Sobre la importancia de los grupos de alumnos claustrales

LUIS MIGUEL PEREIRA*

La importancia de los grupos claustrales radica en la base de que representan a un colectivo tan amplio y tan importante como son los estudiantes. En las pasadas elecciones del 22 de noviembre del 2010, los estudiantes, de forma libre, secreta y universal, votaron a aquellos grupos que consideraron que mejor representaban sus intereses. Los grupos que consiguieron representación en el Claustro de la Universidad de La Laguna fueron Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), Grupo de Estudiantes Universitarios (GEU), Asociación Canaria de Estudiantes (ACE), Iniciativa Estudiantil Canaria (IEC) y UCANCA. Estos cinco grupos forman la representación de estudiantes en órganos de gran importancia: el Claustro, el Consejo de Gobierno, y las comisiones.

            Es importante subrayar que los claustrales electos por los estudiantes deben cumplir con su objetivo más básico, que es el de trabajar por la mejora de los derechos de los estudiantes y la defensa del papel de estos en nuestra universidad. Por supuesto que son debatibles esos derechos,  que es debatible el papel de los estudiantes en la universidad, y también que es debatible cuáles son los intereses por los que se debe trabajar en favorecer a los estudiantes. El debate es lo que permite fortalecer la toma de decisiones, lo que permite luchar contra políticas injustas planeadas por el Equipo de Gobierno. Sin embargo, para que haya dicho debate, primero deben comparecer dichos grupos claustrales en los órganos de representación, cosa que no está ocurriendo de un tiempo a esta parte.

            En el pleno del Claustro de la Universidad de La Laguna, con fecha 18.11.2011, sólo asistieron los grupos GEU y AMEC, mientras que los grupos restantes (ACE, IEC y UCANCA) decidieron no hacerlo. Es reseñable que, aunque asistiera el grupo GEU, la intervención lamentable que realizó su portavoz, alegando que el Pleno del Claustro se convocó en temporada de estudios para los exámenes de la Convocatoria de Diciembre, no se puede considerar una representación de los estudiantes que les designaron en su nombre para defender unos intereses estudiantiles. El grupo AMEC, al cual pertenezco en calidad de miembro claustral y como consejero de gobierno, trabajó intensamente en la elaboración de las cuarenta y dos propuestas de resolución (que fue el único grupo estudiantil que presentó propuestas), además de la elaboración de la intervención en el punto del día al que correspondía el objeto del pleno del claustro, estado de la universidad. Por ello, justificar la ausencia porque están los exámenes “a la vuelta de la esquina” supone una “inmadurez democrática”, ya que el pleno se planificó con más de una semana de antelación. Hecho similar ocurre en el Consejo de Gobierno celebrado con fecha 21.11.2011, en la cual sólo asistieron durante toda la sesión los dos miembros pertenecientes al grupo AMEC (el compañero Josafat González y quien se dirige a ustedes), mientras que los demás grupos estudiantiles no asistieron (exceptuando el Grupo GEU, que asistió un miembro durante cinco minutos en toda la reunión).

            No cabe duda de que, por parte de determinados grupos claustrales, se está viendo una clara dejadez de funciones. Por ello mismo solicito, como miembro claustral y como consejero de gobierno, que los militantes de dichas formaciones realicen una autocrítica sobre su implicación en los asuntos que se les tiene encomendadas como representantes de estudiantes, y una reflexión sobre su papel en la Universidad de La Laguna. Como miembro electo por los estudiantes, finalizo este artículo de opinión afirmando que, cuando un estudiante deposita su voto en la urna, no es porque considere que con esa acción se verá resuelto sus problemas de inferioridad frente a la pretensión de determinados profesores, o porque verá eliminado todas las barreras arquitectónicas de nuestra casa… deposita su voto porque considera que los representantes de estudiantes son lo que velarán y lucharán por sus derechos, como los nombrados anteriormente.

*Luis Miguel Pereira es miembro del Claustro y del Consejo de Gobierno de la ULL por AMEC