INFORME DE LA REUNIÓN CON EL NUEVO VICERRECTOR DE ESTUDIANTES: REGLAMENTO DE COMPENSACIÓN Y CAMBIO DE TURNO

El pasado martes mantuvimos una reunión con el vicerrector de estudiantes (solamente asistió AMEC, dado que el vicerrector hizo dos convocatorias alternativamente, nos consta que a la del miércoles fueron los demás grupos), donde tratamos dos asuntos que consideramos de máxima importancia:

  • Asignación de turnos y grupos para el curso 2017/18 y cambio de turno.
  • Modificación del Reglamento de Evaluación por Compensación curricular.

En el primer punto, nos explayamos en hablar sobre lo ocurrido con el problema de la asignación de turnos que, como recordarán, causo un gran revuelo y repulsa en el alumnado, dado que se pretendía que los alumnos al matricularse no pudieran hacerlo según su libre consideración, sino que directamente se le asignaría un grupo o turno en función de un sorteo y su primera letra del primer apellido. En este sentido el vicerrector nos manifestó que para el curso que viene, no entrará en vigor esa medida y que nos podremos matricular como hicimos en el presente curso. Se nos advirtió que se quería cambiar ese criterio del “primero que llega escoge”, y que el curso que viene empezarán las conversaciones para hablar sobre qué modelo o criterio poner para que la matricula no sea un “despropósito”.

Por nuestra parte, insistimos en señalar lo que verdaderamente causa problemas, que no es el criterio de actual, sino el servidor y el programa informático del que se dota la Universidad para hacer la automatrícula, y  que los esfuerzos para revertir esos problemas tienen que hacerse mejorando el programa y los servidores. Le hicimos saber que no nos mostramos cerrados a hablar sobre los criterios, que se puede hablar de consensuar un cambio, pero que eso no era a lo que venimos a esta reunión, no era lo que tocaba, ya tocará más adelante.

Normativa de cambio de turno

En lo que respecta a la normativa de cambio de turno, en conexión con lo anterior, se no hizo saber que se pretende armonizar dicha normativa para que todas las facultades la tengan por igual, nosotros no nos manifestamos en contra de una armonización, pero insistimos en que nos parecían muy pocas las causas por la que un alumno o alumna podría cambiarse el turno, deberían haber más, como la distancia, y además le recordamos nuestras propuestas para un cambio de turno racional e insistimos en que tenía que existir la permuta como modalidad de cambio de turno o grupo y por asignaturas, esto es, si dos alumnos o alumnas están de acuerdo en intercambiarse el turno, el grupo o una o unas asignatura concretas, pudieran hacerlo, le comentamos que es algo normalizado en la mayoría de universidades y que serviría como medida correctora ante el sistema informático del que se dota la ULL para hacer la automatricula online. Se nos dijo que se tendrían en cuenta nuestras propuestas y que las intentarán incluir.

Reglamento de compensación

En lo que respecta al reglamento de evaluación por compensación curricular, mostramos nuestra satisfacción de que los criterios, finalmente, fueran de automática aplicación y no como antes, donde lo que más regía era la arbitrariedad de una comisión de profesores dedicada a esforzarse porque ningún alumno o alumna compensase. En este sentido, le explicamos al vicerrector lo que significa la compensación, que no es otra cosa que una garantía ante un profesorado que se dedica a perseguir alumnos y esforzarse para que no aprueben, o no terminen su titulación. En este sentido, le explicamos también que no tenía sentido que un alumno o alumna con un expediente disciplinario grave no pudiera compensar, pues en realidad no es sino ir en contra del mismo sentido de la garantía que supone compensar. También nuestro grupo le hizo unas correcciones técnicas al reglamento, cuestiones sobre todo de legalidad. Se le explicó que tenía que dejar una disposición transitoria para que los alumnos que fueran a compensar en esta convocatoria, pudieran hacerlo en base al nuevo reglamento.

Por otro lado, aprovechando que era la primera reunión mantenida con el nuevo vicerrector de estudiantes, nos tomamos la libertad de presentarle nuestro programa electoral y de señalarle los puntos que nos quedan por cumplir y sobre cuales necesitamos su colaboración o disposición al dialogo.