ese programa, aunque lo dudo mucho. Si es así, yo pido que se diga claramente, en lugar de disfrazar el desmantelamiento de estas instituciones hablando de una revolución pedagógica sin precedentes que nos colocará en los puestos de cabeza del ranking internacional del conocimiento basura, o conocimiento rápido, o de una adaptación meteórica a las nuevas tecnologías. No estoy satisfecho con la actual Universidad española, pero la reforma que necesita no es la de los tecnócratas que quieren proceder a su privatización moral.

 

-Íbamos a refundar el capitalismo y, en realidad, nos extorsionan los mismos que nos metieron en esto.

 

-Yo creo que los tecnócratas que han diseñado el Espacio Europeo de Educación Superior saben de la Universidad lo mismo que los analistas financieros que provocaron la crisis saben de las empresas, es decir, absolutamente nada, si excluimos el instinto infalible para saber de dónde sacar el dinero. Y las agencias de evaluación de la calidad que velan por la docencia y la investigación funcionan exactamente igual que las agencias de calificación del riesgo que hoy hunden países enteros y ayer encontraron completamente sanas empresas a las que sólo quedaban veinticuatro horas de vida. El mero hecho de que se llegase a hablar de una “refundación del capitalismo” prueba no solamente las cotas tan altas que puede alcanzar la propaganda cuando su discurso está completamente vacío e hinchado únicamente de aire retórico, sino también la idea que estos mismos tecnócratas de las escuelas de negocios se hacen de la sociedad, como si fuese un juguete que se puede armar y desarmar como los niños hacían antes con sus rompecabezas, y no un delicado dispositivo que reposa sobre siglos de tradición y mares de sangre.

 

-Da la impresión de que al final las aguas económicas volverán a su cauce y sólo quedarán fuera de juego quienes no hayan conseguido reconvertirse, esos de los que usted habla en Nunca la basura fue tan hermosa, su libro más reciente.

 

-Sí, pero lo malo es que ésos, los no indefinidamente reciclables, somos nosotros. La idea, tan propia de nuestro tiempo, de edificios u objetos que ya de entrada se conciben para el reciclaje -y, por tanto, aunque suene un poco mal, que ya de entrada se conciben como basura- da lugar a un tipo de entidades y de construcciones que nos son muy familiares, que carecen de toda consistencia porque pueden ser inmediatamente transformadas en cualquier otra cosa: centros de convenciones, hospitales, viviendas familiares, hoteles u oficinas. Este mismo modelo es inaplicable a los seres humanos, porque éstos no son infinitamente reciclables ni están concebidos de origen con ese fin, sino, al contrario, con el de morirse. El dolor que produce el enfrentar una y otra vez a los seres finitos y vulnerables que somos al imperativo social de la reconversión y el reciclaje es uno de los principales componentes del malestar de nuestras sociedades, engatusadas con la ideología del rejuvenecimiento constante sin sufrimiento ni muerte. Y con el añadido de la sensación de culpa que se genera en quienes sienten su incapacidad para reciclarse como una tara psicológica que los inhabilita para el éxito.

 

-Los mercados son temerosos, las crisis tienen un fuerte componente psicológico y los inversores actúan, según Almunia, como miopes que sólo perciben perfiles difusos. Parece que nunca hemos estado a merced de dioses tan patosos.

 

-Bueno, los dioses en general siempre fueron peores que los hombres, según decía Walter Benjamin. Y los que estaban hambrientos de guerra y sangre no eran precisamente mejores que estos de las finanzas, lo malo no es la incertidumbre que genera el mercado, o la miopía de los inversores. Lo malo es que la política esté a merced de esos miopes.

 

-Aunque le pese a Bob Dylan, para usted los tiempos no están cambiando.

 

-Bueno, digamos que cuando escucho decir todo eso de que estamos viviendo un cambio de era inaudito, que todo lo que hemos aprendido y heredado ya no nos servirá de nada porque nos aproximamos a un período de inseguridad, incertidumbre, transformaciones imprevisibles y constantes mutaciones…, o eso otro tan socorrido de que “tenemos que cambiar el chip”, me da la impresión de que se trata de mantenernos entumecidos por el miedo para que abandonemos sin resistencia conquistas que llevaron mucho tiempo y esfuerzo, como se resume en aquella genial viñeta de El Roto cuya letra decía: “Por su propia seguridad, permanezcan asustados”. No niego que las cosas se han modificado de un modo importante en los últimos doscientos años, algunas no lo suficiente, por cierto, pero creo que mientras no esté claro que tenemos una alternativa a nuestras viejas democracias parlamentarias y nuestro amenazado Estado de derecho es mejor que no lo vendamos demasiado barato, que ya sufre demasiadas erosiones por parte de sus enemigos.

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es/cultura/2010/05/16/jose-luis-pardo-hay-desmantelamiento-universidad-disfrazado-revolucion-pedagogica/385233.html

Medicina se adaptará a Bolonia este curso, pero necesita ampliar la facultad [El Día 10/08/2010]

Para una lectura más cómoda (pdf)

Detalles de una noticia: “Coste cero”:

Plazas vacantes de preinscripción en titulaciones con límite de plazas para la ejecución de la lista de espera. Y titulaciones sin límite (curso 2010/11)

Para una lectura más cómoda (pdf)

La reforma universitaria, de la ilusión al desencanto [editorial de La Opinión 25/07/2010]

Aunque en el fondo es algo contradictoria, la editorial que nos ofrece hoy La Opinión de Tenerife no deja de ser resultona. Tanta bandurria y tanta pandereta a favor del Plan Bolonia estos dos últimos años para que al final se confirmen los peores augurios. Por desgracia, en ese tiempo también “hablaron” las porras policiales, y la persecución contra los estudiantes movilizados se radicalizó hasta llegar a los niveles del 2001 en el conjunto de la universidad española; en el caso particular de la ULL, tendríamos que remontarnos casi 30 años para encontrar momentos más críticos.

En nuestra Universidad, un antropólogo y un pediatra serán, cara al futuro, los responsables de este triste episodio de la historia lagunera. La ULL abrió el cómputo estatal de expedientes disciplinarios, que luego lloverían sobre Barcelona. Al mismo tiempo, la ciudad de San Cristóbal de La Laguna sería testigo de las primeras cargas policiales contra los “anti-Bolonia”. Sin duda, en La Laguna  se vivió el preámbulo de la violencia que más tarde se desencadenaría en otras partes del Estado.

El testimonio de una de nuestras compañeras represaliadas es sumamente esclarecedor al respecto:

Desde el comienzo percibimos que la universidad como institución, lejos de salvaguardar los derechos de los estudiantes impedía su puesta en práctica. 

Si no fuese indignante,  se diría que el esquema que han tenido en mente nuestras autoridades universitarias, ha sido simplemente viejo, conocido y aburrido.

Se comienza por la obstrucción. Pequeñas piedrecitas en el camino… curiosas interrupciones de páginas webs contrarias al Plan Bolonia, intervención injustificada de los servicios de seguridad, retirada de carteles contrarios a la actual política universitaria, negación del paso a los actos públicos, actitud no dialogante, negación de la entrada al recinto universitario etc.

Luego, si los estudiantes no se aburren y renuncian,  se sube un peldaño y entra en juego la coacción: aperturas de expedientes en base a leyes franquistas, amenazas. Hasta que se pretende asestar el golpe final al movimiento opositor: violencia explícita para desarticularlo. Así, se usa la fuerza para quebrar la resistencia de los jóvenes que llegan a la universidad. En un último giro, el más dañino para este tipo de movimiento, es que ni siquiera se nos quiere reconocer como estudiantes, sino que, por el contrario, se nos acusa  de delincuentes, de drogadictos, de no estar en la realidad. Así, se nos quiere desacreditar para neutralizar nuestras denuncias y nuestros argumentos. En fin, está claro que toda reforma que se ha llevado a cabo por la Universidad de La Laguna ha seguido el mismo esquema: obstrucción, coacción y finalmente violencia. Precisamente el mismo esquema que seguían las fuerzas e instituciones franquistas para destruir a la oposición.

[Fragmento del discurso leído por Nayma H. en la Jornada Contra la Violencia (JCV) celebrada el 10 de diciembre de 2009 en el salón de Actos de Magisterio (ULL). Un acto que pretendía curarnos del agravio sufrido; un acto dedicado a salvaguardar nuestra dignidad].

 

***

 

Editorial de La Opinión:

La reforma universitaria, de la ilusión al desencanto

Este debía de ser el año de la gran transformación en la educación española y el de la revolución en la investigación nacional. Coinciden en el tiempo dos palancas poderosas para conseguirlo: la reforma de Bolonia, en pleno vigor a partir del curso universitario que arranca el próximo septiembre, y la nueva ley de la Ciencia, llamada a iluminar otro modelo económico y que también atañe directamente a las enseñanzas superiores. Si existe un motor de innovación importante ese es la universidad. A medida que avanzan los meses, gran parte de la comunidad educativa y científica ha pasado en ambos casos de la ilusión al desencanto. Podemos estar ante el enésimo cambio para que nada cambie, para que los males endémicos del sistema se perpetúen

Sigue leyendo

Información pública de los anteproyectos de Máster Universitario en Ciencias de la Información y el Doctorado en Biología

El pasado 20 de julio se abrió el plazo de información pública de los anteproyectos de Máster Universitario en Ciencias de la Información y el Doctorado en Biología (plazo: 30 de julio a las 14.00 horas).

La ULL acusa a la universidad privada de duplicar sus carreras

[El Día 09/07/2010]

Para una lectura más cómoda (pdf)

[La Opinión 09/07/2010]

Para una lectura más cómoda (pdf)

[Diario de Avisos 09/07/2010]

PSOE, PP y CC apoyan sin fisuras la primera universidad privada de las Islas

[El Día 08/07/2010]

Para una lectura más cómoda (pdf)

[La Opinión 08/07/2010]

Para una lectura más cómoda (pdf)

[Canarias 7 08/07/2010]

Para una lectura más cómoda (pdf)

[La Provincia 08/07/2010]

[ABC 08/07/2010] 

Para una lectura más cómoda 1 (pdf)

Para una lectura más cómoda 2 (pdf)

[El Diario de Avisos 08/07/2010]

Para una lectura más cómoda 1 (pdf)

Para una lectura más cómoda 2 (pdf)

 

El Ejecutivo aprueba el aumento del 1,5 % en las tasas universitarias [La Opinión 02/07/2010]

El Ejecutivo aprueba el aumento del 1,5 % en las tasas universitarias (pdf)

El pasado 13 de junio, dejamos claro cual era nuestro parecer respecto a esta subida:

“En relación con la subida de las tasas del próximo curso, AMEC considera que no es motivo de alegría que la Consejería apostara por el mínimo autorizado, puesto que la actual situación de crisis, que ha provocado un aumento del paro y, en general, el derrumbe de la economía canaria, debió animar la congelación de las tasas o, incluso, su bajada” (Si pinchas en el enlace, podrás ver el artículo referido: Las becas del Gobierno de Canarias, una pesadilla).

Milagros Luis Brito: “No hemos sido claros…” [El Día 28/06/2010]

Para una lectura más cómoda (pdf)

En esta entrevista se resume el pensamiento de CC (Constructora Canaria S.A.). Una pequeña lección sobre el neoliberalismo tardío. Advertimos, en medio de repetidas alusiones a la crisis, el falso discurso de la racionalización de los servicios públicos, lo que nos deja entrever un futuro protagonizado por los recortes y la liberalización del sector. En definitiva, aunque somos conscientes de la “recesión” de ideas místicas como la de “Estado del Bienestar”, no deja de escandalizarnos la violencia interna del discurso de la consejera.

Un discurso violento

La consejera vuelca, constantemente, las responsabilidades hacia los docentes y los estudiantes. Así mismo, repite la clásica letanía en la que se entremezclan invocaciones a favor del esfuerzo y la responsabilidad. Soflamas necias que sólo pueden convencer a la calaña que se excita cuando las escucha:

“Hemos tenido excesiva cultura de nuevos ricos, especialmente por esa perdida de valor del esfuerzo, esa cultura del éxito fácil” (MLB).

Esta entrevista es como una amenaza, un intento, mediocre pero real, de amedrentar a docentes y estudiantes. La consejera ha pasado el rodillo a la Universidad (retirada de financiación); los institutos de Bachillerato y Formación Profesional  (exclusión masiva de alumnos); en las escuelas de idiomas (se impide una formación lingüística de calidad, se limita la diversidad y el nivel de enseñanzas); en la enseñanza artística (se limita la formación) y, finalmente, en los conservatorios (supresión de cursos y restricción de matrículas).

La consejera ha arruinado la enseñanza pública. Los últimos informes educativos -divulgados recientemente- certifican su fracaso como gestora, pero, pese a su incapacidad, ella continúa agrediendo la dignidad de los que, hoy por hoy, son víctimas de su incompetencia y de la falta de compromiso de su partido (Coalición Canaria) para dar respuesta al subdesarrollo educativo que sufre el archipiélago (Ver:El fracaso educativo en Canarias [La Opinión 18/06/2010]. La consejera se ha travestido de encantadora de serpientes y pretende convencernos de que es una mujer de sacrificios, cuando lo que hace es sacrificar el futuro de la educación pública canaria:

“Hay cosas que en principio no forman parte del sistema obligatorio, no son enseñanza universal, no tienen por qué ser gratuitas. Pero lo cierto es que lo implementamos, lo tenemos y le dimos gratuidad. Ahora que hay que decir que no podemos permitirnos es “privilegio” se interpreta como un atentado a un derecho. ¿Por qué? Porque cuando lo hemos ofertado no hemos sido claros y no hemos dicho a la sociedad que lo gratis no existe” (MLB).

Nuestro punto de vista sobre los sacrificios

En Canarias, le pese a quien le pese, lo único que hay que sacrificar de forma inmediata es a ese ejército de corruptos y vividores que nos han robado y no siguen robando los recursos económicos, territoriales y formativos. Hay que desalojar a esa chusma del poder, pero no será, precisamente, con la promoción de otros miserables inútiles. En el Parlamente de Canarias no hay nadie que valga o que, al menos, ame este País. Salgamos, pues, a la calle y configuremos un verdadero poder popular. A todos los demás -los prisioneros de conciencia y limosneros de cualquier condición que no desean un “Mundo Nuevo”- sólo les pedimos que se quiten de en medio y nos dejen avanzar en defensa de nuestros derechos.

La crisis duplica el desempleo entre los titulados de las universidades españolas [El Día 30/06/2010]

La crisis duplica el desempleo entre los titulados de las universidades españolas (pdf)

La crisis duplica la tasa de paro entre los titulados universitarios (pdf)

El PSOE apoya la implantación de centros privados en la isla [Diario de Avisos 29/06/2010]

El PSOE apoya la implantación de centros privados en la isla (pdf)

Fotos y manifiesto del 26j. “En defensa de nuestra tierra, los servicios públicos y los derechos laborales” [Santa Cruz de Tenerife, 26/06/2010]

 

MANIFIESTO POR UN MUNDO NUEVO

 

Nos dijeron que la historia había terminado, que ya no había lucha de clases, que ya ni siquiera había clases, que el Estado pertenecía y representaba por igual a todos los ciudadanos y ciudadanas, que el capitalismo había triunfado, que ya no había otra alternativa para la humanidad. Pero entonces llegó la crisis, el capitalismo sin freno mostró su verdadero rostro depredador y antihumano. La economía, dirigida no a satisfacer las necesidades de las  personas, sino a lograr beneficios para unos pocos, estalló. Los dueños del sistema se volvieron locos de codicia y mataron la gallina de los huevos de oro. Ahora nos quieren cobrar el funeral del bípedo a todos y a todas.

Sigue leyendo

Retiran los carteles de AMEC del Aulario de Guajara la víspera de las Jornadas Post-PAU

 

A estas alturas no nos sorprende que desde instancias universitarias se trate de manipular ideológicamente a los nuevos alumnos. No es el primer episodio y, de seguro, no será el último. La retirada de los carteles que los miembros de AMEC colocamos en el Aulario de Guajara se ha notado, señores del Gobierno universitario. Como se dice, coloquialmente, ha dado el “cante”. Si se retiran carteles, aunque seguiría dando el “cante”, hay que retirarlos todos.

Algunos tratan a la desesperada de borrar las huellas del único grupo claustral que se ha plantado frente a la Institución. AMEC es el único grupo que no se rinde en la lucha por una Universidad en la que los alumnos puedan defender sus derechos. A muchos les ha molestado esa campaña que realizamos la semana pasada. Una campaña en la que hemos lanzado una consigna peligrosa, subversiva y dañina para los que son tentados por el autoritarismo. Les hemos dicho a todos, sin miedo y  a viva voz: “¡Defiende tus derechos!”.

Tratan de silenciarnos

Durante la celebración de la PAU, los miembros de AMEC sufrieron coacciones para que no ejercieran su derecho a informar. No interesa una voz discrepante y crítica. No interesa que alguien plantee dudas a la legitimidad de ese Poder. Ya lo dejamos claro en la sesión del Claustro del pasado viernes 18:

La Universidad ha servido para formar a las élites destinadas a reproducir el Sistema eficientemente: la reproducción del Dominio. Una reproducción ajena a las fisuras y las contradicciones. La Voluntad de Dominio no demanda explicaciones, simplemente, se alimenta del miedo del que ejecuta y del que es ejecutado. El Dominio se alimenta de la renuncia a un pensar crítico; a un pensar crítico que es, sin duda, lo único que nos permite entrever eso que llaman LIBERTAD.

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario, consigna de futuro

No dudamos, en ningún momento, de cuales eran los objetivos de este proyecto, el legado que les dejamos a nuestros compañeros: la consigna de futuro. La consigna de la que formamos parte en cuanto proyecto orgánico, que tiene como fin último el de “quemar las naves” en defensa de una Universidad democrática.

En este sentido, les decimos a todos: frente al autoritarismo mediocre, sólo podemos reivindicar una respuesta que sea  legítima (nuestra voz colectiva) y reivindicativa (nuestra voz crítica); frente a los ataques y las humillaciones más despreciables, sólo sabremos ofrecer organización y militancia. Pero una organización y una militancia que no suponga la entrega de nuestra libertad a falsos representantes, que terminan siempre por negociar el alcance de su lucha con los que ejercen el Dominio.

 

 

El 97,07% de los alumnos presentados superó la PAU de junio en la Universidad de La Laguna

 

La PAU ha transcurrido, de momento, sin grandes novedades. Esperemos que la mayoría de los alumnos se sientan satisfechos con los resultados. Aunque por los pasillos, en los clásicos corrillos, se escuchan voces discordantes con alguna corrección y ese tipo de cosas. 

Por lo pronto, constatamos la perversidad de la normativa. En este sentido, gracias a modificaciones ministeriales de última hora, sólo se permite ver los exámenes a aquellos alumnos que hayan solicitado la doble corrección. Desde AMEC, no dejamos de escandalizarnos por tanto oscurantismo y tanta mediocridad. Sin duda. la Convergencia Europea ha debido obturar muchos cerebros en el Ministerio.  

Normativa de la PAU

Enlace con la noticia publicada en la página de la ULL:

http://www.ull.es/viewullnew/institucional/prensa/Alumnado/es/281618

Enlace sobre acceso y calificaciones:

http://www.ull.es/view/institucional/ull/Acceso_y_matricula/es

EA-CANARIAS DENUNCIA QUE EL GOBIERNO CANARIO DESAHUCIA A MILES DE JÓVENES CANARIOS AL NEGARLES LA POSIBILIDAD DE CONTINUAR SUS ESTUDIOS.

 

Más de 10.000 jóvenes canarias sin plaza para estudiar FP, PCPI y Bachillerato.

A principios de junio EA-Canarias denunciaba que más de 8000 jóvenes no tenían plaza confirmada en la Formación Profesional (Ciclos Formativos y Programas de Cualificación Profesional Inicial) y Bachillerato. Ante la publicación de las listas definitivas de admitidos, excluidos y reservas para estos estudios este lunes 21 de junio por parte de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, EA-Canarias denuncia que empeoran las previsiones realizadas anteriormente.

De los datos recopilados en los Centros se deduce que más de 10.000 personas no tienen una plaza para realizar sus estudios de Formación Profesional y Bachillerato. Es especialmente grave la situación de la FP que arroja cifras superiores a los 8.000 alumnos sin plaza, realidad que desmiente las declaraciones de la Consejería de Educación sobre la provisionalidad de los datos de principios de junio.

La política de recortes en el sector público que práctica el Gobierno de Canarias se sitúa como causa principal de esta desastrosa situación para los jóvenes canarios.

¿QUÉ ALTERNATIVAS TIENEN LOS JÓVENES CANARIOS?

Con unas cifras del paro de 300.000 personas y un aumento continuado del mismo no existe el recurso al acceso mercado laboral, salvo que se acepten trabajos en condiciones cercanas a la esclavitud. ¿Qué respuesta ofrece el Gobierno de Canarias y su Consejería de

Educación? ¿Instalarse en la marginalidad? ¿Emigrar? ¿Delinquir?

Mientras se mantiene o aumenta la oferta de plazas en la enseñanza privada-concertada para negocio de unos pocos, y se destinan decenas de millones de euros a los centros de formación privada no reglada, se le da un nuevo “tijeretazo” a la enseñanza pública.

Canarias, 22 de junio de 2010.

Los estatutos no alcanzan la mayoría necesaria para ser aprobados

 

En estos momentos no sabemos que pasará con el documento estatutario. No sabemos si continuará su peregrinaje de sesión en sesión del Claustro, hasta que consiga los votos necesarios, o si el Rector, desistiendo en su empeño, se limitará a promover las reformas legales sobre el texto vigente.    

Aunque queda una tercera opción, que ha sido la que ha demandado AMEC (y no sólo AMEC). En este sentido, una de las mejores alternativas que tendría Doménech es reabrir, de forma limitada, el proceso estatutario, admitiendo nuevas enmiendas y centrando la discusión en los puntos más controvertidos del texto (los reglamentos de Consejo de Gobierno, etc.). Varios grupos, en la última reunión de la comisión de estatutos, dejaron entrever su virtual apoyo a esta tercera opción.

No se trata de una simple suma de votos

En la sesión de ayer, Adán González, portavoz de AMEC, terminó su intervención con un mensaje bien claro:

“Si el empeño reside en la suma de votos, esta partida ha perdido todo el interés para nosotros”.

Se advertía y criticaba la estrategia dominante entre los sectores que apoyaban sin fisuras los nuevos estatutos. Para estos, se trataba, simplemente, de sumar votos. AMEC dejó bien clara su crítica hacia esta estrategia, tanto en la última reunión mantenida con el Rector en la Junta de portavoces como desde nuestra blog. Dos días antes de la sesión claustral, el pasado 16 de junio, manifestamos en una nota:   

“Desgraciadamente, la única preocupación del Gobierno universitario (…) ha sido la búsqueda de los votos que posibilitaran la mayoría absoluta necesaria. Desde AMEC, consideramos que lo importante de unos estatutos no es la rapidez de su tramitación, sino la proyección que tenga su letra en la comunidad universitaria. Esto sólo se consigue si la Carta Magna universitaria viene precedida de un profundo debate”.

No obstante, somos conscientes de que la pelea entre los defensores y detractores de los nuevos estatutos no tiene como eje el documento. El enfrentamiento no está centrado en estos estatutos, sus virtudes y sus defectos son para unos y otros algo secundario; el eje que dinamiza es la pugna por el rectorado. Es por esa razón que nuestro portavoz manifestaba también en su discurso de ayer:

“(…) en medio de esa pelea por el control de esta fábrica de méritos y prebendas (…) en medio de toda esa desidia, nosotros nos encontramos como simples espectadores. Simples espectadores de la gran pelea: ese enfrentamiento que, sin duda, se irá recrudeciendo según vayan pasando los meses. La lucha a muerte por esa silla, que lo sostiene a usted, señor rector: esa es la gran pelea de la que estoy hablando”. 

Y continuaba luego:

“No podemos dejar de ser conscientes de que si ejercemos de alguna forma la representación de los estudiantes, estamos obligados a exigir que en el juego político universitario se nos reconozca como interlocutores válidos, necesarios y, sobre todo, como iguales. Por tanto, estos estatutos deben ser algo más que el rifirrafe entre el equipo de profesores A y el equipo de profesores B”.

Bandos de paces y bandos de guerra

Lo que no dijimos es que cada equipo de profesores tiene detrás su particular cohorte de representantes del PAS (Personal de Administración y Servicio). Acompañando a Renovación Convergente, el grupo de profesores que sostiene a Doménech, está GRUPO, la más pequeña de las organizaciones que representan al PAS. Mientras que imbuidos en la estrategia política de Programa, el otro grupo de profesores, encontramos a EUPAS.

No obstante, el gobierno de Doménech ha sido apoyado por otros colectivos claustrales. En este sentido, vemos la firme adhesión de Liga, el más pequeño de los grupos de profesores (son los únicos que han aguantado el creciente bipartidismo universitario en el sector del profesorado), y, en el sector del alumnado, una ristra de grupos. De esta forma, SEULL, IEC, GIRA y ED manifestaron su adhesión a los estatutos el 12 de abril; dicha adhesión volvió a ser refrendada ayer por SEULL, aunque su portavoz no pudo ocultar el enorme cabreo que tienen los miembros de esa organización. Cabreo motivado (aunque no lo dijeran) , entre otras cosas, por el hecho de que, fácticamente, el Rector y su Equipo de Gobierno hayan reconocido al denominado “grupo mixto” del Claustro. Dicho grupo, liderado “intelectualmente” por un tal Jeremías P, está formado por cinco disidentes de SEULL. En los corrillos de la  ULL no paran de circular informaciones sobre prebendas y privilegios hacia este alumno. Tanto es así que dicho personaje sin ser miembro del Claustro protagonizó dos sesiones anteriores del mismo, puesto que los representantes de SEULL, GIRA y IEC acusaron a determinados elementos del Equipo de Gobierno de ser excesivamente condescendientes con este sujeto.  

   El resto de grupos de alumnos de la “órbita Doménech” no intervinieron, aunque en el caso de IEC se debió a problemas “técnicos”.

Finalmente, quedaría mencionar al “mítico” grupo del PAS, PAS en Acción (uno de los colectivos veteranos de la Casa), que tampoco llevó a cabo ninguna intervención colectiva, aunque nos consta que tenían redactado un discurso. Este grupo parece que sigue alineado en la “izquierda” universitaria, pero en clara controversia con EUPAS. Dicha controversia los ha llevado a una estrecha colaboración con GRUPO.

En este enlace, podrán ver el resumen de las intervenciones (página de la  ULL):

 http://www.ull.es/viewullnew/institucional/prensa/Noticias_ULL/es/280247

Ruegos y preguntas

Finalmente, en relación al punto de “ruegos y preguntas”, AMEC abordó cuatro cuestiones:

  1. Solicitamos al Rector que no volviera a recibir a ninguna delegación sionista en nuestra Casa, en clara alusión a la reciente visita de una delegación de la Embajada de Israel a la ULL. Así mismo, le reprochamos a Doménech que no hubiera tenido la suficiente sensibilidad,  dados los acontecimientos de hace un par de semanas (ver el enlace:  La ULL recibe la visita de representantes de la Embajada de Israel en España ).
  2. Le preguntamos al Rector si la Fiscalía Anticorrupción estaba investigando los pormenores de la contratación del Servicio de seguridad de la ULL. El Rector no se atrevió a negar esta cuestión, simplemente, manifestó desconocer dicho asunto.
  3. Una vez más, como venimos haciendo en las últimos sesiones del Claustro, le solicitamos al Gerente de la ULL dos informes: un informe donde se detalle el coste real de los centro de alojamiento de la ULL, y otro informe donde se de cuenta del estado (rendimiento y funcionamiento) de la denominada “vigilancia electrónica” en la Universidad. Aprovechamos para manifestar nuestra irritación con el Gerente , Francisco Calero, puesto que no nos ha facilitado dichos informes. Informes que le llevamos solicitando desde hace más de un año.  
  4. Finalmente, abordamos la problemática del Máster Universitario de Formación de Profesorado. Recordamos las deficiencias de dicha titulación, que empezó a impartirse de forma “exprés” el pasado mes de febrero. Centramos nuestra intervención en el problema que tienen los alumnos que no poseen la acreditación de una serie de curso de inglés. En este sentido, criticamos el déficit informativo y el hecho de que la ULL solucione esta problemática con un examen a última hora. El Vicerrector de Ordenación Académica, José María Palazón, nos respondió que la acreditación de un grado determinado de inglés (el B1) era una exigencia del Ministerio.   

Los resultados de la votación en la Web de la ULL:

http://www.ull.es/viewullnew/institucional/prensa/Noticias_ULL/es/280289

Los estatutos en prensa:

http://www.eldia.es/2010-06-19/canarias/canarias18.htm

http://www.eldia.es/2010-06-20/canarias/canarias11.htm