AMEC pide la dimisión de la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento

La Laguna no cedió ante el miedo, pese a las brutales cargas policiales y las detenciones de estudiantes.

AMEC lamenta la presencia de Doménech en la catedral.

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) felicita al pueblo canario por la dignidad que demostró el pasado 25 de enero. La multitudinaria movilización estuvo a la altura de las dramáticas circunstancias que estamos viviendo en las Islas. El pasado sábado se pudo escuchar un grito unánime contra las malas políticas, la prepotencia y la desposesión generalizada. La Laguna transmitió un mensaje claro al infame ministro Wert, al Gobierno del PP y a toda la clase político-empresarial.  La ciudad universitaria elevó su digna voz contra los atropellos y el saqueo. El pasado sábado 25, desde La Laguna, gritó toda Canarias.

Foto de Jesús Duque Cranny

Foto de Jesús Duque Cranny

AMEC quiere felicitar a todos los colectivos y organizaciones participantes, a los estudiantes, a los trabajadores y trabajadoras, a los pensionistas y a todos los que sufren la desposesión generalizada, pero se niegan a ceder su dignidad sin antes plantar batalla.

La Laguna se despertó en estado de sitio

El 25 de enero, La Laguna se despertó en estado de sitio, tomada por cientos de policías, pero esto no impidió que la ciudad se movilizara en masa y, en pocas horas, abarrotara una de las principales calles del casco histórico. La Laguna no cedió ante el miedo, pese a las brutales cargas policiales y las detenciones de estudiantes. La ciudad resistió, ofreciendo a toda Canarias un ejemplo de lucha y compromiso. La violencia policial no pudo doblegar la rabia contenida de un pueblo cansado de sufrir el robo y el saqueo, la explotación, las mentiras, la miseria, la incertidumbre y las leyes excluyentes al servicio del capital y de la Iglesia.

1523154_10201157743692398_1050159621_o

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario se une a la denuncia colectiva contra todas las medidas represivas tomadas desde el poder para impedir la movilización del descontento de un pueblo al que cada día le queda menos que perder. Por esa misma razón, no podemos dejar de denunciar que esa represión policial estuvo a punto de provocar una auténtica tragedia, puesto que una parte de los manifestantes (entre los que se encontraban niños y ancianos) se vieron obligados a salir corriendo atropelladamente a consecuencia de las cargas policiales. Frente  eso,  la delegada del Gobierno, María del Carmen Hernández Bento, alude a unos supuestos grupos de violentos -grupos que solo existen en su imaginación-, con sus palabras, la delegada, “carga” una vez más contra el pueblo. Desde AMEC, consideramos que esta sociedad no se merece a políticos como Hernández Bento, por lo que le pedimos que dimita de forma inmediata.

Hay cosas que no se pueden tolerar

La Laguna fue ocupada por fuerzas policiales durante más de un día. El despliegue policial pretendió afrentar y humillar a la sociedad lagunera y, por extensión, a toda la sociedad canaria. El Gobierno del Partido Popular mandó ocupar La Laguna, con la complicidad del presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero Baute; el alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo Batlle; y el Obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez Afonso. La ciudad fue ocupada al viejo estilo fascista y colonial. La Laguna fue maltratada; como ya apuntamos en nuestro comunicado del día 25: “la visita del ministro de Educación a La Laguna es una visita contra el pueblo”.

Foto de arribalosqueluchan.wordpress.com/

Foto de arribalosqueluchan.wordpress.com/

Pese a todo, ese pueblo afrentado supo mantener su dignidad frente a una casta política, militar y religiosa ajena a sus intereses. Ese día, en La Laguna, se dejó claro que la voz del pueblo no puede ser amordazada y que no vamos a consentir que nos traten como si fuéramos rebaño. Por eso mismo, lamentamos y condenamos las detenciones de cuatro estudiantes y la retención de otros dos. Desde AMEC, pedimos la retirada inmediata de los cargos que pesan contra los detenidos y repudiamos las cargas policiales, que provocaron multitud de heridos. Y pese a que una buena parte de ellos no acudió a los centros de salud, en nuestras retinas ha quedado suficiente constancia del sufrimiento de muchos de ellos. Y, como prueba, las imágenes difundidas desde los medios de comunicación y desde la Red. Imágenes que no dejan lugar a dudas en relación a la actuación desmedida y violenta de las fuerzas policiales.

Por último, no podemos dejar de lamentar que el rector de la Universidad de La Laguna, Eduardo Doménech Martínez, desoyera la petición que le hicimos y terminara por asistir a la entrega de la obra de la catedral. Con su asistencia, Doménech deja sobrada constancia  de cuáles son los intereses que defiende.

Doménech en la Catedral 2

Doménech no se resistió a estar con sus coleguitas en la catedral el sábado 25

WERT, PERSONA NON GRATA

Las uvas de la Ira

Wert en La Laguna: una visita contra el pueblo

La visita del ministro de Educación a La Laguna es una visita contra el pueblo. Wert representa las peores políticas, representa la devastación y el saqueo del patrimonio social. Wert se nos presenta como el paradigma de esa clase política empeñada en destruir el poco “suelo firme” que nos quedaba después del continuo desmantelamiento de aquello que empezamos a señalar –quizás con un exceso de confianza- como “lo público”.

cropped-1496034_10202606650709404_1634617752_o.jpg

Al mismo tiempo que se erigía la mitología del “estado del bienestar”, con la ganancia de algunos “derechos” (como podían ser la sanidad universal y la educación pública), se pensaba ya -desde el poder- en su desmantelamiento.

La depredación capitalista no suele dar demasiadas treguas y, por lo tanto, la universalización de la miseria no ha tardado en aparecer en medio de la CRISIS. La crisis que ofrece a los “depredadores” un periodo de grandes oportunidades para acumular capitales por medio de la desposesión masiva de grandes capas de la población.

150219_10202590898355605_517948355_n

Agazapados detrás del discurso del “no hay dinero”, nos despojan de todas las garantías y los derechos –aquellas tenues conquistas de la dolorosa y sangrienta lucha de clases-, y a cambio se nos ofrece el viejo “ordeno y mando”, la vieja fe represiva de los CUERVOS CON SOTANA.

El ciudadano Wert representa a lo peor de la “tribu” de los políticos

El ministro de Educación, José Ignacio Wert Ortega, es el ministro encargado de desmantelar la Educación Pública. El ministro de la LOMCE y los recortes en Educación. El ministro de la subida de las tasas y el tijeretazo en las becas y ayudas al estudio. El ministro que restringe las becas Erasmus. El ministro que  expulsa de la Universidad a miles de estudiantes cada año. En definitiva, un ministro al servicio de los grandes intereses privados del CAPITAL y de la FE. Los intereses que siempre se han contrapuesto a los deseos de una vida DIGNA y LIBRE.

WERT DETALLE

Ya no basta con quitarnos la posibilidad de una vida esperanzada, sino que, ahora, para colmo de males, se da rienda suelta a la inmoralidad más depravada y se insulta a todo un PUEBLO. La visita de Wert a La Laguna es un insulto a todos los canarios y canarias.

Mientras el paro extermina la dignidad de la clase trabajadora canaria -al ritmo de los desahucios, la precariedad, el hambre-, el ministro de la INCULTURA viene a pasearse sin ningún reparo por estas Islas y a participar en un acto de exaltación y propaganda al más puro estilo del NACIONAL-CATOLICISMO FASCISTA.

Solo nos queda gritar con fuerza:

¡WERT DIMISIÓN!

¡WERT FUERA DE CANARIAS!

La Laguna, a 25 de enero de 2014

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO (AMEC)

 

Sobre la importancia de mantener un sistema de becas acorde a las necesidades sociales de los pueblos

                                                                                                    Luis Miguel Pereira*

El Ministro de Educación, el Sr. Ignacio Wert, plantea modificar el actual sistema de becas por uno acorde a la excelencia que “debe tener” todo alumno y alumna. Supondría que un estudiante sólo podría recibir una ayuda económica en el caso de que éste haya aprobado las asignaturas en las que se matriculó y que las haya aprobado con notas “excelentes”.

Para empezar, quizás debería debatirse el término de excelencia. ¿O qué pasa, que por no tener un ocho de media supone que soy un estudiante de menor categoría que un compañero que pueda sacar tres matrículas de honor al año? He de decir que discrepo rotundamente, ya que se deberían valorar otros aspectos también relevantes, como puede ser la dedicación de horas diarias al estudio, la dedicación del propio profesor a su asignatura, entre otros criterios. Sin embargo, lo que ahora me atañe es la crítica al nuevo sistema de becas que quiere poner nuestro ministro (mejor dicho, el ministro de algunos).

Realmente, ¿qué pretende con este sistema de becas? Es complejo de saber, ya que sus pretensiones están ubicadas en su reserva mental, a la cual, ni yo ni nadie tiene acceso. Sin embargo, uno puede sospechar que es lo que puede ocurrir en cuanto se modifique dicho sistema.

A nadie se le pasa por alto que nos encontramos ante una situación económica injusta, en la que, cada vez más, se pretende hacer pagar a los no-culpables los platos rotos de una crisis que no han causado los ciudadanos. A todo esto, ¿por qué no se reduce las millonarias cuantías que se destinan a la Casa Real? ¿Por qué no se reducen los excesivos gastos en los viajes en primera clase o los vehículos de alta gama para políticos y autoridades? ¿Es que el ciudadano y la ciudadana humilde es la culpable de esta desaceleración económica? Sospecho que no, aunque realmente esto se queda en una humilde opinión, ya que yo no tengo altos conocimientos en economía como para poner en duelo contra las políticas de la derechona. Pero hablando de Educación algo tengo que saber, ya que junto a todos los compañeros y compañeras que integramos la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) recibimos opiniones dispares de otros compañeros estudiantes sobre el estado de la educación en España y en Canarias, en la que mayoritariamente ronda la desesperación por el futuro incierto que nos acecha. Y ya no sólo eso, también son los hechos que estamos viendo en nuestra Universidad de La Laguna (ULL), que hay compañeros y compañeras que no pueden utilizar el transporte público para acudir a las clases ni a los exámenes porque no tienen el dinero suficiente para hacerlo. A mi juicio, ya va siendo hora de que las Administraciones Públicas se posicionen al lado del ciudadano y no detrás. Por consiguiente, me manifiesto en contra del nuevo sistema de becas que pretende llevar a cabo el Ministro de Educación, el Sr. Wert, y su calenturienta pretensión de tener estudiantes competitivos que luchen por una beca para estudiar y no estudiar para tener un futuro mejor. ¿Qué pasará en nuestras universidades canarias el día que los estudiantes con menos recursos económicos no puedan estudiar por no ser lo excelentes que debieran ser según los criterios planteados por el ministro? Según el cuarto trimestre de la tasa de paro en Canarias, cuyos datos revelan la Encuesta de Población Activa (EPA), nos encontramos ante una tasa de paro del 30,93% en nuestras islas. Lo que me hace suponer que numerosas familias les dificultará mantener a un hijo o una hija en una universidad sin tener ningún tipo de ayuda. Por supuesto que no debemos obviar que no todos los estudiantes dependen de su familia para prosperar en su formación, pero la situación anterior es mayoritaria entre los numerosos compañeros y compañeras que forman la comunidad estudiantil.  El segundo ejemplo también demuestra que, todos aquellos estudiantes que se encuentren en paro (recordemos las elevadas tasas de paro juvenil que tiene Canarias en estos momentos), y que no sean alumnos “excelentes”, no podrán seguir cursando su carrera sólo porque el Ministro de Educación así lo quiere decidir con su política educativa. Con todo ello, no cabe más que afirmar que el número de matriculados en nuestras universidades se reducirán drásticamente, lo que supondrá un grave perjuicio a nuestra sociedad para encontrar miembros cualificados. Pero es más, me atrevería a decir que todo esto no está planteado para mejorar el rendimiento académico, sino más bien, para hacer un recorte de becas claramente en cubierta con el fin de llegar al famoso déficit público que pretende alcanzar el Gobierno del Sr. Rajoy, cuya cifra planea sobre el 3% para el año 2013.

    *Luis Miguel Pereiraes miembro del Claustro y del Consejo de Gobierno de la ULL por AMEC

Gabilondo se expresó así en una reciente entrevista a la agencia EFE [EA-Canarias]

Que tomen nota las comunidades autónomas, entre ellas la canaria, que vienen reduciendo gastos a unos niveles insostenibles. Así lo expresa el ministro, así lo hemos venido denunciando desde la constitución de nuestro sindicato, con los diferentes consejeros que han estado al frente del departamento educativo. En los dos últimos años el recorte de educación ha sido brutal.

Gabilondo alerta de un debilitamiento educativo si persisten los recortes

Al ministro de Educación le preocupa la disminución generalizada del número de profesores para apoyo y refuerzo que están llevando a cabo las comunidades autónomas, y asegura que “el modelo educativo también lo conforman estos profesionales, por lo que si lo desmontamos, está claro que la educación se resentirá”.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, se muestra “inquieto” por un debilitamiento del sistema educativo si las comunidades autónomas mantienen las reducciones presupuestarias, se recortan las tutorías y el profesorado de refuerzo y apoyo y las universidades dejan de recibir financiación suficiente de manera prolongada.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, se muestra “inquieto” por un debilitamiento del sistema educativo si las comunidades autónomas mantienen las reducciones presupuestarias, se recortan las tutorías y el profesorado de refuerzo y apoyo y las universidades dejan de recibir financiación suficiente de manera prolongada.

El modelo educativo está formado también por esos programas de refuerzo y apoyo educativo: “Si lo desmontamos -insiste “preocupado”-, claro que se va a resentir la educación”.

Las leyes y decretos, comenta, no cambian solos la realidad, sino su aplicación, para lo que se necesita a toda la comunidad educativa.

“También tenemos que responder con recursos desde los poderes públicos -agrega- y desde la sociedad para que esto se pueda hacer. A ver si no apoyamos nada y luego decimos que el sistema educativo va mal”.

Fuente: http://www.ea-canarias.org/modules.php?name=News&file=article&sid=2693