¡La ULL dice no a las prospecciones petrolíferas! (AMEC TV)

El Claustro de la Universidad de La Laguna (ULL) se ha posicionado en contra de los sondeos petroleros previstos por Repsol en alta mar frente a Lanzarote y Fuerteventura. El acuerdo se adoptó en el pleno del 25 de junio a propuesta del grupo mayoritario del alumnado, la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canaria (AMEC), por 77 votos a favor y 27 en contra.

Más información: La Universidad de La Laguna se opone a los sondeos de petróleo (Diario de Avisos 30/06/2014)

Debate sobre las prospecciones petrolíferas en Canarias (DOCUMENTO PRESENTADO POR AMEC)

INTERVENCIONES COMPLETAS. Por un lado, el portavoz de “Liga”, Luis Vega, que se posicionaba a favor de las catas. Y por otro, el portavoz de AMEC, Alberto Lacave, que supo rebatir de forma brillante los “argumentos” aportados por el Prof. Luis Vega.

 

La Universidad de La Laguna se opone a los sondeos de petróleo (Diario de Avisos 30/06/2014)

El Claustro de la Universidad de La Laguna (ULL) se ha posicionado en contra de los sondeos petroleros previstos por Repsol en alta mar frente a Lanzarote y Fuerteventura. El acuerdo se adoptó en el pleno de la pasada semana a propuesta del grupo mayoritario del alumnado, la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canaria (AMEC), por 77 votos a favor y 27 en contra.

DOCU_GRUPO TRÁMITE SOBRE LOS PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

Las voces discrepantes vinieron desde el profesorado, a través del grupo LPU, que se mostró a favor de que hagan estas catas para conocer si realmente existen o no recursos energéticos frente a Canarias, una opinión a la que también se adhirió el grupo mayoritario de los docentes, Renovación Convergente, pese a que no expresó su apoyo expreso a la extracción de petróleo, según informó a este diario uno de los portavoces de la AMEC, Josafat González.

DOCU_GRUPO TRÁMITE SOBRE LOS PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

El rector de la ULL, Eduardo Doménech, ha confirmado a este diario que “es la primera vez que la Universidad se pronuncia contra estos sondeos en un órgano de gobierno” y dijo respetar la votación “pues de alguna forma es el sentir de la mayoría de la comunidad universitaria”. El responsable del centro académico destacó que el acuerdo supone decantarse a favor de las fuentes de energía renovables.

El grupo claustral que promovió el acuerdo leyó en la sesión un manifiesto en el que expuso los riesgos que supone la actividad petrolera tan cerca de las costas canarias para el medio ambiente y la biodiversidad, el turismo, la pesca y el abastecimiento de agua marina desalada, por lo que consideraba necesario que la ULL “al igual que numerosas instituciones públicas de Canarias” debía posicionarse sobre esta cuestión, “trascendental para el futuro de las Islas”, uniéndose así a “muchas voces que claman por que se ponga fin a este sinsentido”.

Según explicó el portavoz estudiantil, “el rechazo a las prospecciones por la principal institución académica de Canarias se hace ahora más pertinente”, tras la sentencia del Tribunal Supremo en la que desestima los siete recursos contra el real decreto del Gobierno estatal por el que en 2012 otorgó los permisos al consorcio petrolero.

“Riesgo de daños irreversibles”

En el manifiesto de la AMEC leído durante la sesión del Claustro, se alude al “malestar en la opinión pública de las Islas” causado por este proyecto, “que se ve alimentado por las formas del Gobierno español, especialmente las del ministro José Manuel Soria, en lo que se refiere al proceso y los trámites para conceder esta explotación, desoyendo, e incluso despreciando las numerosas alegaciones y recursos presentados, tanto por las instituciones públicas como por la sociedad civil canaria, y todo en pro de favorecer los intereses de una empresa privada”. La AMEC concede “escasa credibilidad” al argumento de que esta actividad creará mucho trabajo, pues la cifra estimada de empleos “ha ido variando con el tiempo, así como la naturaleza de los mismos”. A juicio de este grupo claustral, “lo cierto es que el impacto de la actividad petrolera, lejos de repercutir positivamente en la población canaria, puede dañar seriamente, y de forma irreversible, otros sectores como el turismo y la pesca”, sin olvidar que un posible vertido de crudo afectaría a la fauna y la flora marinas, “pudiendo hacer peligrar las especies protegidas endémicas de las aguas isleñas”.

AMEC lleva al Claustro las infraestructuras de la ULL y las prospecciones petrolíferas (NOTA DE PRENSA)

Recordamos a todos nuestros lectores que la sesión del Claustro de la ULL de mañana, 25 de junio, puede ser presenciada por el público (hay una zona habilitada). Los que no puedan asistir pueden seguirla desde la página de la ULL. La sesión ordinaria del Claustro Universitario tendrá lugar en el Aula Magna de la Facultad de Economía, Empresa y Turismo (hora de comienzo: 8:30 h en primera convocatoria).

***

La asamblea estudiantil considera de vital importancia que el Claustro de la ULL se posicione en contra de las prospecciones petrolíferas en aguas próximas a las Islas.

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), grupo estudiantil mayoritario en el Claustro de la Universidad de La Laguna, lleva al Claustro de la ULL, en su sesión de mañana -miércoles 25-, un informe sobre las infraestructuras de la ULL, y un “manifiesto” universitario en el que se rechazan las prospecciones petrolíferas en aguas próximas a las Islas.

Claustro 25 junio

Infraestructuras de la ULL

El colectivo estudiantil ha presentado para el debate un informe sobre infraestructuras que “no pretende ser un peritaje técnico sobre el estado de las instalaciones de la Universidad”, sino, como se apunta en el documento, la exposición de “los problemas que encontramos los usuarios con respecto a las instalaciones de la Universidad bajo la perspectiva de la relación que se produce entre las personas y las infraestructuras”.

En el documento presentado por AMEC se desgranan los principales problemas que encuentran los usuarios. De esta forma, se aborda el problema del “acceso a los centros de estudio”, teniendo en cuenta los “puntos negros o zonas conflictivas” o el “transporte”; asimismo, se dedican varias páginas del informe a tratar el tema de la “accesibilidad universal”, es decir, se entiende que “la supresión de las barreras arquitectónicas (y de cualquier tipo) debe ser total, se debe redefinir y remodelar el espacio universitario: itinerarios integrados (incluyendo el transporte), aulas, bibliotecas, salas de estudio, laboratorios, cafeterías, zonas departamentales, jardines, centros de alojamiento, aparcamientos, etc.” El informe también se ocupa de los “jardines universitarios”, el “estado de los edificios”, las “instalaciones deportivas”, “los aseos”, las salas de estudio y el “cierre institucional de la ULL”.

Las prospecciones petrolíferas

La asamblea estudiantil considera de vital importancia que el Claustro de la ULL, máximo órgano de debate de la institución, se posicione en contra de las prospecciones petrolíferas en aguas próximas a las Islas. AMEC considera que la ULL se debe unir a la población canaria en el rechazo a las prospecciones, teniendo en cuenta que “la concesión otorgada por el Gobierno español a la empresa Repsol para realizar prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a Canarias ha provocado un intenso malestar en la opinión  pública de las Islas”. En este sentido, “la Universidad de La Laguna, al igual que numerosas instituciones públicas de Canarias, debe posicionarse respecto a esta cuestión, trascendental para el futuro de las Islas”.

Para AMEC, el rechazo de las prospecciones petrolíferas por parte de la principal institución académica de las Islas se hace ahora más pertinente, teniendo en cuenta que el Tribunal Supremo  acaba de desestimar los 7 recursos interpuestos contra el Real Decreto del Gobierno de fecha 16 de marzo de 2012 que otorgaba el permiso a Repsol.

 En La Laguna a, 24 de junio de 2014

 ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

INFORMES PRESENTADOS POR AMEC:

El punto 4 (Debate sobre las prospecciones petrolíferas en Canarias), y el punto 6 (Infraestructuras), fueron propuestos por la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario en la última reunión de la Junta de Portavoces del Claustro, por esa razón, AMEC ha sido la encargada de elaborar los documentos que introducirán el debate sobre ambos puntos.

Debate sobre las prospecciones petrolíferas en Canarias (DOCUMENTO PRESENTADO POR AMEC)

Informe sobre infraestructuras en la ULL I (DOCUMENTO PRESENTADO POR AMEC)

Informe sobre insfraestructuras en la ULL II (DOCUMENTO PRESENTADO POR AMEC)

La AMEC considera que el cierre de la Universidad de La Laguna perjudica a los estudiantes [DIARIO DE AVISOS 01/01/2014]

“La ULL se terminará de hundir si continúa por el mismo camino: autoritarismo mezclado con un recetario de propuestas ‘anti-crisis’ muy poco inteligentes”.

DIARIODEAVISOS.COM | Santa Cruz de Tenerife

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) considera que el cierre de la Universidad de La Laguna (ULL) durante el período navideño perjudica a los estudiantes ya que las pocas salas de estudio que ofertan sus servicios son insuficientes, y en horas ‘punta’ están totalmente saturadas.

En la pasada sesión del Claustro de la ULL celebrada el 17 de diciembre, AMEC manifestó que el cierre de las instalaciones universitarias asemejaba a un “cierre patronal” y que era una medida estética. Asimismo, se comunicó la necesidad de que los alumnos contaran con suficientes salas de estudio.

El cierre de la ULL, entre el 28 de diciembre y el 8 de enero, perjudica seriamente al alumnado que se enfrentará próximamente a los exámenes de enero-febrero. El mantenimiento de tres salas abiertas (las que se encuentran en los dos edificios de CajaCanarias y la sala de estudio de Náutica) no garantizan un servicio en condiciones. Hay que tener en cuenta que los espacios habilitados por otras instituciones para el estudio, como puede ser el TEA, también aparecen abarrotados en estas fechas.

En líneas generales, el principal colectivo estudiantil del Claustro de la Universidad de La Laguna rechaza el cierre de las instalaciones y cuestiona las supuestas ventajas del mismo. “Los alumnos de la ULL están cansados del pésimo servicio que se está dando a los estudiantes. Una vez más, es el alumnado el que paga los “platos rotos” de la mala gestión del regente Eduardo Doménech”, afirman.

Para concluir el comunicado, la AMEC afirma que “la ULL se terminará de hundir si continúa por el mismo camino: autoritarismo mezclado con un recetario de propuestas ‘anti-crisis’ muy poco inteligentes”.

Anteproyecto presupuestario de la Universidad de La Laguna [texto de la intervención de AMEC en la sesión del Claustro del 16 de diciembre]

Señor rector, un año más nos vemos obligados a ser categóricos en lo que al Anteproyecto presupuestario se refiere, un año más, señor Doménech, sus cuentas no nos convencen. Y usted ya lo sabe, ni su cuentas ni su crisis. Porque su crisis, señor Doménech, es siempre la misma: es la crisis que siempre recorta a los mismos. No nos convence ese aire de emergencia, de austeridad para los mismos. Y si esta Universidad está en crisis, usted, su malgobierno, es el exponente central de esa crisis: usted es la crisis.

La ULL necesita un nuevo enfoque, una forma auténtica de hacer las cosas y dejar ya de vivir en el simulacro. Desgraciadamente, este documento que nos han presentado hoy no deja de ser eso, un simulacro de Anteproyecto, una cascara vacía donde lo más sólido, lo más real, es el sueldo que va a cobrar su “alto cargo”. El resto, no tiene mayor sentido, ¿cómo podríamos denominarlo?, ¿trámite necesario?, ¿imperativo legal?, ¿ritual anual de lectura colectiva de papeles llenos de cifras?

Lo único real en esta documentación es lo que vamos a perder los estudiantes un año más. Más allá de su política de gestos, todos y todas sabemos que hace tiempo en esta Universidad discutir cualquier cosa sobre los presupuestos no tiene mayor sentido. Cumplimos con la Ley y con el público, el desinteresado público universitario que no acaba de entender cómo continuamos con estos ajados rituales claustro-fóbicos.

El único sentido que puede tener para nosotros esta sesión del Claustro es poder dejar constancia del modelo de Universidad que defendemos, dejar claro, y lo apuntamos ya con las propuestas que hemos presentado, que no consensuamos con ustedes. Básicamente porque los intereses que ustedes defienden no son los intereses del alumnado de esta Casa. Y más allá de que ninguna de las propuestas que presentemos hoy sea aprobada en este Claustro, demostrando, una vez más, la incuria y la mediocridad que lo invade sesión tras sesión, más allá de ese toque infantil, del revanchismo absurdo, dejamos constancia de que, pese al pesimismo que nos pueda invadir, y pese a los pesimistas patológicos -esos no tienen nada que ver con nosotros- dejamos constancia, repetimos, que otra Universidad es posible. Y que, algún día, más temprano que tarde, superaremos las gestiones nefastas, los personalismos, y abriremos procesos verdaderamente democráticos, en los que la Comunidad Universitaria pueda decir y decidir sobre todo. Señalar también, entre todos y todas, dónde están las necesidades y en que debemos invertir esfuerzos y dinero. Nosotros lo tenemos claro. Si realmente somos la vanguardia de la sociedad, no podemos permanecer sujetos a la meritocracia, el dirigismo y la endogamia institucional. Todo eso terminará algún día, porque todo se acaba, señor Doménech. No hay mal que cien años dure ni universidad que lo resista.

A continuación pasamos a señalar aquellas cuestiones que deberían de ser atendidas de forma adecuada en un documento que albergara, en su letra, la voluntad suficiente para programar una Universidad al servicio de sus estudiantes:

Colegios Mayores y Residencia Universitaria:

Un año más, manifestamos que es un error continuar incrementando el precio de los Colegios Mayores y la Residencia Universitaria. Dadas las actuales condiciones económicas, apostamos por la bajada de los precios de los centros de alojamiento. En este sentido, se debe estudiar seriamente la posibilidad de bajar los precios de los Colegios Mayores y la Residencia Universitaria, y aumentar el presupuesto que se asigna a estos centros.

Bonos de comedor y ayudas asistenciales: 

En las circunstancias actuales se debe garantizar unas ayudas asistenciales eficientes y que alcancen al mayor número de estudiantes posible. Se debe aumentar el presupuesto de todas las ayudas asistenciales que ofrece la ULL y, asimismo, se debe estudiar la posibilidad de presupuestar nuevas ayudas en relación a las nuevas necesidades que se van generando. En líneas generales:

– Aumentar el presupuesto para bonos de comedor y flexibilizar los requisitos para su obtención.

– Aumentar el presupuesto para las ayudas a estudiantes con necesidades especiales.

– Aumentar el presupuesto de las guarderías para hijos del alumnado. – Aumentar el presupuesto de las ayudas para alumnos con especiales dificultades económicas.

Software libre:

Como hemos expresado en otras sesiones del Claustro, creemos que la utilización e implementación de software libre en la ULL es una medida eficaz de racionalización del gasto, además de apostar por un modelo más justo y más igualitario en el acceso a la información. En este sentido, proponemos:

– Aumentar el presupuesto destinado al desarrollo e implementación de software libre.

– Reducir paulatinamente el gasto en licencias de software privativo.

– Destinar el dinero que se ahorra en licencias de software privativo a aumentar el presupuesto de los servicios TIC para el alumnado.

Reparación de desperfectos, eliminación de barreras arquitectónicas y obras menores:

El desprendimiento del techo de la biblioteca del Campus de Ofra ha destapado, una vez más, el precario estado en el que se encuentran las instalaciones de la ULL. Un paseo por la Facultad de Medicina o la de Bellas Artes dará cuenta de las dramáticas condiciones en que se encuentran las instalaciones de algunos de nuestros centros. Aunque, desgraciadamente, esa precariedad se proyecta, a diferentes niveles, a toda la Universidad. En este sentido, no podemos dejar de señalar la situación que se vive en el Aulario de Guajara, en los centros del Campus de Anchieta, o la Facultad de Educación. Por otra parte, la eliminación de las barreras arquitectónicas no se ha completado y, desde nuestro punto de vista, no se debe contemplar la eliminación de las barreras arquitectónicas como un parcheo en virtud de las necesidades concretas en un centro determinado. La ULL debe universalizar sus accesos a todas las personas con problemas de movilidad. En AMEC apostamos por una Universidad libre de barreras arquitectónicas y por una Universidad segura. Por lo tanto, solicitamos:

– Aumento del presupuesto destinado a las obras de reparación de desperfectos en las instalaciones de la ULL.

– Liberar una partida económica que garantice la realización de las obras menores que demande el mantenimiento de las instalaciones universitarias.

– Liberar una partida económica que permita eliminar, definitivamente, las barreras arquitectónicas en la Universidad de La Laguna.

Ecología, medio ambiente y sostenibilidad:

A lo largo de los últimos años se ha desarrollado un discurso vinculado a la calidad de los servicios, el rendimiento académico y profesional. Sin entrar a analizar el fondo real y la precariedad de este discurso, desde AMEC, hacemos una apuesta por introducir otros criterios de calidad, y, de esta forma, entender la modernización y el progreso de nuestra institución en consonancia con la conquista de un mayor grado de sostenibilidad y coherencia con el medio en el que vivimos. En este sentido, aprovechar mucho más nuestros recursos naturales, como son el agua y la luz solar; y, al mismo, tiempo, apostar por energías limpias, el reciclaje y la vida sana. Para la realización de todo esto, se demanda:

– El aumento del presupuesto destinado a la potenciación del reciclado a todos los niveles en la Universidad.

– Destinar una partida presupuestaria para la investigación de nuevas técnicas de reciclado.

– Destinar recursos económicos al desarrollo, potenciación y promoción de las energías renovables.

– Aumentar el presupuesto para la mejora de las instalaciones deportivas y para la consolidación y enriquecimiento de la oferta de dichas actividades en la Universidad.

– Destinar el presupuesto que se necesario para el desarrollo y consolidación de las infraestructuras que propicien y fomenten el uso de la bicicleta en la Universidad.

– Reducir el uso del coche oficial y destinar el ahorro que se produzca a la compra de vehículos no contaminantes para que sean usados por el rector y su equipo de gobierno.

– Aumentar la partida económica destinada al circuito de transporte universitario.

Austeridad y progreso en la ULL:

Aunque muchas veces tenemos que alzar la voz contra determinadas políticas que fomentan la ilusión de que se está ahorrando. Desde AMEC, sí defendemos algunas medidas claras y drásticas, medidas que pueden ser valoradas fácticamente sin correr el riesgo de generar falsas expectativas de ahorro. En este sentido, proponemos reducir drásticamente el sueldo del “alto cargo” de la ULL

Sobre desarrollo y aprobación del Anteproyecto presupuestario de la ULL:

La ULL se encuentra entre las universidades menos transparentes del Estado. Por ello, desde AMEC, consideramos necesario que el equipo de gobierno haga lo posible por revertir esta situación, que solo requiere de voluntad por parte del mismo, empezando por una remisión de informes y de documentación que sea clara, concisa, detallada y libre de manipulaciones.

Discurso de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) en la sesión constituyente del Claustro de la ULL (17/12/2012)

En el discurso se repasan buena parte de los problemas que afectan a la Universidad de La Laguna, bosquejando un plan de actuación, un giro en las políticas que se vienen desarrollando en la ULL. AMEC trata de entrar en el fondo de los problemas y no quedarse en la superficie para, de esa forma, intentar superar ese “estado de excepción” que estamos viviendo:

“En la ULL también sufrimos ese estado de excepción. El ataque contra los servicios públicos, el desmantelamiento de la sanidad y la educación públicas, quiebra los frágiles cimientos de nuestra universidad. La precariedad, que ha  situado históricamente a esta institución en el vagón de cola de sistema universitario español, muestra, ahora, una ULL esquelética, obligada a justificar ante la sociedad y los políticos su propia existencia. La universidad debe tratar de “convencer” en un escenario político y social adverso”.

***

Buenos días:

Nuestras primeras palabras de esta legislatura van dirigidas a la memoria del estudiante Javier Fernández Quesada, asesinado a tiros por la Guardia Civil a unos pocos metros de este Paraninfo, hace ya 35 años. Han pasado treinta y cinco años y este crimen permanece impune. Necesitamos recordar a Javier Fernández Quesada, recordar para pedir justicia,  para romper el círculo de la infamia. Recordar para que la impunidad de la historia no oculte a los responsables de su muerte: sus asesinos, los que dieron las órdenes y los que han enterrado la verdad durante todos estos años. Como muestra, traemos un fragmento de la comisión de investigación sobre el caso, publicado por Rosa Burgos en “El sumario Fernández Quesada. ¿Una transición modélica?”, para que todos oigamos como el rector de aquel entonces, Antonio Bethencourt Massieu, prácticamente, le echa la culpa de su propia muerte al estudiante asesinado:

“Yo me pregunto [prosigue el rector] por qué es este chico el que cae. Pienso que a lo mejor puede haber ocurrido -no consta en la autopsia, no lo han detectado, porque no conocían sus antecedentes- que en ese hostigamiento a las Fuerzas de Orden Público, enfrentamiento o como lo queramos llamar, si este chico tiene alguna dosis de droga dentro del organismo, puede que pierda en el sentido de la realidad y que se quede el último. Piensa, quizás, que él solo con cinco piedras, primero descalabra a uno y luego a otro, porque está fuera de la realidad. Es como el que pierde el sentido de la gravedad y salta por la ventana …  La verdad es que se pega el trastazo porque la ley de la gravedad siempre funciona.”

cropped-quesada-amec.jpg

Por nuestra parte: ¡Ni olvido ni perdón! ¡Justicia para Javier! ¡Abajo la impunidad!

***

Una vez más, nos subimos a esta tribuna como el grupo mayoritario del estudiantado. AMEC vuelve a ganar. El estudiantado de esta universidad vuelve a ganar. En contra de la política opresiva y ahogante que se ejerce sobre los estudiantes de esta casa, continuamos victoriosos, gana la lucha y el trabajo.

El pasado 28 de noviembre, el alumnado habló. ¿Y qué dijo?: ¡No a Doménech!; y ha sido la segunda vez, no olvide, Eduardo, sus resultados en el sector del alumnado en las elecciones a rector del pasado año.

Por tercera vez consecutiva nos hemos proclamado grupo mayoritario de este Claustro. Hemos Ganado en 14 de las 29 mesas, destacando nuestra aplastante victoria (de nuevo) en la mesa de la Facultad de Psicología, hecho que queremos hacer constar al señor Pedro Benito Avero Delgado, presente en esta sala (si no está, debería estar presente). Asimismo, hemos sido segundos en otras 8 mesas. AMEC es lo que quiere el alumnado en el Claustro de la ULL. Y, en este sentido, les animamos, en especial a usted, señor rector, a respetar la  decisión del alumnado de esta universidad. No traten de quitar peso a lo que ha designado la mayoría del alumnado, no traten de manipular la realidad con el ya clásico análisis de que “votaron poco alumnos”. Hablemos de comunidad universitaria, hablemos de personas, si hablamos desde esos parámetros, AMEC fue el grupo con mayor respaldo de los que se presentaron a las pasadas elecciones.

Podríamos detenernos un poco más en el asunto electoral, pero la situación que vivimos en esta Casa nos obliga a pasar a otras cuestiones más perentorias.

La crisis económica

La crisis económica está destruyendo la aparente placidez insular. La crisis puede ser entendida como un desbordamiento total de la realidad, el desbordamiento de lo que hasta hace apenas un par de años era admisible para muchos; aunque no está de más recordar que, en estas islas, hemos vivido siempre amenazados por la pobreza y el desempleo. Canarias ha padecido desde siempre un desencaje total, una desestructuración sistémica, que se corregía a base de represión y de programas político-económicos que, en la mayoría de los casos, fomentaban la emigración de los naturales. La historia de Canarias se puede resumir en una sola palabra: desposesión. La historia de Canarias es la historia de la desposesión.

Por tanto, una vez más, el hambre, los desahucios, las muertes en la calles, los atropellos contra los débiles, la represión contra las personas que luchan, la persecución de los colectivos que disienten y critican, una vez más, la excepción reivindica su primacía, la excepción como lo normal.

En la ULL también sufrimos ese estado de excepción. El ataque contra los servicios públicos, el desmantelamiento de la sanidad y la educación públicas, quiebra los frágiles cimientos de nuestra universidad. La precariedad, que ha  situado históricamente a esta institución en el vagón de cola de sistema universitario español, muestra, ahora, una ULL esquelética, obligada a justificar ante la sociedad y los políticos su propia existencia. La universidad debe tratar de “convencer” en un escenario político y social adverso.

no recortes amec

No obstante, las primeras y únicas víctimas, de momento, son los alumnos y alumnas; los mil estudiantes que, según el rector de esta universidad, no se matricularon en el presente curso académico por la subida de las tasas. A lo que se une la exigencia de nuevos requisitos para la obtención de las becas y los problemas vinculados a su gestión. Todo bien aderezado por el recorte de servicios que ofrece la institución y el encarecimiento de muchos otros.

La precariedad inunda todos los aspectos de la vida universitaria, y la información no termina de fluir, las quejas terminan en la papelera y se nos amenaza, constantemente, con recortar nuestra participación en los órganos de decisión. A todo esto, se une un Servicio de Inspección que ha sido utilizado como mecanismo de control ideológico, una herramienta silenciadora al servicio del rector. Y en medio del fracaso, la continuidad de esa reconversión universitaria, el Plan Bolonia. El desmantelamiento de la universidad pública, justificado por supuestas medidas de modernización de la educación superior. La realidad se resume en menos becas y matrículas más caras. Ahora nadie lo puede negar, aunque algunos ilusos sigan aludiendo a revoluciones pedagógicas y otras “machangadas” por el estilo. Bolonia es la universidad del Capital, Bolonia es la universidad de la crisis y la desposesión. Hasta el momento, la propaganda institucional y la represión habían conseguido ocultar parte del mensaje crítico que proyectábamos los estudiantes en relación a la aplicación de determinadas políticas, pero la crudeza de la crisis y el fracaso de la extinción de titulaciones (cientos de alumnos y alumnas perjudicados) han puesto sobre el tapete la trama perniciosa de ese proceso de transformación de las universidades públicas.

La crisis se ha convertido para la ULL en una trama folletinesca de la que se nos va dando cuenta en diversos episodios. Nuevos recortes que se unen a otros, el fracaso del modelo Doménech (sin dinero vale lo mismo que nada nuestro querido rector), la pérdida de financiación del tan mentado Campus de Excelencia, la decadencia y el envejecimiento de las instalaciones universitarias, el abandono, literal, de algunos de nuestros Campus; pueden darse un paseo por el Campus Central, por la Facultad de Medicina, Bellas Artes, Educación, el Aulario de Guajara, la Residencia Universitaria Parque de las Islas y un largo etcétera.

Y, ahora, un nuevo episodio, el recorte que el Gobierno de Canarias pretende ejecutar sobre el ámbito científico y académico de las Islas. El borrador de los Presupuestos para 2013 es extremadamente lesivo para los proyectos de investigación desarrollados en la ULL, lo que ocasionará que desaparezca un posible nicho de empleo para los investigadores y una posibilidad para que los estudiantes se puedan seguir formando.

El Gobierno de Canarias pretende reducir en un 96% la partida destinada a becas y contratos dentro del Programa Investigador. 102 jóvenes investigadores canarios se quedarán sin financiación y no podrán continuar sus tesis. Se paralizará la investigación en universidades y hospitales. Se limitará el acceso a nuevos investigadores. Peligrará el futuro investigador de las universidades canarias… Por todo esto, apoyamos las acciones de protesta programadas para mañana martes 18 a las puertas del Parlamento de Canarias.

formulario amec

Se consolida un modelo de universidad excluyente

El panorama general que nos encontramos señala el aumento de las matrículas (en este curso hemos visto como determinadas asignaturas llegaban a costar hasta 800 euros y matrículas enteras rozaban los 3000) y un sistema de becas que tiene como objetivo terminar con las becas. Todo ha sido muy bien calculado: primero se montan un discurso sobre el buen uso del dinero público (el mismo que se ha regalado a los bancos a manos llenas), luego se cambian los requisitos, y, finalmente, se van extinguiendo los programas de becas. Esto ya ha llegado, el mitológico estado del bienestar ya no tiene capacidad para reproducir el discurso de la sonrisita a modo de EMOTICONO cachondo. Las mentiras solo flotan un tiempo, luego se hunden en su propia miseria.

La ULL celebra el NOSECUANTOS cumpleaños de la Fundación Empresa Universidad de La Laguna (FEULL). ¿Qué es lo que se celebra?: ¿el negocio redondo de los cursos de idiomas?, ¿las prácticas basura?, ¿las becas de miseria? La FEULL merece una fiesta para algunos, unas cuantas fiestas privadas, no negamos que ha sido un gran invento, al menos algunos podrían hablar de esa cuestión en sus memorias autobiográficas. Sin duda, un buen negocio.

Al ritmo de todo esto se nos aproxima, por todas partes, invadiéndonos ideológicamente, como una necesidad necesaria, irremediable, la solución sacrosanta a todos los males del sistema educativo español: “la permanencia”. De la “educación para toda la vida” se ha pasado al nuevo discurso de “la permanencia”, el control productivo (improductivo por otra parte) del proceso educativo. La permanencia no es sino otra vuelta de tuerca en el proceso de control kafkiano del alumno. Con la permanencia se pretende controlar el ritmo de “formación” de los estudiantes (formación que se debe leer como deformación definitiva de su educación). La universidad -fábrica para mayor beneficio de los promotores de mano de obra barata. Todo lo demás: “economía del conocimiento”, empleabilidad, competencias… no es sino pura palabrería.

Hay que mejorar muchas cosas

Debemos apostar por una universidad solidaria. Una universidad dispuesta a defender lo público, una universidad que tome la calle de verdad, con ganas, para decir no a las reformas educativas y laborales. Debemos mejorar los servicios, con una gestión eficiente, una gestión con “rostro amable”. Mejorar los procesos de matrícula, los presenciales y los procesos telemáticos. Mejorar las infraestructuras y superar, de una vez por todas, las barreras arquitectónicas (a ver si nos dan un premio por eso). Debemos edificar una universidad participativa, democrática, sin persecuciones ideológicas, sin expedientes políticos.

Necesitamos una universidad con más salas de estudio, porque los estudiantes queremos estudiar y necesitamos esos espacios, y los estamos demandando siempre. Queremos una universidad que se replante los mecanismos que se establecieron para proceder a la extinción de las antiguas titulaciones. El modelo de extinción de titulaciones ha hecho mucho daño, debemos ser conscientes y si se quiere, se puede reconducir la situación para que no afecte a tanos alumnos y alumnas. Necesitamos una universidad que no nos deje sin servicios básicos a los alumnos en medio de ese cierre “patronal” durante las vacaciones navideñas (medida de alcance estético).

Nuestra universidad puede ofrecer un servicio de alojamiento más digno, mejorar las infraestructuras de los colegios mayores y la residencia universitaria. Se debe terminar con el afán recaudatorio, las paulatinas subidas de precios y el cobro de servicios que no se dan (el cobro de una habitación que no te dejan usar durante el periodo navideño, por poner un ejemplo).

Para cambiar hay que mejorar

Para mejorar debemos identificar todos aquellos elementos negativos que afectan a nuestra universidad. Puede que la salida pase por una revolución de las de verdad. Un cambio en la raíz reproductiva de la sociedad, pero, por lo pronto, debemos señalar algunos de los nombres propios que dan rostro al proceso de liquidación de la Universidad de La Laguna. Son las personas que, de forma general y particular, con su aportación y bregar diarios, han contribuido al desmantelamiento de nuestra universidad. El fracaso de la ULL tiene sus responsables:

Rodrigo Trujillo González, José María Palazón López. Catalina Ruiz Pérez, Gracia Rodríguez Brito, Justo Roberto Pérez Cruz, Juan Felipe Pérez Francés, María Nélida Rancel Torres, Hipólito Marrero Hernández, Miriam Catalina González Afonso, Carlos Guitián Ayneto, José Miguel Pérez García, José Ignacio Wert Ortega, Justo Jesús Artiles Sánchez, José Manuel Rodríguez Calero, Antonio Rodríguez Hernández y, como no, el rector de la ULL, Eduardo Doménech Martínez. Don Eduardo es uno de los máximos responsables del deterioro de la Educación Pública en Canarias (aunque él ni se lo quiera creer, y se sienta algo pequeño para merecer semejante “título”). Pero como hemos señalado, la destrucción de la Educación Pública se gesta en una especie de entorno colaborativo, un marco donde interviene mucha gente jugando diferentes papeles. Doménech, como rector del mayor centro de estudios de Canarias, juega su particular y nefasto papel.

Por nuestra parte 

Seguiremos en movimiento. Seguiremos luchando por una educación pública y de calidad; seguiremos respondiendo a las voces de un estudiantado cada día más crítico. Y desde aquí, desde esta tribuna, saludamos a todos nuestros compañeros, especialmente a los represaliados. Saludamos a los estudiantes de enseñanzas medias y rechazamos la persecución que vienen sufriendo muchos de ellos después de las movilizaciones de octubre.  Y para quien diga que AMEC es un grupo que no colabora, tendemos la mano al trabajo conjunto, se la tendemos a todos los grupos de este Claustro; eso sí, con una serie de condiciones: ¡No a Bolonia!, ¡No al Reglamento Disciplinario franquista!, ¡No al Servicio de inspección! y ¡No a Eduardo Doménech Martínez!

Miembros de este Claustro, equipo rectoral, miembros de la mesa, Señor Eduardo Doménech: ¡AMEC NO SE VA!

204680_4381466816770_1389230796_o

[17 de diciembre] Sesión constituyente del Claustro de la Universidad de La Laguna

La sesión tendrá lugar en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna (Campus Central) el lunes 17 de diciembre, a las 9:00 horas en primera convocatoria, y, en su caso, media hora más tarde en segunda, para tratar el siguiente ORDEN DEL DÍA:

1. Constitución del Claustro Universitario.

2. Elección de la Mesa del Claustro. Elección de la Vicepresidencia y la Vicesecretaría de la Mesa del Claustro.

3. Junta de Portavoces y Comisiones del Claustro.

4. Intervención de los grupos claustrales.

Como es habitual, la comunidad universitaria puede asistir a la sesión.

AMEC, único colectivo estudiantil claustral que presenta propuestas de resolución para la sesión del Claustro del 18 de julio

En el PDF pueden encontrar las propuestas de resolución de PPUC (una propuesta), EUPAS (siete propuestas), LPU (una propuesta) y AMEC  (13 propuestas).

Listado de propuestas para el Calustro del 18 de julio (ULL)

PPUC: grupo de profesorado

EUPAS: grupo del Personal de Administración y Servicio

LPU: grupo del profesorado

El proceso contra AMEC llegará al Claustro de la Universidad [El Día 28/02/2012]

El proceso contra AMEC llegará al Claustro de la Universidad (El Día)

Disciplina de los años cincuenta [ El País 27/02/2012]

Doce alumnos se enfrentan a una posible expulsión en La Laguna por difamación

El reglamento académico de las universidades es de 1954

Un total de 12 estudiantes pertenecientes al grupo claustral Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) se enfrentan a una posible expulsión de la Universidad de La Laguna, en virtud de un reglamento disciplinario académico que data de 1954. Hace un año, el grupo de estudiantes emitió una nota de prensa en la que criticaba la pérdida de 300 becas debido a la presunta “negligencia” de la Facultad de Psicología al entregar las solicitudes fuera de plazo.

Los responsables de la facultad tinerfeña dijeron que las acusaciones eran falsas y difamatorias y pidieron al rector, Eduardo Doménech, una investigación. Esta ha acabado con expedientes a 23 alumnos, de los cuales 11 ya han sido exonerados, pero el resto se enfrenta a los cargos de difamación y falta de probidad, considerados faltas graves en virtud de un código normativo de la época franquista, del 8 de septiembre de 1954 y que puede suponer la expulsión de los alumnos.

Aún no está claro quién tenía razón —el abogado de los alumnos dice que la facultad no ha demostrado que sus acusaciones fueran falsas y el rectorado afirma que sí—, pero en todo caso la polémica vuelve a llamar la atención sobre el hecho de que el reglamento disciplinario de las universidades públicas españolas tiene más de medio siglo.

El Rectorado defiende que ha llevado el caso “de manera escrupulosa”

El Ministerio de Educación gestionado por el anterior Gobierno socialista, encabezado por Ángel Gabilondo, anunció el pasado junio una nueva norma —que requiere rango de ley— para actualizar un reglamento de disciplina académica de hace 57 años. Pero, a pesar de que el anteproyecto llegó a verse el año pasado en el Consejo de Universidades y en el Consejo de Estudiantes, y de que había “mucho consenso” en torno al texto, “no dio tiempo a hacer ninguna tramitación parlamentaria”, explica Juan José Moreno, ex director general de Política Universitaria.

En Canarias, el proceso abierto contra los estudiantes ha provocado una intensa polémica y ha suscitado un movimiento de solidaridad con los estudiantes exigiendo que se elimine una normativa que, a pesar de haber sido depurada a lo largo de los años en algunos puntos por el Tribunal Supremo, es considerada por los alumnos como una reliquia “franquista”, que castiga muy severamente, quizá incluso desproporcionadamente.

El abogado de AMEC, Raúl Alonso, asegura que nadie ha demostrado todavía qué ha ocurrido con las becas objeto de las críticas estudiantiles y, además, la inspección universitaria no ha podido determinar la autoría del comunicado, por lo que optó por procesar a todo el grupo. “Los alumnos en ningún momento quisieron difamar o causar un prejuicio contra los funcionarios de la Facultad de Psicología y en ningún caso a nadie de la asamblea estudiantil se le ha probado que lo que denunciaron en el comunicado es falso”, indica Alonso.

Los alumnos no se retractan; su abogado dice que no querían causar perjuicio

También califica de “disparate” aplicar la norma de 1954, un “reglamento que está vigente para los alumnos de una forma muy residual. En cualquier caso, la severidad del mismo tiene muy poco que ver con el principio de proporcionalidad, ya que los alumnos podrían ser expulsados no solo de La Laguna, sino de todas de las universidades de España”.

Un portavoz del Rectorado asegura que lo único que deben hacer los alumnos expedientados para evitar la expulsión es retractarse del comunicado que consideran doloso para la institución al tratarse de una información que no fue contrastada. El jefe del Gabinete del Rectorado, Antonio Rodríguez, explica que fue la Junta de Facultad de Psicología la que instó al rector a que iniciara una investigación y que se ha llevado el caso de manera “muy escrupulosa”. En este punto, Rodríguez insiste en que las becas objeto de las críticas de los estudiantes se tramitaron en tiempo y forma y asegura haber presentado los papeles que lo demuestran.

“No entendemos que habiéndose contrastado que la información era falsa y difamatoria no hayan reconsiderado su posición y pedido disculpas. Han persistido de una manera irracional”, continúa Rodríguez, y concluye: “La única clave es que hay una motivación de trabajo político del grupo AMEC, que tiene un corte bastante radical. Asumen un papel de víctima de una represión que no se ha dado en ningún caso porque el rector se ha inhibido en todo momento de hacer declaraciones”.

Disciplina de los años 50 (PDF)

Fuentes: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/26/actualidad/1330284026_647611.html

http://libertadenlaull.wordpress.com/2012/02/27/disciplina-de-los-anos-cincuenta-el-pais/

Para firmar contra el reglamento del 54:      http://firmas.libertadenlaull.org/

Reglamento de Disciplina Académica 1954 (PDF)

No al acoso a la participación estudiantil [FSOC-ULL]

La Asamblea Insular de Tenerife del Frente Sindical Obrero de Canarias – FSOC, acordó por unanimidad, condenar la campaña de acoso y derribo desatada desde el Rectorado de la ULL y desde el Decanato de la Facultad de Psicología contra la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) y contra sus representantes en el claustro universitario. AMEC, además de ser el grupo más representativo del alumnado es también el más activo y crítico con el actual y reelegido equipo de gobierno de la ULL, así como el más activo y crítico en la defensa de una universidad pública, accesible, participativa, democrática y transparente.

La apertura de expedientes disciplinarios a todos los miembros claustrales de esa formación estudiantil nos parece un acto de soberbia y prepotencia absolutamente desproporcionada ejercida, a nuestro juicio, desde la representación de algunos órganos de dirección de la Universidad de La Laguna y no desde la representación de TODA la comunidad universitaria que es a la que usted debería representa

La sección sindical del FSOC en la Universidad de La Laguna, informó a la Asamblea que, la única ofensa que hoy les duele es la de ver, que desde una institución como esa, históricamente reconocible como motor de las luchas en favor de los cambios democráticos y contra la dictadura, se intenta reprimir y castigar la libertad de expresión y a la esencia misma de la participación estudiantil.

Por todo ello, la Asamblea Insular del FSOC exige la anulación inmediata de los expedientes y muestra su más enérgico apoyo solidario hacia los miembros de AMEC expedientados, hacia todos los simpatizantes y miembros de AMEC y hacia todo el alumnado de la Universidad de La Laguna, que debe sentir esta acción desproporcionada como suya propia.

Junta de Portavoces y reunión de la Comisión de Estatutos

AMEC cumple con sus obligaciones

Mañana, viernes 2 de diciembre, los portavoces de AMEC acudirán a la Junta de Portavoces del Claustro y a una reunión de la Comisión de Reforma de los Estatutos de la ULL.

 

 

La FICULL llega al Claustro de la ULL. Más de 18.000 euros que no dejan beneficios [FICULL 2011]

Puesto que han empezado a circular rumores sobre la cantidad de dinero que entró en la taquilla de la FICULL (10 y 11 de noviembre), los miembros de AMEC aprovecharon la pasada sesión del Claustro (18 de noviembre) para preguntar cuánto dinero había entrado en la caja registradora la noche de la fiesta. Según  la Vicerrectora de Alumnado, responsable política del evento, la caja registró más de 12.000 euros. Aunque esto, también según la Vicerrectora, no supuso la obtención de beneficios. Por lo pronto,  a la espera de tener más información, no dejamos de sorprendernos por las cantidades en juego:

Dinero presupuestado por al ULL para la FICULL: 6.000 euros

Dinero que entra en caja durante el evento: más de 12.000 euros

Total: 18.000 euros

Beneficios: 0 euros*

*Según lo afirmado por la Vicerrectora, la FICULL no ha dejado ningún beneficio, lo que no se sabe, de momento, es si se ha podido recuperar algo de lo invertido.

Enlaces relacionados:

Nada más que apuntar sobre la FICULL 2011

 

 

 

Sobre la importancia de los grupos de alumnos claustrales

LUIS MIGUEL PEREIRA*

La importancia de los grupos claustrales radica en la base de que representan a un colectivo tan amplio y tan importante como son los estudiantes. En las pasadas elecciones del 22 de noviembre del 2010, los estudiantes, de forma libre, secreta y universal, votaron a aquellos grupos que consideraron que mejor representaban sus intereses. Los grupos que consiguieron representación en el Claustro de la Universidad de La Laguna fueron Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), Grupo de Estudiantes Universitarios (GEU), Asociación Canaria de Estudiantes (ACE), Iniciativa Estudiantil Canaria (IEC) y UCANCA. Estos cinco grupos forman la representación de estudiantes en órganos de gran importancia: el Claustro, el Consejo de Gobierno, y las comisiones.

            Es importante subrayar que los claustrales electos por los estudiantes deben cumplir con su objetivo más básico, que es el de trabajar por la mejora de los derechos de los estudiantes y la defensa del papel de estos en nuestra universidad. Por supuesto que son debatibles esos derechos,  que es debatible el papel de los estudiantes en la universidad, y también que es debatible cuáles son los intereses por los que se debe trabajar en favorecer a los estudiantes. El debate es lo que permite fortalecer la toma de decisiones, lo que permite luchar contra políticas injustas planeadas por el Equipo de Gobierno. Sin embargo, para que haya dicho debate, primero deben comparecer dichos grupos claustrales en los órganos de representación, cosa que no está ocurriendo de un tiempo a esta parte.

            En el pleno del Claustro de la Universidad de La Laguna, con fecha 18.11.2011, sólo asistieron los grupos GEU y AMEC, mientras que los grupos restantes (ACE, IEC y UCANCA) decidieron no hacerlo. Es reseñable que, aunque asistiera el grupo GEU, la intervención lamentable que realizó su portavoz, alegando que el Pleno del Claustro se convocó en temporada de estudios para los exámenes de la Convocatoria de Diciembre, no se puede considerar una representación de los estudiantes que les designaron en su nombre para defender unos intereses estudiantiles. El grupo AMEC, al cual pertenezco en calidad de miembro claustral y como consejero de gobierno, trabajó intensamente en la elaboración de las cuarenta y dos propuestas de resolución (que fue el único grupo estudiantil que presentó propuestas), además de la elaboración de la intervención en el punto del día al que correspondía el objeto del pleno del claustro, estado de la universidad. Por ello, justificar la ausencia porque están los exámenes “a la vuelta de la esquina” supone una “inmadurez democrática”, ya que el pleno se planificó con más de una semana de antelación. Hecho similar ocurre en el Consejo de Gobierno celebrado con fecha 21.11.2011, en la cual sólo asistieron durante toda la sesión los dos miembros pertenecientes al grupo AMEC (el compañero Josafat González y quien se dirige a ustedes), mientras que los demás grupos estudiantiles no asistieron (exceptuando el Grupo GEU, que asistió un miembro durante cinco minutos en toda la reunión).

            No cabe duda de que, por parte de determinados grupos claustrales, se está viendo una clara dejadez de funciones. Por ello mismo solicito, como miembro claustral y como consejero de gobierno, que los militantes de dichas formaciones realicen una autocrítica sobre su implicación en los asuntos que se les tiene encomendadas como representantes de estudiantes, y una reflexión sobre su papel en la Universidad de La Laguna. Como miembro electo por los estudiantes, finalizo este artículo de opinión afirmando que, cuando un estudiante deposita su voto en la urna, no es porque considere que con esa acción se verá resuelto sus problemas de inferioridad frente a la pretensión de determinados profesores, o porque verá eliminado todas las barreras arquitectónicas de nuestra casa… deposita su voto porque considera que los representantes de estudiantes son lo que velarán y lucharán por sus derechos, como los nombrados anteriormente.

*Luis Miguel Pereira es miembro del Claustro y del Consejo de Gobierno de la ULL por AMEC

El Claustro en la prensa [18/11/2011]

“Aunque podía haberse echado en falta la voz de los alumnos (tres de los grupos argumentaron que la fecha máxima de exámenes les impedía acudir al Claustro), allí estaba AMEC, como siempre el más crítico con la gestión”. (La Opinión de Tenerife)

La Opinión de Tenerife:

Detalles:

Para una lectura más cómoda (PDF)

Diario de Avisos:

Detalles:

Para una lectura más cómoda (PDF)

El Día:

Para una lectura más cómoda (PDF)

Intervención de AMEC en el Claustro de la ULL [18.11.2011]

En primer lugar agradecemos al señor Rector que nos haya honrado con su presencia en esta ocasión. Asimismo, nos gustaría, ya que se acerca el día 20 de noviembre, recordar y honrar, en el aniversario de su muerte, a un gran héroe, a don Buenaventura Durruti, fallecido en la resistencia antifascista el 20 de noviembre de 1936. Tampoco podemos dejar de recordar, con enorme tristeza, a todas aquellas personas que han muerto en nuestras calles, en las calles de Santa Cruz de Tenerife, abandonadas por las instituciones públicas. Asimismo, recordar, a nuestros compañeros y compañeras saharauis que fueron atacados recientemente en la Universidad de Casablanca por elementos afines al régimen dictatorial marroquí.

Hoy, la Universidad de La Laguna es una universidad DERROTADA. Pese a todo, la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario acude con el mismo entusiasmo de siempre a esta sesión del Claustro. Sabedores de que hemos adquirido responsabilidades y compromisos que nos obligan a defender espacios, como este, para el estudiantado. Algunos piensan, errados, que este espacio no es importante, que debe ser abandonado. Pero nosotros nos quedamos aquí para seguir luchando por un modelo diferente de Universidad, conscientes de las dificultades que implica ser rebelde en estos tiempos en los que el mundo se entrega a los nuevos  predicadores del sistema-mercado. Ahora que se aproxima una nueva era oscura para la humanidad, mantenerse con firmeza y con dignidad, sin entregar un solo ápice de terreno al enemigo, ese es el mejor de los legados, la única herencia válida para las generaciones futuras. Debemos terminar con las actitudes complacientes y erradicar los comportamientos sectarios, debemos terminar con esa tendencia que algunos tienen de encerrarse en burbujas, creyendo, estúpidamente, que están transformando algo. La  acción está aquí y ahora, en esta trinchera, que abrimos para enarbolar la bandera de la denuncia y de la crítica. Hemos venido, como siempre, a discutir, a pelear y a confrontar. No entendemos de otra forma la política.

Señor Doménech, desde el mayor de los respetos, sus documentos no nos gustan, empiece por paginarlos. Al menos sabremos cuántas páginas de ignominia nos esperan antes de emprender la resignada tarea de entender qué ha pretendido usted cuando decidió volver a presentarse como Rector. No entendemos cuáles son sus objetivos, hacia dónde pretende llevar la institución. Usted intenta edificar una universidad donde no se haga política y juega, una vez más, a ser encantador de serpientes, insistiendo en partir de un DAFO de la prehistoria. Resulta algo curioso que no se realice una comparativa con un DAFO o cualquier otro sistema de comparación que coteje la situación actual de la Universidad de La Laguna con datos más recientes. Usted se ha empeñado en un eterno retorno al pasado, al pasado que usted cree haber expurgado; usted se quiere mostrar como el gran transformador de esta casa de estudios, como si antes del 2007 se viviera en “tierras bárbaras”, usted se nos ofrenda a la manera de “pater patriae”, padre de la patria, primer ciudadano, redentor de pecadores, aunque las labores del confesor las haya delegado en personal de fuera de La Casa.

En el año 2007, la Convergencia Europea no pasaba de ser un rumor de pasillo. En esa época, permanecíamos inocentes ante la catástrofe que se nos aproximaba. Permanecíamos ignorantes de esa “nueva universidad” que algunos loaban, que algunos todavía pretenden defender, y que ha demostrado ser una aberración más de las programadas por el capitalismo neoliberal, donde el cuento de las competencias y habilidades amenaza con sumir en la ignorancia a varias generaciones de estudiantes. Su empeño en retrotraernos a ese momento fundacional, a ese “año cero” de la “era Doménech”, empieza a ser preocupante. El año 2007 ya no nos vale como punto de referencia. Don Eduardo, usted debería actualizar sus datos. Y aunque ha pretendido ser el abanderado de la “pax” universitaria, su primer mandato no dejó de ser un tiempo convulso, que pretende prolongarse en el segundo. Por suerte o por desgracia, en esta universidad seremos testigos aún de grandes batallas políticas, aunque se pretenda ocultar, en este momento vivimos la mayor confrontación de los últimos 20 años, el enfrentamiento entre dos grandes fuerzas: la pugna entre los que pretenden entregar la universidad al mercado y los que, en minoría, perseguidos, no se resignan a dejar de construir una verdadera Academia, una casa de estudios que sea la principal referencia de calidad y formación, y que no tiemble por la aparición, a la manera de pretendida competencia, de universidades privadas de tercera división.

En la primera página de su informe explica que hace un esfuerzo anticipatorio con la idea de hacernos debatir y participar en la planificación del Plan de Gobierno. La realidad es muy diferente, usted nos ha traído un documento que no admite modificación alguna, puesto que ya ha sido aprobado en Consejo de Gobierno; usted viene a enseñarnos sus “cosas”, como si fuera un infante en la mañana de Reyes, pero ver y no tocar. Suministrar placer contemplativo y poco más. Esa es su democracia: pura contemplación. Usted apela a la responsabilidad y pretende que traicionemos nuestros intereses, los intereses del estudiantado, y defendamos unos Estatutos desde un pretendido consenso, que no deja de sonar al viejo “ordeno y mando”.

Por otra parte, sobre el informe del estado de la ULL, se menciona la existencia de una falta de identificación de los universitarios con los objetivos de la institución. Uno de esos objetivos es el tan traído Campus de Excelencia, que de momento no deja de ser un rótulo o una imagen abstracta que, difícilmente, pueden comprender aquellos que tienen que preocuparse por cuestiones más perentorias, como tener una silla y una mesa en el aula.

Con respecto a la línea de actuación 3.1.2: “Mantener la exigencia al Gobierno de Canarias del cumplimiento de los compromisos económicos contraídos en el Contrato-Programa”. Solo decir que esta situación parece una ironía del destino. Hay que recordar que usted abanderó una dura crítica contra el rector que le precedió, responsabilizándole de haber sumido a la ULL en el “ostracismo económico”, fruto del conflicto que esta institución mantuvo con el Gobierno. Hoy, curiosamente, el grupo Renovación Convergente, su grupo, trae al Claustro una propuesta de resolución para instarle a usted a emprender  acciones judiciales por el incumplimiento del Gobierno de Canarias del Contrato Programa.

Sin embargo, no todos son reproches, también queremos transmitir nuestro apoyo a una de las acciones estratégicas que plantea en su documento. Nosotros también queremos dar a conocer el Estatuto del Estudiante Universitario, especialmente el artículo 7.1, apartado r): “los estudiantes universitarios tienen los siguientes derechos comunes, individuales o colectivos: A la libertad de expresión, de reunión y de asociación en el ámbito universitario […]”.

Finalmente, les animamos, a cada uno de los compañeros claustrales, a leer nuestras propuestas de resolución, les animamos a ustedes a que no sean universitarios teledirigidos por otros, porque ustedes son personas de la universidad y se deben a ella. Creemos que son capaces de leer y votar sin necesidad de que nadie les dicte ninguna quiniela.

 Somos conscientes de que AMEC no encaja en esa lógica bivalente que pretende sentenciar el “Fin de la Historia” para esta Universidad. Para algunos, o para muchos, somos un error en el sistema; para otros, seguramente, la única posibilidad de tener una voz  crítica y disidente. Sin duda, somos un sujeto molesto, tenemos muchos enemigos y en muchas partes. Usted no es el único, Sr Doménech; se ha empeñado, quizás sin saberlo, en compartir asiento con otros que también esperan vernos caer, y llegará el día, pero no se olvide, que nadie lo olvide, que a algunos les pasa la historia por encima, mientras que otros nos atrevemos a pararla aunque sea solo por un segundo.

Intervención de AMEC en la sesión del Claustro del 24 de marzo de 2011

 

(Sesión del Claustro dedicada a la presentación de los programas de gobierno de los candidatos a Rector, así como de sus consejos de dirección)

 

En esta Universidad hay muchos “demócratas” y muy poca democracia. Esta casa sufre el lastre, el pernicioso lastre, de una tradición política autoritaria. En la Universidad de La Laguna algunos se han empeñado en representar la comedia de las buenas formas, cuyo reverso alberga la semilla ruin del totalitarismo. La Universidad debería ser el paradigma del espacio público, de lo público entendido como el marco abierto a toda la sociedad, ese espacio en apertura diáfana y perenne. La Universidad de La Laguna debería ser el centro intelectual, científico y cultural de Canarias y, no exageramos si lo aventuramos, la Universidad de La laguna debería ser el principal referente académico de esta parte del mundo…

Desgraciadamente, esta Universidad lleva muchos años en manos de unas pocas familias o clanes. Grupos de poder que se autoproclamaron dueños de esta extensión de capital público y que han creído ser sus legítimos administradores. La realidad es que son deudores de su propia arrogancia y, en algunos casos, auténticos mediocres sin solución. Sin duda alguna, en esta Casa muchos permanecen posados esperando el advenimiento de cada final de mes. En esta Casa no se trabaja duro. La norma es el esfuerzo mínimo y, por eso, las marginales oportunidades que nos ofrecía la Convergencia Europea se esfumaron: los informes al respecto son público y notorios.

Pese a que algunos han pretendido ocultar la realidad con supuestos logros, más vinculados estos a premios regionales de consolación, las evidencias nos muestran que no hemos avanzado nada o casi nada en estos años. Por eso, algunos reclaman más tiempo, nosotros les damos la eternidad. Nuestra batalla no será la de poner o quitar rectores. Eso se lo dejamos a otros, a esos alumnos probos y de provecho que “saben” cual es su lugar en esta Institución y para quién trabajan. Nosotros nos reservamos otro papel, un papel más noble y a la altura de lo que hemos representado para esta Universidad desde finales del 2006. Democratizar la ULL, esa será nuestra misión: ¡Quemar las naves en honrada y generosa entrega en pos de una Universidad a la altura de nuestro Pueblo!

Y tenemos un deseo: que algún día un gobierno canario verdaderamente democrático fiscalice hasta la última esquina de esta casa de estudios. No se asusten. Éste no es el deseo de una bestia maligna, por el contrario, es un ejercicio de ciudadanía y de responsabilidad. ¡Qué caiga de una vez por todas el telón de esta comedia miserable! Ya estamos cansados de cohortes de damnificados que se creen dueños de lo que le pertenece al Pueblo Canario. Canarias se merecía algo mejor, señoras y señores. Sus sueldos deberían dejar mejores rentas a nuestra gente trabajadora. Sobre todo, no deberíamos tener que aguantar ese persistente intento de disciplinarnos, miserable letanía de viejancos trasnochados. No queremos esa disciplina cuartelaria y fascistoide; al que le guste, que la aplique en su casa. Somos la vanguardia de algo que está por venir, señores candidatos. Podrán matar al mensajero, pero ya nadie podrá seguir engañando a una mayoría imparable. El mundo no será de los mansos, aunque eso sea lo que prediquen con insistencia los funcionarios de Roma en las capillas universitarias.

Por todo esto, el principal anuncio que queremos realizar en esta sesión del Claustro es que AMEC se compromete a hacer oposición, independientemente de cuál de los dos candidatos resulte vencedor en este proceso. Oposición que durante estos cuatro años ha sido la voz de nuestro grupo de estudiantes, a pesar de que el resto de este Claustro haya permanecido en silencio. AMEC seguirá ejerciendo la crítica, la denuncia y todo tipo de acciones que consideremos oportunas, y si alguien no está de acuerdo con la actividad de AMEC, y cree que le perjudica, que valore sus acciones, que realice las que también crea oportunas, pero que se ande con cuidado a la hora de amenazar y coaccionar a miembros de nuestra organización. No vamos a tolerar que ningún rector, candidato a rector, decano o cualquier otra persona de dentro o de fuera de esta Universidad coarte nuestra libertad de expresión. Si alguien, presente o no en esta sala, entiende la política universitaria como política de juzgado, les estaremos esperando en la puerta.

En definitiva: AMEC tiene un objetivo claro, apostar a todas luces por la libertad de expresión. No vamos a permitir que se instaure en la Universidad la doctrina del miedo y que se use éste como una herramienta para doblegar al estudiante y lograr el sometimiento del espíritu crítico a las voluntades del poder. Por ello, exigimos una Universidad donde se pueda ejercer el derecho a disentir, es decir, a cuestionar las acciones que lleva a cabo el poder institucional y su aparato coercitivo. Y cuando hablamos de aparatos de coerción, señalamos al Servicio de Inspección, nacido en el último mandato, y que este colectivo espera que no se convierta en un sistema de depuración política. No queremos un sistema de vigilancia o fiscalía estudiantil respaldado institucionalmente, un sistema destinado a enjuiciar los procesos de participación estudiantil.

De esta forma, para quienes entiendan que el Servicio de Inspección, creado durante este mandato, es una herramienta al servicio de intereses particulares, lanzamos nuestra primera pregunta:

¿Continuará usted, Sr. Candidato a Rector, Eduardo Doménech, con su política de acoso a los portavoces y militantes de AMEC?

Ahora a los dos: ¿Van a llevar el tema de los estatutos directamente a Consejo de Gobierno o abrirán un proceso estatutario donde haya una participación amplia de todos los sectores?

¿Van ustedes a seguir apoyando este absurdo régimen de permanencia, atentando contra los estudiantes con dificultades laborales o económicas?

¿Qué van a hacer con las convocatorias de examen? ¿Van a cargarse alguna?

¿Arreglarán de una vez por todas las infraestructuras, accesos, iluminación y eliminarán las barreras arquitectónicas, tan perjudiciales para las personas con problemas de movilidad?

¿Van ustedes a seguir presidiendo el consejo de estudiantes o por fin le darán toda la soberanía que le corresponde al alumnado en este órgano?

¿Va a ser este Campus de Excelencia Regional algo más que simplones cartelitos en las fachadas de los edificios o harán que de una vez por todas funcionen los ordenadores en las bibliotecas, que haya más seguridad, un mejor servicio… en fin, verdaderas medidas para la excelencia?

Vimos, hace cuatro años, al rector defender las buenas relaciones con el Gobierno de Canarias. Hoy, vemos que estas relaciones no están como antes. ¿Va a cambiar esto? La verdad es que ayudaría mucho a todo el alumnado que mejoraran las relacionen entre ambas administraciones.

Ahora que CajaCanarias ha pasado a formar parte del holding financiero “Banca Cívica”, ¿se va a conservar representación institucional en este raro conglomerado? ¿Van a subir las tasas académicas?

Y, por último, y no menos importante: ¿Admitirán de una vez por todas la desastrosa aplicación del Plan Bolonia en la Universidad pública o no se han dado cuenta de lo catastrófico que ha sido todo esto?