¿Dónde está mi beca?

Estudiar en Canarias se convierte en un imposible, un camino lleno de obstáculos. Nuca ha sido fácil. La insularidad y el desigual reparto de la riqueza han marcado profundamente el devenir del estudiante isleño. Las carencias históricas han condicionado el presente, y, más allá de que determinados avances se hayan disfrazado de grandes conquistas, estudiar en Canarias siempre ha sido un reto. Dónde está mi beca Un reto importante para los aspirantes y sus familias. Y a todos los males padecidos, se une la gestión que hemos sufrido este curso de las becas del Ministerio (las del Gobierno de Canarias se han gestionado igual de mal que otros años). La gestión de las becas del MEC ha estado marcada por los profundos cambios en la convocatoria.  Los aspirantes a becarios del MEC han sufrido un aumento del nivel de exigencia (ya era bastante alto), y una “confusa” ecuación que resuelve la cantidad que le corresponde a cada becario, una ecuación, con variables “ocultas”, que está dificultando, en estos momentos, las reclamaciones de los estudiantes.

WERT BECAS

Por esa razón, nos dirigimos al ministro WERT el pasado 6 de marzo:

Las políticas que se han llevado a cabo desde su Ministerio suponen la desposesión masiva de los estudiantes canarios. La situación vivida a lo largo de los últimos cursos – el aumento abusivo de las tasas académicas, la modificación de la convocatoria de becas y las normativas de progreso y permanencia- propician la expulsión de los   alumnos y alumnas más desfavorecidos de la Universidad. Se debe tener en cuenta que, en las actuales circunstancias, los más desfavorecidos son la mayoría.

(…) le solicitamos un giro radical en las políticas desarrolladas desde su Ministerio, una     revisión del modelo de tasas académicas (le adelantamos que defendemos que la Universidad, como en la mayoría de países civilizados, debe ser gratuita); transformaciones profundas del actual modelo de convocatoria de la beca del MEC –cambios que se deben hacer teniendo en cuenta la opinión de los estudiantes-, y la retirada de los denominados requisitos de progreso y permanencia, puesto que no suponen una mejora real del rendimiento académico ni, mucho menos, de la calidad    de nuestras universidades.

Escrito wert

Y volvimos a escribirle el 31 de marzo:

En los últimos días hemos tenido noticias de que a un alto porcentaje –más del 40%- de los solicitantes de beca de la Universidad de La Laguna se les ha denegado la ayuda   debido a los nuevos requisitos implantados por el MEC (El Ministerio deniega la beca a casi el 40% de los alumnos solicitantes [Diario de Avisos 21/03/2014]). A esto se le suma la complicada situación a la que se enfrentan aquellos estudiantes que se ven obligados a devolver la cuantía de su beca, haciendo peligrar la continuidad de su formación   académica. Por otra parte, el Ministerio adeuda a gran parte de los beneficiarios de la  ULL la cuantía que les corresponde.

Insistimos también en la necesidad de cambiar “el modelo de convocatoria”:

(…) insistimos en solicitar que se cambie el modelo de convocatoria de becas, entendiendo que dichos cambios se deben discutir en el seno de la comunidad universitaria. Por lo pronto, se debería volver a los parámetros de exigencia de anteriores convocatorias. De la misma forma, se debería dar alternativas a los alumnos que se ven obligados a devolver sus becas por no haber superado un número determinado de créditos.

Escrito para Wert

En la misma línea, escribimos al consejero de Educación del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez García, el escrito está fechado el 6 de marzo:

La política de becas seguida por el Gobierno de Canarias debe dar un giro radical, sobre todo, en estos momentos en que la convocatoria de becas del MEC ha endurecido de forma lesiva los requisitos para su obtención. En AMEC, entendemos  que la mejora de los niveles de éxito académico se vinculan a políticas de becas y ayudas realmente efectivas.

Escrito Consejero

 El mismo 6 de marzo escribimos al rector de la ULL, Eduardo Doménech Martínez:

(…) solicitamos que usted, como rector de la Universidad de La Laguna, haga todo lo posible para que el MEC y el Gobierno de Canarias agilicen los trámites de resolución de sus respectivas convocatorias de beca, instando, asimismo, a estos dos organismos a una mejora en la gestión de estas ayudas. Por otra parte, se debe mejorar el plan de ayudas asistenciales con el que cuenta la Universidad de La Laguna, imprimiéndole mayor dinamismo y eficacia a la hora de llegar a los alumnos con problemas económicos en esta Universidad.

escrito rector ull

Nuestra misiva al rector tuvo como respuesta una insuficiente “Declaración institucional sobre la necesaria mejora de la tramitación de las becas para cursar estudios universitarios” (28/03/2014). Consideramos dicha declaración insuficiente, puesto que, desde nuestro punto de vista, la ULL puede implicarse mucho más en la problemática. En el mismo Consejo de Gobierno en el que se ratificaba dicha declaración institucional, uno de nuestros representantes le pedía al rector y a la vicerrectora de Alumnado un mayor compromiso, dando lectura a un escrito que, esa misma mañana, AMEC había dirigido a la vicerrectora de Alumnado de la ULL, Miriam Catalina González Afonso. En dicho escrito, le planteamos lo siguientes interrogantes:

Sobre los estudiantes a los que se les ha denegado la beca:

¿Cómo afrontará la ULL el que una buena parte de los estudiantes no puedan finalmente abonar la matrícula del presente curso? ¿Se ofrecerá algún tipo de solución a los alumnos afectados? Teniendo en cuenta que si no se paga la matrícula del presente curso, esta se convierte en deuda para el próximo, ¿estará    la ULL dispuesta a trabajar con el Gobierno de Canarias para retirar del Decreto  de Tasas esta exigencia de pagar por un curso que el alumno se ve obligado a  abandonar?

En relación a los 522 estudiantes que tienen que devolver su beca:

¿Establecerá la ULL algún tipo de negociación con el Ministerio para que esta medida no sea tan drástica y dañina para los estudiantes afectados?

En relación a los estudiantes a los que se les ingresará la beca a finales de  curso:

¿De qué forma afrontará la ULL esta circunstancia? ¿Se ha pensado algún plan de actuación que permita paliar la situación de los alumnos afectados?

En relación a las ayudas al transporte suprimidas este curso:

¿Qué medidas ha tomado la ULL?

Escrito Vicerrectora de Alumnado

A día de hoy, no hemos recibido respuesta desde el Vicerrectorado de Alumnado, y hay que tener en cuenta que ha pasado casi un mes desde que le hicimos llegar el referido escrito. Lo único que hemos podido ver es un artículo en el Diario de Avisos, publicado el pasado 5 de abril (enlace: http://goo.gl/3ShCa4), en el que se informaba de la cantidad de alumnos que habían recibido ayudas de la ULL para poder continuar este año sus estudios (un total de 235 alumnos). Los datos procedían del Vicerrectorado de Alumnado. Asimismo, en dicho artículo, se hacía un recorrido por la gran cantidad y variedad de ayudas con las que cuentan los alumnos en especiales dificultades, pero, al final del mismo, quedaban plasmadas, a modo de terrible amenaza, las recomendaciones del Vicerrectorado para aquellos alumnos que no han obtenido la beca solicitada y no han pagado la matrícula:

(…) tienen que presentar justificante de renuncia a la beca junto con la solicitud   de anulación de la matrícula.

Un panorama sin horizonte, sin respuestas y sin un compromiso claro con el alumnado. Al final todo se queda en cifras. Al día siguiente de que se publicaran los datos aportados por el Vicerrectorado de Alumnado -en el mismo periódico-, Eduardo Doménech Martínez daba cuenta del hundimiento de su gestión al frente de la institución, con un lastimero: “(…) lo único que podemos hacer es subsistir”. Al tiempo que anunciaba que para el próximo curso “vamos a perder en torno a 1.000 alumnos sobre los matriculados que hay ahora” (enlace de la entrevista: http://goo.gl/rvjNIR).

El rector reconoce que “hay gente que lo está pasando realmente mal”, pero no ofrece alternativas construidas desde la ULL a favor de sus alumnos. Por el contrario, esa indecisión y falta de compromiso real con el estudiantado no le impiden anunciar, en esa misma entrevista, el endeudamiento de la Universidad de La Laguna  para sacar adelante su cacareado Campus de Excelencia:

Los proyectos del Campus de Excelencia se van a sacar adelante, aunque el dinero proceda de un préstamo que tendremos que devolver (…).

Dónde está mi beca

No al cobro por segunda vez de las asignaturas de la convocatoria extraordinaria de marzo

A ver si el señor rector y la señora vicerrectora de Alumnado de la ULL se ponen las pilas y mueven ficha para que no se cobren las asignaturas de la convocatoria extraordinaria de marzo.

El pasado 29 de julio, desde AMEC trasladamos la siguiente solicitud a Eduardo Doménech y a su vicerrectora de Alumnado, Miriam Catalina González Afonso:

“La convocatoria extraordinaria de marzo para asignaturas extinguidas de titulaciones en extinción aprobada el año pasado se creó como una oportunidad para que el alumnado con problemas en esta asignaturas no tuviera que adaptarse a estudios de grado y poder titularse en los estudios que comenzaron. Por su condición de “extraordinaria” no entendemos, y así lo reflejan algunos alumnos que nos han manifestado sus quejas, que se tenga que matricular y cobrar de nuevo la asignatura en el siguiente año académico. Puede ponerse como ejemplo la antigua convocatoria de diciembre, donde no se obligaba a pagar de nuevo la asignatura a presentar.

Desde nuestro colectivo, solicitamos que no se cobren de nuevo las asignaturas que un alumno quiera realizar en la convocatoria extraordinaria de marzo”.

convocatoria extraordinaria

Lo dicho, Doménech y González, a trabajar para solucionar esta cuestión. Esperamos una respuesta (positiva).

La reivindicación de los colegiales y residentes de la ULL llega al Parlamento de Canarias

Los colegiales y residentes se manifestarán el próximo 26 de junio

Una vez más, los alumnos de la ULL se ven obligados a llevar sus reivindicaciones al Parlamento de Canarias. La famosa autonomía universitaria no ampara los derechos del estudiantado y, por tanto, estos se ven obligados a alzar su voz más allá de las “rejas” de la Universidad.

Los alumnos que residen en los centros de alojamiento de la ULL han acudido al Parlamento para explicar, en este caso al Grupo Parlamentario Mixto, las intenciones que tiene la ULL de Doménech de aumentar los precios de los Colegios mayores y de la Residencia Universitaria en medio de una profunda crisis económica.

A dicha reunión acudieron representantes de los Colegios Mayores, colegiales y miembros de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC).

AMEC se plantea emprender acciones judiciales contra el rector [Diario de Avisos 04/04/2012]

La verdad sobre los 23 expedientes de AMEC

La Plataforma en Defensa de la Democracia y la Libertad de Expresión en la Universidad de La Laguna, a fin de aclarar la situación con respecto a la problemática de los estudiantes expedientados en la Universidad de La Laguna, ha elaborado un documento explicativo donde se exponen de forma cronológica los hechos más relevantes acontecidos a raíz del comunicado lanzado por la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC).

La verdad sobre los expedientes de AMEC (PDF)

Fuente: http://libertadenlaull.wordpress.com/

Sobre el expediente disciplinario a los miembros del grupo claustral AMEC [Comunicado de EUPAS]

“Queremos formar parte de una Universidad con madurez democrática, constituida por individuos y colectivos que pueden manifestarse libremente y en la que ‘la palabra’ en todas sus formas discursivas es necesaria y suficiente para la denuncia y para la réplica, para la aclaración y para la resolución de problemas. Por lo que pedimos la retirada del expediente disciplinario a los alumnos de grupo AMEC y la apertura de un proceso de mediación entre las partes implicadas, dirigido por la Unidad de Mediación y Asesoramiento de Conflictos de la Universidad de La Laguna. Este proceso debe tener garantías de independencia, sin la intervención de equipos rectorales o de facultad, que puedan instrumentalizar el problema”.

Comunicado del grupo claustral de la ULL ESPACIO PARA LA UNIDAD DEL PAS (EUPAS):

El grupo claustral EUPAS nos sentimos obligados a comunicar nuestra opinión respecto al expediente disciplinario, que puede costar la expulsión de la universidad a los 23 miembros de AMEC.

Creemos que AMEC es un grupo claustral con los mismos derechos de participación y opinión que todos los grupos claustrales de los distintos sectores de la comunidad universitaria. Por ello, nos asombra que la emisión de un comunicado el 28 de febrero de 2011, en el que se “lamentaba profundamente la negligencia en la tramitación de expedientes de solicitud de becas por parte de la Facultad de Psicología” , haya provocado reacciones tan desproporcionadas, y esté desembocando en un espectáculo público bochornoso e impropio de una universidad pública española del siglo XXI, que debería tener canales de reclamación y de solución de conflictos en un marco institucional de normalidad democrática.

Si retomamos el hilo de los hechos acaecidos hace ya casi un año, tras aquel comunicado, aparecieron en prensa los desmentidos de la Facultad de Psicología y del Rector negando cualquier tipo de negligencia en la tramitación de las becas. Hasta aquí, desde nuestro punto de vista, todo discurre de la forma habitual en estos casos de denuncia pública.

Sin embargo, en el mes de marzo, y ante las manifestaciones de los representantes sindicales del PAS, el grupo AMEC publica en su web una nota de prensa manifestando que “en ningún caso la intención de esta organización ha sido criticar el trabajo del PAS destinado en la Facultad de Psicología. Más bien al contrario, ya que AMEC no puede sino admirar el esfuerzo diario que realizan a pesar de los escasos medios de los que les dota la propia Facultad” y solicitan “que ProEduca y la ULL aclaren entre sí de una vez lo sucedido y, mientras tanto, que se arregle la situación de todos los perjudicados”.

Nos parece que todos los que en ese momento quisieron exponer su posición lo hicieron libremente con los medios a su alcance, como debe ser en una sociedad democrática. Sin embargo, el sorprendente resultado es la apertura de expediente a los miembros de un grupo claustral, por la comisión de una falta grave tipificada en un Reglamento disciplinario de 1954, que aunque está parcialmente en vigor, su aplicación ha sido puesta entredicho en distintos foros de las universidades españolas, recomendando la máxima cautela ya que fue redactado durante la dictadura franquista, y por tanto es una normativa pre constitucional. Su uso es reprochable política y éticamente, por ello en muchas universidades se ha optado por un nuevo reglamento propio.

Desde EUPAS queremos unirnos a las voces que piden que se reconsideren las posturas adoptadas, y se intente abordar las discrepancias mediante el diálogo, con un máximo respeto al derecho de libertad de expresión. Debemos evitar el camino del enfrentamiento estéril entre sectores de la comunidad universitaria, pero debe ser respetado el ejercicio de la labor de representación claustral, que como en el caso de los representantes sindicales, esta protegida frente a los expedientes disciplinarios por actividades realizadas en el ejercicio de sus funciones.

Queremos formar parte de una Universidad con madurez democrática, constituida por individuos y colectivos que pueden manifestarse libremente y en la que ‘la palabra’ en todas sus formas discursivas es necesaria y suficiente para la denuncia y para la réplica, para la aclaración y para la resolución de problemas. Por lo que pedimos la retirada del expediente disciplinario a los alumnos de grupo AMEC y la apertura de un proceso de mediación entre las partes implicadas, dirigido por la Unidad de Mediación y Asesoramiento de Conflictos de la Universidad de La Laguna. Este proceso debe tener garantías de independencia, sin la intervención de equipos rectorales o de facultad, que puedan instrumentalizar el problema.

Fuente:

http://libertadenlaull.wordpress.com/2012/02/08/sobre-el-expediente-disciplinario-a-los-miembros-del-grupo-claustral-amec-comunicado-de-eupas/

Política Universitaria y Participación (Estatutos, democracia y supresión de la figura del Inspector)

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) apuesta por una Universidad más democrática y participativa. En este sentido, el grupo estudiantil ha remitido al Rector de la ULL un escrito en el que se solicitan diversas actuaciones:

  1. Crear una línea abierta de comunicación entre la comunidad universitaria y la Comisión de Reforma de los Estatutos. De esta forma, toda la Comunidad tendría la posibilidad de participar en el proceso.

  1. Tomar las medidas oportunas para potenciar la publicidad de los eventos electorales, así como informar a la comunidad universitaria sobre la posibilidad de participar activamente en los órganos de decisión de la Universidad de La Laguna.
  1. Tomar las medidas oportunas para la creación de un “observatorio” de las propuestas de resolución aceptadas por el Claustro de la ULL. Dicho observatorio se encargará de dar cuenta de la ejecución o no de las resoluciones claustrales aprobadas.
  1. Suprimir la figura del Inspector y transformar la oficina de inspección en un observatorio de la “calidad” democrática de la ULL.

 

Mejorar la página web de la ULL

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) ha solicitado al Rector de la ULL que se mejore la página web de la Universidad. El grupo claustral considera que se “deberá mejorar la comunicación entre la institución y los distintos colectivos que participan en ella. En la web de la ULL se deberá organizar mejor la información sobre becas, ayudas y subvenciones”.

 

Sobre los accesos al Campus de Anchieta de la ULL

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) demanda al Rector de la ULL soluciones en relación con los accesos al Campus de Anchieta.

Texto remitido por AMEC al Rector de la ULL:

Nos dirigimos a usted, como máximo representante de la Institución, para manifestarle nuestra preocupación en relación con la peligrosidad de los accesos al Campus de Anchieta. Creemos que se debe buscar una alternativa que permita acceder al Campus sin necesidad de correr tantos riesgos. Los alumnos deben cruzar varios pasos de peatones en una zona muy peligrosa, donde los vehículos se mueven a gran velocidad y el tráfico es bastante denso a lo largo de todo el día. Así mismo, se debería dotar la travesía de una iluminación apropiada, puesto que en partes de la misma las farolas de la calle normalmente no funcionan.

Por parte de nuestro colectivo no es la primera vez que manifestamos esta preocupación, en este sentido, hemos hecho llegar la problemática a los vicerrectores de Planificación e Infraestructuras que han formado parte de los dos últimos equipos de gobierno de la ULL. El 27 de julio de 2011 remitimos toda la problemática a la actual Vicerrectora de Planificación e Infraestructuras y, de momento, no hemos tenido ningún tipo de respuesta.

Los representantes de AMEC han presentado escritos en relación con esta problemática en las siguientes fechas:

  • 20 de abril de 2010

  • 02 de diciembre de 2010

  • 27 de julio de 2011

Y se ha mantenido una reunión con el anterior Vicerrector de Planificación e Infraestructuras el 14 de octubre de 2010.

Dadas las circunstancias, le solicitamos que asuma personalmente la resolución de este problema, negociando con las administraciones competentes (Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna y Cabildo Insular de Tenerife)”.

Nuevo escrito de AMEC sobre el “Certificado PAU”

Escrito enviado a la Vicerrectora de Alumnado de la ULL:

Enterados de que se ha remitido a su Vicerrectorado el asunto del supuesto cobro en algunas facultades de la ULL del denominado “Certificado PAU” (cuestión que planteamos al Rector el pasado 29 de septiembre), SOLICITAMOS:

  1. Que se nos remita un informe detallado sobre el asunto (en el que se incluya, si fuera el caso, el nombre de los centros donde se ha realizado el cobro).
  2. Que se devuelva el dinero a los alumnos perjudicados.

Para contactar con la Vicerrectora de Alumnado de la ULL: alumnado@ull.es

 

Entradas recientes sobre este tema: AMEC pide al rector que investigue si algunas facultades siguen pidiendo a los alumnos los certificados de la PAU [Nota de prensa]

 

¿Las nuevas “fuerzas vivas”?

En relación con el artículo publicado en el periódico El Día, el pasado 26 de julio, bajo el título de “La ULL se alía con el Obispado en el estudio de la realidad familiar canaria”.

En primer lugar, seamos claros y precisos: no son nuevas “fuerzas vivas”. La Universidad está donde siempre ha estado, en alianza orgánica con la oligarquía local y al servicio del discurso ideológico del Estado. Y a la progresía le debería quedar eso bien claro, todo lo demás han sido accidentes y ganas de protagonismo. Esa imagen de una Universidad comprometida ha sido, como mucho, el fruto de la permisividad de las dictablandas de turno (esos gobiernos universitarios que algunos denominan de izquierdas).

Nuestra  búsqueda de claros que permitan otear en medio de esa maraña, soporosa, de liliputienses con título de doctor nos ha llevado a ver la institución desde perspectivas que se nos habían quedado en el lado oscuro; pese a todo, de corazón, sabemos que algún alma rebelde (al menos orgullosa) estará dispuesta a unirse en la lucha por “transformar” nuestra Universidad. Pero, las cosas son como son, las “fuerzas vivas” cuentan con la fuerza y todo el poder, por esos son fuerzas.

Creemos que la firma de un “concordato” entre estas partes no se debe a una mera casualidad, aunque, pese a todo, esperamos casi 15 días a que alguien aclarara esta cuestión, que se matizara el asunto, pero no vemos nada. Lo único que se nos vine encima una y otra vez es ese momento en el que se retratan las “fuerzas vivas”, siguen ahí, frente a  nosotros, dejando bien claro cómo funciona el negocio:

“En la mañana de ayer se firmó el convenio de colaboración que desarrollará el Observatorio Canario de la Familia, un proyecto que nace por iniciativa de la Universidad de La Laguna (ULL), el Instituto Nivariense de Ciencias de la Familia, la Federación Provincial de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife (Fepeco) y la Fundación Canaria Empresa Universidad de La Laguna. En el acto estuvieron presentes el rector de la ULL, Eduardo Doménech; el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, y el director gerente de Fepeco, Óscar Izquierdo, en representación del presidente de esta patronal de la construcción, Antonio Plasencia.

[Recomendación: léase en voz alta, imitando el tono pomposo del NO-DO]

Un ejemplo de “fuerzas vivas”: El general Yagüe (El carnicero de Badajoz)  y la curanganería

Un ejemplo de “fuerzas vivas”: El general Yagüe (El carnicero de Badajoz) y la curanganería

 

En este enlace pueden ver el resto del artículo: http://www.eldia.es/2011-07-26/LAGUNA/9-ULL-alia-Obispado-estudio-realidad-familiar-canaria.htm

 

El alumnado de la ULL rechaza a Doménech como Rector

Doménech deberá replantear su política con respecto al sector mayoritario de la ULL. A falta de que se publiquen los datos definitivos, Doménech obtiene un escaso 33,82% de los votos de este sector frente al 66,18 obtenido por su oponente. Ni unas supuestas becas firmadas con un colectivo ajeno a la ULL ni su controvertido botellón institucional han convencido a la mayoría. La FICULL no parece ser suficiente para persuadir al estudiantado. En cambio, un discurso en el que se habla de democracia, de respeto a la disidencia, de tolerancia sí parece haber encontrado mentes receptivas. El discurso de la acción por la acción, acción sin reflexión, no es suficiente. Sr. Doménech, le animamos a que reflexione y se replantee su política de los próximos 4 años.

Sobre la circular enviada por el Rector a la comunidad universitaria

El pasado día 4 de marzo, el Rector de la ULL, Eduardo Doménech, mandó una circular de apoyo al decano Pedro Benito Avero Delgado. Una circular en la que se manifestaban cosas como la que sigue:

Es lamentable que en una institución universitaria no se respeten, como viene siendo costumbre por parte de este grupo claustral, los ámbitos profesionales y se viertan hechos infundados sin ningún tipo de contraste previo”.

Según esta circular, AMEC tiene por costumbre no respetar los ámbitos profesionales. Para el señor Rector, nuestra participación política se limita a la difusión de falsedades. Es decir, todas las irregularidades y deficiencias que AMEC ha denunciado desde que se configurara el grupo en el año 2006 están vinculadas a la mentira y la falsedad. AMEC, según esta soflama, sería un grupo embarcado en el engaño y la difamación. Por tanto, el principal grupo del alumnado basaría su praxis política en la mentira y en el ataque a los trabajadores de esta institución académica.

Sinceramente, esto es lo que emana de la circular enviada por el Rector; circular que no llega a la altura de la Fatwa de Avero, puesto que carece de los elementos “jurídico-teológicos” de ese famoso documento. Aunque, sin duda alguna, la circular de Doménech alimenta ideológicamente la rabia de don Pedro. Curiosamente, AMEC barajó la posibilidad de solicitar al señor Rector, como máximo representante de la Institución, protección frente a los furibundo e irracionales ataques del decano, pero con esta circular nos ha dejado desamparados. Doménech elije la “verdad” del señor decano, la “infalible verdad” de Pedro Avero.

Si un profesor dice amen en esta Universidad, el alumno que contradiga dicho exabrupto miente de forma espontánea. Por todo esto, al poner en duda nuestra buena fe, Doménech cuestiona cualquier tipo de reivindicación estudiantil que suponga contradecir la “verdad” de un señor decano o de un profesor.

Hace cuatro años, Doménech dejó claro, cuando se presentó por primera vez al cargo de rector, que no quería “radicalismos” en la ULL; llegado el momento, AMEC tuvo que contestar dicha voluntad (de poder). Para nosotros, será imposible olvidar aquel tiempo terrible en los que la Institución invertía sus energías y recursos económicos en perseguir al anterior portavoz de AMEC. Parece que fue ayer, nos referimos a los años 2008 y 2009, cuando Doménech abrazaba como única causa la “destrucción” del que fuera nuestro portavoz hasta noviembre de 2010. Cómo poder olvidar aquellos días grises en los que en una perdida cripta universitaria el profesor Juan Carlos Moreno Piquero instruía a nuestro querido amigo. En aquella ocasión, estas fueron nuestras palabras para don Eduardo Doménech:

Este Rector, cuya primera intervención pública fue para expresar que no quería radicalismos en la Universidad, ha demostrado en todo este tiempo con su talante que en la Universidad sólo existe un radicalismo: el suyo propio. Y para ello, se vale de un recurso viejo, tan viejo como la humanidad misma: la represión. De los cacheos a la entrada de Claustro a estudiantes, ahora desempolva del olvido un manual de represión fascista para cortar de raíz la crítica a su Rectorado: el Reglamento de Disciplina Académica de 1954” (Fragmento del Manifiesto por la Derogación del Reglamento de Disciplina Académica de 1954, leído el el Claustro de la ULL, junio de 2008).

Saturno comiéndose a un estudiante

Ahora, marzo de 2011, se repite la jugada de Doménech. La misma jugada del 2008. Desacreditar a los únicos alumnos críticos capaces de asumir, sin pensar en las represalias, la lucha por los derechos del alumnado. Pese a todo, nos mantendremos en nuestras convicciones a sabiendas de que nos guían poderosas razones. Defenderemos hasta la saciedad el derecho de los alumnos a percibir su beca en el TIEMPO Y EN LA FORMA ADECUADA. No podemos permitir que los despistes o los enfrentamientos entre administraciones se cobren como víctimas a los alumnos. No lo vamos a permitir y levantaremos la voz frente a este atropello. Muchos estudiantes nos escriben desesperados porque no aparecen en los listados de las becas, alumnos que dependen de estas ayudas para poder continuar sus estudios; señor Doménech, alumnos que para comer necesitan que sus becas sean tramitadas de la mejor forma, alumnos que no entienden de enfrentamientos ni de oscuros intereses políticos.

Texto integro de la circular enviada por el Rector a la comunidad universitaria