AMEC celebra la aprobación de un nuevo “reglamento de compensación”

El colectivo estudiantil sigue considerando la gestión de Martinón y su equipo como “muy negativa”.

Consejo de Gobierno

Sesión del Consejo de Gobierno del pasado martes

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) lleva años reclamando un nuevo Reglamento de de Evaluación Curricular por Compensación para la Universidad de La Laguna, por lo que “celebran” que se aprobara un nuevo texto de “compensación”, en la sesión del Consejo de Gobierno del martes, “fruto del trabajo y de la enorme presión realizada desde el grupo”.

Nuevo Reglamento de de Evaluación Curricular por Compensación

Desde la organización mayoritaria del sector estudiantil lagunero, no han dejado de reclamar un reglamento “viable” y que ofreciera la función “garantista” que deben brindar dichos reglamentos de compensación. Para AMEC, resulta sorprendente la “incapacidad” que tienen muchos docentes para entender que dichos reglamentos “son una garantía de calidad para la propia Universidad”. En este sentido, desde la representación estudiantil se señala que “la recurrente solicitud de compensación de determinadas asignaturas, se convierte en prueba objetiva de una pésima docencia o del celo excesivo de algunos docentes en particular, como aquellos que, sistemáticamente, convierten sus asignaturas en las más difíciles y complicadas de aprobar”.

Por otro lado, aunque el reglamento sancionado ayer contiene importantes modificaciones en relación con el que estaba vigente, desde AMEC no pueden dejar de advertir que “se tendrá que seguir puliendo a lo largo del tiempo, dado que será su aplicación la que defina posibles deficiencias del articulado”.

“Martinón y su equipo de gobierno suspenden en gestión y en talante”

En otro orden de cosas, el colectivo estudiantil sigue considerando la gestión de Martinón y su equipo como “muy negativa”. AMEC advierte de la “incapacidad” que parece condicionar las actuaciones del rector. La ULL seguiría sufriendo, según AMEC, los grandes males de gobierno y la falta de transparencia que caracterizaron la gestión anterior, hasta el punto de que no dudan de calificar al rector Martinón de “digno heredero de Eduardo Doménech”.

La ULL, según se señala, “no solo permanece en el estancamiento ideológico del anterior gobierno, sino que sigue promoviendo la frustración de muchos alumnos y alumnas a causa de actuaciones que perjudican al sector: la imposición del calendario académico, el incumplimiento de las guías docentes, el cobro de la cuota patronal a los becarios, o que se permita desde el Rectorado que el alumnado de Derecho se esté examinando a altas horas de la noche”.

 

En La Laguna, a 29 de junio de 2017

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

Anuncios

AMEC denuncia que Martinón “no respeta las mínimas demandas estudiantiles”

La aprobación del Calendario Académico para el próximo curso deja en evidencia el verdadero talante del rector de la ULL”  

El profesorado en la ULL es enemigo de los intereses estudiantiles, y no es posible ningún tipo de acuerdo democrático con los docentes”

AMEC volvió a pedir el cese de Andrés Falcón Armas, responsable del Servicio de Inspección de la ULL

Para la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), principal grupo de representación estudiantil de la ULL, Antonio Martinón “se  quitó definitivamente la careta de demócrata y dejó ver su verdadero rostro de rector antiestudiantil”. La aprobación del Calendario Académico para el próximo curso, “contra los intereses del alumnado”, en la sesión del Consejo de Gobierno de este miércoles, “deja en evidencia –según la representación estudiantil- el verdadero talante del rector de la ULL”.

Imagen de la sesión del Consejo de Gobierno de este miércoles.

AMEC considera que Martinón “se ha ratificado como el mejor heredero de su antecesor en el cargo, Eduardo Doménech Martínez”. El que fuera gobernador civil en el Tenerife de finales de los 80, demuestra, según el colectivo, “su desprecio por el alumnado y que no es capaz de cumplir su promesa de no aprobar nada contra los deseos del estudiantado”. En ese sentido, se debe apuntar que los nueve alumnos y alumnas presentes en la sesión del Consejo de Gobierno votaron en contra de la propuesta de Calendario, y, a las puertas de la sede del órgano, un nutrido grupo de estudiantes reclamaba una ULL democrática que tuviera en cuenta sus necesidades.

Vicente Pedrero y  Carmen Rosa Sánchez López

Según AMEC, Vicente Pedrero, presidente de la Junta del PDI, y Carmen Rosa Sánchez López, vicerrectora de Ordenación Académica y Profesorado, han jugado un papel fundamental a la hora de “extirpar” los derechos estudiantiles y tratar de “ningunear y apagar la resistencia del alumnado”. Esto, según la representación estudiantil, “deja claro que las mínimas demandas del estudiantado molestan al profesorado”, algo que confirma que “el profesorado en la ULL es enemigo de los intereses estudiantiles, y no es posible ningún tipo de acuerdo democrático con los docentes”.

Una sesión del Consejo de Gobierno “irregular”

Los estudiantes también denunciaron que la sesión del Consejo de Gobierno no se convocara de forma adecuada, “al no respetarse los plazos en su convocatoria establecidos por la normativa del órgano”.

En otro orden de cosas, AMEC volvió a pedir el cese de Andrés Falcón Armas, responsable del Servicio de Inspección de la ULL. Se debe recordar que no es la primera vez que el estudiantado solicita el cese de Falcón Armas, que fue “uno de los agentes de la represión orquestada contra AMEC por Eduardo Doménech Martínez”.

En La Laguna, a 24 de mayo de 2017

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

AMEC rechaza que Martinón imponga un Calendario Académico “contra el alumnado”

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) rechaza que Antonio Martinón lleve a la sesión del Consejo de Gobierno del miércoles una propuesta de Calendario Académico “que no tiene en cuenta las aportaciones de los grupos estudiantiles de la ULL”.

Para AMEC, “queda claro que los intereses estudiantiles importan poco para Martinón”, y que todas las negociaciones han terminado siendo “un paripé”. En ese sentido, desde el grupo claustral son categóricos: “las negociaciones mantenidas por los grupos estudiantiles con el equipo de gobierno de la ULL han concluido, dados los resultados, en una total pérdida de tiempo”.

Asimismo, el grupo mayoritario de representación estudiantil no deja de “reprobar” las actuaciones, con respecto al Calendario, de la vicerrectora de Ordenación Académica y Profesorado, Carmen Rosa Sánchez López, responsable directa de las negociaciones.

Comisión Electoral

En otro orden de cosas, AMEC ha solicitado que se cumpla el Reglamento Electoral General de la ULL, en el que se prescribe la renovación de la Comisión Electoral General en “el plazo máximo de un mes desde la renovación del Consejo de Gobierno”. Se debe recordar, en este sentido, que el Consejo de Gobierno se renovó hace ya varios meses, sin que se haya efectuado la renovación de dicha comisión.

Curiosamente, el colectivo estudiantil solicitó a Martinón, en diciembre, el “cese fulminante” del presidente de la Comisión Electoral, el profesor José Adrián García Rojas.

En La Laguna, a 23 de mayo de 2017

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

4ª NOTA INFORMATIVA SOBRE PROPUESTA DE CALENDARIO ACADÉMICO ULL (2017/18). RESUMEN DE LA REUNIÓN CON LA VICERRECTORA DE ORDENACIÓN ACADÉMICA

“Estamos a la espera de una última reunión donde se plantee el calendario final, para su posterior presentación en una futura sesión del Consejo de Gobierno y su aprobación, si procede”.

El pasado jueves 30 de marzo, mantuvimos una reunión con la Vicerrectora de Ordenación Académica y Profesorado, Carmen Rosa Sánchez López, para tratar el tema del calendario académico del próximo curso. Esta reunión ha servido para mostrar a la Universidad el modelo de calendario por el que apuesta el alumnado y que refleja el sentir de la mayoría de los y las estudiantes. Modelo que fue consensuado en asamblea celebrada el pasado 22 de marzo.

El desarcalendario 4 nota informativarollo de esta reunión fue una exposición y posterior debate entre ambas partes – el estudiantado y el equipo de gobierno de la Universidad – defendiendo cada uno su modelo, así como la conveniencia de cada uno. Entre las razones que dio el equipo de gobierno, a través de su vicerrectora, se encuentra su “hipótesis” – no nos presentaron datosde que la convocatoria de septiembre es un llamamiento que no es utilizado de manera general, la posibilidad de tener un mes de vacaciones garantizado, pero, sobre todo, la necesidad de subir en los famosos “rankings”, tomando para ello, como modelo, los calendarios académicos de las universidades ubicadas en los primeros lugares de la misma.

Desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) no podemos sino mostrar nuestro más absoluto desacuerdo – y así se lo hicimos notar – a estos argumentos. Aunque también sentimos pena. Una pena absoluta porque vemos que son rescatados viejos argumentos manidos, de un pasado oscuro no tan lejano. Aunque las caras hayan cambiado, y aunque la vicerrectora competente de Ordenación Académica y el rector de la ULL sean ahora Carmen Rosa Sánchez López y Antonio Martinón Cejas, en lugar de Juan Felipe Pérez Francés y Eduardo Doménech Martínez.

Vemos que se vuelven a usar los mismos argumentos sin solidez que utilizó Eduardo Doménech durante su mandato, y que solo responden a los intereses de una parte del profesorado.

El argumento de usar como referencias otras universidades, “de primera línea”, ya se usó durante la Convergencia Europea, durante la reforma del calendario de 2008, en la fusión de centros, etc., y no han hecho sino demostrar que cada acción tomada ha ido llevando a la ruina y a un callejón sin salida las posibilidades formativas de la Universidad de La Laguna.

No nos engañemos: este cambio responde a los intereses de una parte del profesorado. Una parte que no quiere que tengamos tantos llamamientos de examen. Una parte que no comprende las necesidades que puede tener un sector tan desprotegido en la Universidad como es el alumnado. Y a esa parte del profesorado responden – y han respondido – tanto este equipo de gobierno como el anterior: distinto disfraz, pero mismo carnaval.

Queremos una Universidad que de oportunidades a la población para acceder a una educación superior, que esté al servicio de la sociedad, y no al servicio y a la comodidad de unos cuantos privilegiados y privilegiadas. Por estos motivos seguiremos rechazando la propuesta de calendario académico. Un calendario que sigue “las viejas costumbres”. Un calendario académico hecho para unos pocos y no para la mayoría. Seguiremos aferrados a nuestro modelo, que sí es mayoritario. Y, por supuesto, seguimos dispuestas a todas las posibles movilizaciones y acciones necesarias si este modelo no es aceptado.

Por último, informar de nuevo que el calendario sigue sin estar aprobado ni acordado. Estamos a la espera de una última reunión donde se plantee el calendario final, para su posterior presentación en una futura sesión del Consejo de Gobierno y su aprobación, si procede.

Segunda nota informativa de AMEC sobre el Calendario Académico 2017/2018

El calendario académico, en la Universidad de La Laguna, tiene que pasar un proceso de aprobación todos los años. Este consta de tres fases bien definidas:

1ª. La Universidad desarrolla una propuesta propia como borrador sobre el que trabajar.

2ª. El vicerrectorado encargado –en este caso el Vicerrectorado de Docencia– mantiene reuniones con los diferentes sectores a fin de acordar un calendario definitivo.

3ª. Esta propuesta final es llevada, para su aprobación, al Consejo de Gobierno (es este órgano el que lo aprueba, no el Claustro).

Ahora mismo nos encontramos en el segundo punto. El pasado martes tuvimos una primera reunión con la vicerrectora de Docencia, Ana Isabel Jiménez Abizanda, donde presentó a todos los grupos claustrales de alumnado el calendario que la Universidad pretende aprobar. En el mismo hay un cambio notable, con respecto a los de los últimos años: la vicerrectora –y, por tanto, el rector de la ULL, Antonio Martinón Cejas– quiere desplazar la convocatoria de septiembre para posicionarla justo después de los exámenes de julio, teniendo tres convocatorias seguidas con diez días de separación entre ellas.

Por supuesto, entendemos que este cambio afecta de manera negativa al estudiantado y nos hemos posicionado claramente en contra. Tal es el rechazo que ha generado este calendario que la reunión finalizó sin acuerdo a la espera de una próxima en la que los alumnos y alumnas llevemos otra propuesta. Siguiendo esta línea, ayer, en la asamblea de AMEC, que se reúne todos los jueves en la tercera planta de la Torre Profesor Agustín Arévalo, hemos debatido sobre este tema y hemos sacado algunas conclusiones:

1) Nos oponemos enérgicamente al traslado de la convocatoria de septiembre.

2) Queremos que el tiempo entre convocatorias –y entre clases y convocatoria– sea más espaciado.

3) Queremos que todo el estudiantado de la Universidad tenga voz en este proceso.

La siguiente reunión marcada es el próximo miércoles, junto con el resto de grupos claustrales, para desarrollar un calendario hecho por los alumnos y alumnas. Desde aquí hacemos un llamamiento a todo el estudiantado para que acuda a esa reunión y entre todos y todas  desarrollemos la propuesta.

LA HORA Y EL LUGAR SERÁN AVISADOS CON TIEMPO.

El próximo viernes día 24 también tendremos reunión con la Vicerrectora de Profesorado para mostrar nuestro más absoluto desacuerdo con la propuesta de la Universidad.

EL CALENDARIO AÚN NO HA SIDO APROBADO, TODAVÍA PODEMOS CAMBIARLO Y VAMOS A LUCHAR TODO LO POSIBLE PARA ELLO. TODAVÍA PODEMOS PARAR ESTE NUEVO ATROPELLO DE LA ULL.

AMEC pancarta suelo