AMEC denuncia que Martinón “no respeta las mínimas demandas estudiantiles”

La aprobación del Calendario Académico para el próximo curso deja en evidencia el verdadero talante del rector de la ULL”  

El profesorado en la ULL es enemigo de los intereses estudiantiles, y no es posible ningún tipo de acuerdo democrático con los docentes”

AMEC volvió a pedir el cese de Andrés Falcón Armas, responsable del Servicio de Inspección de la ULL

Para la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), principal grupo de representación estudiantil de la ULL, Antonio Martinón “se  quitó definitivamente la careta de demócrata y dejó ver su verdadero rostro de rector antiestudiantil”. La aprobación del Calendario Académico para el próximo curso, “contra los intereses del alumnado”, en la sesión del Consejo de Gobierno de este miércoles, “deja en evidencia –según la representación estudiantil- el verdadero talante del rector de la ULL”.

Imagen de la sesión del Consejo de Gobierno de este miércoles.

AMEC considera que Martinón “se ha ratificado como el mejor heredero de su antecesor en el cargo, Eduardo Doménech Martínez”. El que fuera gobernador civil en el Tenerife de finales de los 80, demuestra, según el colectivo, “su desprecio por el alumnado y que no es capaz de cumplir su promesa de no aprobar nada contra los deseos del estudiantado”. En ese sentido, se debe apuntar que los nueve alumnos y alumnas presentes en la sesión del Consejo de Gobierno votaron en contra de la propuesta de Calendario, y, a las puertas de la sede del órgano, un nutrido grupo de estudiantes reclamaba una ULL democrática que tuviera en cuenta sus necesidades.

Vicente Pedrero y  Carmen Rosa Sánchez López

Según AMEC, Vicente Pedrero, presidente de la Junta del PDI, y Carmen Rosa Sánchez López, vicerrectora de Ordenación Académica y Profesorado, han jugado un papel fundamental a la hora de “extirpar” los derechos estudiantiles y tratar de “ningunear y apagar la resistencia del alumnado”. Esto, según la representación estudiantil, “deja claro que las mínimas demandas del estudiantado molestan al profesorado”, algo que confirma que “el profesorado en la ULL es enemigo de los intereses estudiantiles, y no es posible ningún tipo de acuerdo democrático con los docentes”.

Una sesión del Consejo de Gobierno “irregular”

Los estudiantes también denunciaron que la sesión del Consejo de Gobierno no se convocara de forma adecuada, “al no respetarse los plazos en su convocatoria establecidos por la normativa del órgano”.

En otro orden de cosas, AMEC volvió a pedir el cese de Andrés Falcón Armas, responsable del Servicio de Inspección de la ULL. Se debe recordar que no es la primera vez que el estudiantado solicita el cese de Falcón Armas, que fue “uno de los agentes de la represión orquestada contra AMEC por Eduardo Doménech Martínez”.

En La Laguna, a 24 de mayo de 2017

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

Anuncios

AMEC rechaza que el Ayuntamiento de La Laguna rinda honores al exrector de la ULL Eduardo Doménech

La ciudad de La Laguna concede una calle a los antiguos rectores de la ULL

Eduardo Doménech nunca pidió perdón a los estudiantes que sancionó siendo inocentes

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), en un escrito dirigido al alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, y a los portavoces de los grupos con representación municipal en el consistorio lagunero, manifiesta su “más rotundo rechazo” a que el Ayuntamiento rinda honores a Eduardo Doménech Martínez, exrector de la Universidad de La Laguna. El colectivo señala que no se debe conceder ningún tipo de distinción a la persona que, como máximo mandatario de la ULL, “protagonizó la persecución política más encarnizada que se recuerda en las Islas contra un grupo estudiantil”.

En enero del 2012, Eduardo Doménech expedientó a 23 miembros de AMEC por emitir un  comunicado de prensa en el que se quejaban de la gestión de unas becas, publicación que los tribunales -con sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Canarias– consideró “hecha en el ejercicio legítimo del derecho del gobernado a controlar al gobernante, a la libertad de expresión y de información, a la legítima crítica de la actuación de los poderes públicos y a la defensa de los estudiantes”.

La sociedad canaria, representada por diversas instituciones, como asociaciones civiles, el propio Parlamento o el Claustro de la Universidad, reprobó la actitud de Eduardo Doménech, que, pese a todo, “se mantuvo en el empeño de castigar a los estudiantes, recurriendo, incluso, la primera de las sentencias del caso”.

Desde el colectivo estudiantil entienden que “la negativa de Doménech a retractarse y reconocer su error no lo hace merecedor de ningún reconocimiento público por parte de de la ciudad de La Laguna”.

En La Laguna, a 17 de marzo de 2017

 

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

Igualdad AMEC promueve una campaña contra la capilla de la ULL

El objetivo del grupo es claro: “sacar de la institución cualquier símbolo religioso

La Comisión de Igualdad de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) ha comenzado hace unos días una campaña titulada “¿Sabías que hay una capilla en la ULL?”, que tiene como finalidad poner al orden del día el debate sobre la presencia de las religiones dentro de un espacio educativo.

La campaña iniciada por la Comisión de Igualdad de AMEC nace motivada por “el desconocimiento que ha reinado durante todo este tiempo en relación a la existencia de espacios religiosos dentro de la Universidad de La Laguna”. A raíz de este desconocimiento, “se han realizado varias entrevistas al alumnado, donde se consigue reflejar el descontento con la capilla universitaria por parte de un sector de la universidad”.

Durante varios años, el espacio ocupado actualmente por dicha capilla fue utilizado como sala de exposiciones, hasta que el equipo de gobierno anterior, dirigido por el antiguo rector, Eduardo Doménech Martínez, retomó el oficio de misas en la ULL. Las alumnas y alumnos encuestados han propuesto distintas alternativas de uso a este espacio, que van desde reanudar la actividad como sala de exposiciones hasta organizar el local como un lugar de participación estudiantil.

En una reunión tratada con el actual vicerrector de estudiantes, la Comisión de Igualdad de AMEC acordó organizar un debate en el que se expondrá la postura de la comunidad universitaria frente a seguir manteniendo o no espacios religiosos en la Universidad.

El objetivo del grupo es claro: “sacar de la institución cualquier símbolo religioso. Por una educación laica, gratuita y de calidad”.

En La Laguna, a 20 de abril de 2016

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

 

13 de abril, huelga en la ULL (texto del discurso y fotos)

lectura discurso 13 de abril

Lis Montoya fue la encargada de leer el discurso de AMEC

Desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) saludamos a todos los compañeros y compañeras que han decidido organizarse y movilizarse por sus derechos. Hoy no es un día cualquiera en la Universidad de La Laguna, hoy es un día de lucha. Los alumnos y alumnas de la ULL tenemos razones de sobra para movilizarnos en este día y para exigir ser escuchados. Los alumnos y alumnas de la ULL exigimos el respeto que merecemos por parte de esta institución educativa.

En la ULL no se convoca jornada de huelga por el gusto de no ir a clase, se convoca huelga porque la situación que SUFRIMOS es indigna, excluyente, antidemocrática, injusta… Este curso terminará en la ULL, si no se le pone remedio, con el drenaje –la expulsión- de 2.500 compañeros y compañeras. Eso es lo injusto, lo indigno…y nuestro silencio nos llenaría de indignidad y nos haría cómplices de la injusticia. Nosotras lo tenemos claro: ¡no nos callamos! No vamos a ser cómplices de una de las mayores infamias que van a sufrir los estudiantes de las Islas en los últimos años.

En La Laguna sufrimos una de las tres peores normativas de permanencia. Las normativas de progreso y permanencia adoptadas por las universidades -cada universidad con su reglamento propio- venían promovidas por la agenda Bolonia -la famosa Convergencia Europea-, una agenda productivista destinada a reconvertir la enseñanza universitaria en un buen negocio: la extracción de rentas del sistema educativo; la desposesión de otro bien “público”; la transformación de la financiación pública de la enseñanza superior en beneficios particulares.

Para cotizar bien en este modelo de UNIVERSIDAD-EMPRESA se necesita la consecución de unos índices de producción, las estadísticas deben mejorar cada año. Tenemos que obtener unos “buenos números”, pero nadie habla de calidad. Nadie habla de una Universidad para la gente. El empeño absurdo de mejorar resultados a base de presionar con unos criterios de permanencia brutales lo único que consigue, al final, es expulsar a miles de estudiantes cada año. Repetimos: la ULL tiene una de las tres peores normativas de permanencia de todo el Estado.

IMG_0316

Isabel Chávez López (AMEC) respondiendo a las preguntas de los medios de comunicación

Desde AMEC, rechazamos desde el principio -hace ya un montón de años- el asunto de la Permanencia. Hoy no es la primera vez que nos movilizamos contra la Normativa de Permanencia, esta herencia podrida que nos dejó Eduardo Doménech Martínez (el peor rector que ha tenido la ULL a lo largo de toda su historia).  Y no solo han sido movilizaciones, se ha trabajado, los grupos estudiantiles hemos luchado por cambiar esta normativa. Hemos tenido que argumentar claramente nuestras razones, nos hemos visto obligados a analizar la realidad, nuestra realidad universitaria, para explicarle a la Universidad la importancia de renegociar con el Consejo Social de la ULL una nueva normativa, una normativa mejor, una normativa con sentido, una normativa con sentido universitario. Ahora, en estos precisos momentos, la realidad nos coloca el argumento, el nítido argumento que nos golpea; la realidad son 2.500 compañeros y compañeras que tendrán que abandonar sus estudias en la ULL el próximo curso por culpa de la Normativa de Permanencia. Y esos datos no son nuestros, no son fruto de nuestra previsión, son datos de la propia Universidad, datos que la ULL ha hecho públicos. Es la realidad. Una realidad terrible. Y frente a eso, el silencio es miseria. AMEC lo tiene claro, no nos vale el silencio.

Por eso lanzamos un mensaje rotundo, un mensaje nítido, a todas las personas que participan en el Consejo Social de la ULL, ese supuesto órgano externo que garantiza la presencia de la sociedad en la gestión de la ULL. Al Consejo Social, a todas esas personas, a todos sus miembros; ellos, que son representantes de los cabildos insulares, del Parlamento, de los sindicatos, del mundo empresarial, a todas esas personas, les pedimos, les solicitamos, les exigimos que pongan fin a esta grave injusticia que sufren los estudiantes de la ULL, que pongan fin a este agravio. Expulsar estudiantes y permitir que eso pase porque nuestra Normativa de Permanencia es de las peores, es un acto que no alberga nada positivo. No es bueno para la ULL ni para Canarias. Es una injusticia, solo eso.

“No apoyaremos ningún documento estatutario que recorte nuestros derechos”

Pero no solo tenemos que luchar contra esta terrible Normativa y sus consecuencias. Fruto también de toda esa reconversión educativa que vive la enseñanza, en la ULL llevan años tratando de cambiar los Estatutos. Llevan años tratando de aprobar unos nuevos Estatutos, dicen que es por imperativo legal. Pero, por mucho imperativo legal que señalen, no es de recibo que esos nuevos Estatutos recorten derechos estudiantiles. Esos recortes no forman parte de ningún imperativo legal, sino que se convierten en la ganancia colateral de un proceso de reforma estatutaria. ¿Ganancia para quién? Para los de siempre, pero no para nosotras.

En la ULL, el rector Martinón -al igual que el rector Domenéch en su momento- pretende aprovechar este proceso de reforma estatutaria para modificar el número de convocatorias a las que tenemos derecho por asignatura y curso (Artículo 40 de los actuales Estatutos) y, de forma clara, también tratarán de reducir el número de llamamientos a los que tenemos derecho (Artículo 41).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El asunto de la pérdida de una convocatoria no forma parte de una “previsión” que hacemos los representantes estudiantiles. La intención de quitarnos una convocatoria ha sido anunciada desde el Rectorado. Y frente a ese anuncio, hemos respondido todos los grupos de representación estudiantil presentes en la ULL; le hemos mandado un mensaje claro al rector y a los profesores: no apoyaremos ningún documento estatutario que recorte nuestros derechos.

Defender esos derechos, ese “valor acumulado” por la lucha estudiantil a lo largo de las décadas, nos reúne también hoy aquí; defender que los estudiantes tenemos un sentido propio, que no vamos a dejar de luchar por algo que consiguieron otros compañeros y compañeras, y que tenemos derecho a mantener para nosotras y para las que vengan en el futuro.

La Asamblea de Movimiento Estudiantil Canario va a permanecer firme en esta cuestión, pero nuestra firmeza no es suficiente. Es importante que todos los alumnos y alumnas transmitan esa firmeza. Hay que mandar un mensaje claro al rector Martinón y a los profesores: ¡¡¡Nuestros derechos no se tocan!!!

Les exigimos un respeto por las tres convocatorias a las que tenemos derecho. No nos van a convencer de que tener tres convocatorias es malo. Por muchas vueltas que le den, no nos van a engañar en este asunto. AMEC lo tiene claro, todos los grupos de representación estudiantil lo tenemos claro, ahora es cuestión de que cada alumno y alumna le transmita un mensaje a los profesores, un mensaje directo: ¡¡¡Nuestros derechos se respetan!!! ¡¡¡No a la pérdida de convocatorias!!!

Compañeros y compañeras:

         ¡¡¡No a una Normativa de Permanencia que nos expulsa de la ULL!!!

         ¡¡¡No a la pérdida de convocatorias!!!

         ¡¡¡VIVA LA LUCHA DE LOS ESTUDIANTES!!!

Presupuestos ULL: intervención de AMEC en el Claustro (14/12/2015)

AMEC fue el único grupo claustral en presentar propuestas de resolución (22). Todas fueron aprobadas. 

***

Antes de comenzar nuestra intervención, queremos recordar que hace dos días, el pasado 12 de diciembre, se cumplieron 38 años del asesinato del estudiante de la Universidad de La Laguna Javier Fernández Quesada. Javier fue asesinado en el contexto de una feroz represión, una represión que no podemos considerar -como cartel javier38añosse ha pretendido hacer creer- el fruto amargo de los últimos coletazos de un régimen que se extinguía. El asesinato de Javier y el de muchos otros, como el de Bartolomé García Lorenzo, estudiante de magisterio en la ULL (asesinado en septiembre del 76), son la prueba fehaciente del continuismo y el falso cambio de régimen. Las élites dirigentes se vieron en la necesidad de adoptar ropajes democráticos, pero sin perder ninguno de sus privilegios políticos y económicos. En este sentido, la única manera que tuvieron de controlar la denominada “transición” fue mediante la aplicación del terror. El terror jugó un papel fundamental a la hora de neutralizar a las fuerzas realmente democráticas, el terror domesticó partidos y conciencias. Javier Fernández Quesada, junto con muchos otros asesinados o represaliados, fue una víctima del terror del continuismo. Victima de ese “cambiar todo para que nada cambie”.

El reverso de la memoria es el olvido. Nosotros nos negamos a olvidar. Recordar a Javier es un acto de dignidad y de resistencia.

***

Señor rector, el Claustro es, según el Artículo 151.- 1. de los Estatutos de esta Universidad:  “el máximo órgano representativo y deliberante de la Universidad de La Laguna”. Y como máximo órgano representativo, y por eso que denominan ustedes “salud democrática”, este órgano se debe reunir más a menudo. La misión de este órgano es acompañar la gestión de este casa de estudios, gestión que debe tener una lectura política, debemos reunirnos para deliberar, reflexionar, criticar y representar a la comunidad universitaria, comunidad que también es “comunidad política”.

Un momento de la intervención del portavoz de AMEC

Un momento de la intervención del portavoz de AMEC

El Claustro debe ser, si se nos permite la metáfora, la sala de máquinas que mueva esta enorme y complicada “nave”. Cualquier pretensión de movilizar esta institución sin contar con el Claustro, terminará por alejar a los dirigentes de esta casa -al rector y su equipo- de la comunidad universitaria. El Claustro, como órgano de representación, debe funcionar.

Señor Martinón: no desprecie este órgano de representación. El debate, la discusión, incluso el enfrentamiento político, los consensos y los desacuerdos, son el alimento de futuro porque construyen universidad. El conflicto, los choques de ideas, son fundamentales si pretendemos un movimiento real -el cambio de paradigmas- que nos permita avanzar. Sin movimiento no hay Universidad. La Universidad no puede ser un lugar anquilosado, un lugar negado al futuro y las transformaciones. Señor Martinón: no tenga miedo a este órgano, no rehúya la confrontación política.

Esta sesión claustral no debe ser un mero trámite administrativo. Esta sesión claustral debe servir para orientar, al menos de cara al futuro, la política presupuestaria de la ULL. De lo contrario, es de temer que su gestión se caracterice por ser la gestión de una herencia, de una mala herencia. De usted depende. Usted es el que tendrá que decidir si se dedica a  la gestión del pasado o si apuesta por el futuro.

Pero debe recordar que el futuro solo estará garantizado si se rompe de una forma real con el pasado. Usted no se puede convertir en el triste gestor de la herencia, de la mala herencia, de Eduardo Doménech Martínez. En este sentido, no debe ignorar que estos presupuestos desprenden un hedor muy característico. No nos engañamos, estos presupuestos representan el continuismo, la misma gestión sin futuro a la que nos abocó su antecesor en el cargo.

La ruptura con el pasado nos abrirá las puertas, nos permitirá pensar la ULL de una forma diferente, nos permitirá romper con los pies de plomo, la lentitud, superar la anemia estructural que amenaza el futuro de la institución pública más importante del Archipiélago. Pero para que se produzca una ruptura real, debemos ser capaces de asumir con firmeza la responsabilidad que supone la gestión de una institución de estas características. En este sentido, el saneamiento económico reclama del rector una actitud crítica, un proceder diligente, sin miedos. Se deben superar los miedos escénicos  y no se debe ser cómplice de un pasado oscuro. La sociedad canaria reclama de su Universidad un mayor grado de transparencia y la correcta gestión de los recursos que en ella se invierten.

La transparencia solo se puede garantizar si realizamos un juicio apropiado del pasado. No debemos comprometernos con esa mala herencia que le referimos anteriormente. En este sentido, no continúe ignorando la solicitud que le hicimos en su momento: la ULL y las fundaciones que estén vinculadas a esta institución deben pasar por una auditoría económica y administrativa. Ignorar esto, señor rector, supone comprometerse demasiado con lo anterior.

Precisamente, estos presupuestos están anclados en la misma lógica de naufragio que los presupuestos de años anteriores. La misma lógica del recorte. Recortes que perjudican, como en años anteriores, al alumnado. Son los servicios destinados a los estudiantes los que se ven retocados por la “tijera”. No dudamos en calificar estas partidas presupuestarias como partidas de la vergüenza. Se reducen las ayudas a los estudiantes menos favorecidos, se reduce la dotación presupuestaria para bonos de comedor, bolsas de viajes, ayudas de guardería, becas… Las becas de los Colegios Mayores y la Residencia Universitaria aumentan de una forma miserable.

Sus presupuestos, señor rector, mantienen la misma línea que los del año pasado, aunque no deja de sorprender como se ha metido la tijera descaradamente en los servicios ofertados al alumnado, mientras que las partidas de “otros gastos”, partidas sin especificar, suman 814.080,09 euros. ¿Dónde va ese dinero?

Señor Martinón, ¿por qué lo único que sube alegremente todos los años es el sueldo de la gerenta? ¿No sería conveniente explicar a la comunidad los entresijos de la gestión económica anterior? ¿Qué nos puede decir de los casi 50.000 euros que pagamos de intereses del préstamo CEI Canarias Campus Atlántico Internacional?

Señor rector, AMEC no se identifica con estos presupuestos. No son nuestros presupuestos. Tampoco representan el modelo de Universidad que queremos. Para nosotros hay futuro mientras se tenga en cuenta las necesidades del colectivo estudiantil, colectivo que nutre y da sentido a la Universidad. Estos presupuestos ignoran al alumnado. Precisamente, las propuestas de resolución que hemos presentado pretenden indicar donde advertimos las grandes carencias y omisiones.

Para que este fuera un documento mínimamente aceptable se tendrían que mejorar las partidas destinadas a los Colegios Mayores y la Residencia Universitaria (y que esto supusiera la bajada de precios en estos centros); se debería aumentar el presupuesto de todas las ayudas asistenciales; la subida, y no la bajada, de las ayudas en bonos de comedor (flexibilizando los requisitos para la obtención de los mismos); aumentar el presupuesto de las ayudas para estudiantes con especiales dificultades económicas; impulsar el uso de software libre para reducir el gasto en software privativo; se deberían aumentar las partidas destinadas a la recuperación de las instalaciones de la ULL y la eliminación de las barreras arquitectónicas; mejorar la financiación del circuito universitario de transporte, y, finalmente, nos parece fundamental poder contar con una documentación presupuestaria que sea clara, concisa, detallada y libre de manipulaciones. Si queremos ser una Universidad diferente, nos tenemos que distanciar de lo que ya hemos sido, de lo que, al parecer, no será tan fácil que dejemos de ser.

Señor rector, queremos una Universidad de futuro, por tanto, ha llegado la hora de romper con el pasado. Como ya le hemos dicho, de usted depende, usted tendrá que decidir.

Muchas gracias

Propuestas de resolución: 

AMEC fue el único grupo claustral en presentar propuestas de resolución (22). Todas fueron aprobadas. 

Se cumple un año de la rueda de prensa en la que anunciamos la definitiva derrota de Eduardo Doménech Martínez

En AMEC no olvidamos y estamos dispuest@s a defender nuestro derecho (y el de todo@s) a decir y criticar la gestión de cualquier gestor o gestora. Es nuestro derecho y NUESTRA OBLIGACIÓN.

AMEC considera que la ULL puede frenar la pérdida de estudiantes

cropped-logo-2014.jpgLa Universidad no debe seguir esperando la complacencia del Gobierno de Canarias, sino que debe pasar a la acción.

Desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) se “coincide” con parte del análisis que se ofrece desde el Vicerrectorado de Estudiantes de la ULL a la hora de explicar el abandono de casi 3000 estudiantes en los últimos dos cursos, pero, de la misma forma, ven pertinente “un análisis más profundo de la realidad universitaria lagunera”. Desde AMEC, coinciden en afirma que “la crisis, las políticas de tasas y becas, y la normativa de permanencia” son causas objetivas que están haciendo abandonar las aulas de forma masiva, siendo el ejecutivo autonómico y el Ministerio los principales responsables; aunque, para la asamblea, “desde la Universidad no deben olvidar su particular responsabilidad en este tema”.

Futuro lastrado

Para AMEC, la gestión del anterior equipo de gobierno de la ULL, con Eduardo Doménech al frente, “ha lastrado el futuro de la institución”.malrollo domenech El anterior gobierno universitario participó  del diseño de “la peor normativa de permanencia del Estado”. Los anteriores dirigentes de la ULL, según los representantes estudiantiles, “no mostraron ningún tipo de resistencia frente a la desproporcionada subida de tasas decretada desde la Consejería de Educación en el curso 2012-2013”; siendo ese el curso de referencia para “comprender que la congelación o la bajada de las tasas en los siguientes cursos no tuviera un impacto positivo ni frenara el abandono masivo de los estudiantes”. En la misma línea, se denuncia que los decretos de tasas, desde el mencionado curso 2012-2013, “han propiciado el endeudamiento de muchos de los estudiantes que se vieron obligados a abandonar sus estudios (desde el mencionado curso el abandono de los estudios no exime de pagar las tasas académicas del curso matriculado). Muchos de los estudiantes que abandonaron se encontrarían ahora en una especie de “limbo”, puesto que la Universidad les impide reemprender sus estudios o trasladar sus expedientes hasta que no abonen la deuda.

Política desastrosa

Antonio Martinón

Antonio Martinón Cejas

En otro orden de cosas, desde AMEC se critica la política seguida por la ULL con respecto a la extinción de titulaciones, política que consideran “desastrosa” y que “ha provocado también el abandono de cientos de estudiantes”. Así, “el actual equipo de gobierno no ha hecho prácticamente nada por cambiar la estrategia trazada por Eduardo Doménech Martínez en esta materia”. La asamblea “no entiende las razones que tiene el actual rector, Antonio Martinón Cejas, para no romper con la dinámica del anterior equipo de gobierno”. Para los estudiantes, la ruptura “debe pasar primero por la doble auditoría de la ULL: contable y administrativa”, auditoría que precisamente solicitó AMEC el pasado mes de junio. De la misma forma, se deben revisar todas aquellas normativas y reglamentos desarrollados al amparo del anterior equipo de gobierno, reglamentos que no ofrecen soluciones al alumnado, sino todo lo contario. Entre otras muchas cosas, “la exigencia del B1 de inglés para acceder a los másteres está dejando fuera a muchos estudiantes”. Se debe recordar, como se manifestó desde la propia institución, que “la ULL es la única universidad española que, con carácter general, exige un nivel específico de idiomas para el acceso a todos los másteres”.

Pasar a la acción

En definitiva, AMEC entiende que “la Universidad no debe seguir esperando la complacencia del Gobierno de Canarias, sino que debe pasar a la acción”. En este sentido, “el rector  debe asumir su responsabilidad frente a la sociedad canaria y debe propiciar la movilización de toda la comunidad universitaria”. Se entiende que no se debe seguir “suplicando” una mayor dedicación del Gobierno canario con la ULL y sus estudiantes, sino que “se le debe exigir un trato adecuado y prioritario”. Como contrapartida, la Universidad “debe ofrecer a la sociedad canaria total transparencia y una mejora sustancial de la calidad educativa”.

En La Laguna, a 06 de noviembre de 2015

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

Servicio de Inspección de la ‪#ULL‬: ni el PAS ni AMEC quieren a Andrés Falcón Armas

Martinón ha decidido heredar y poner a su servicio el aparato represivo que montó Doménech

Eduardo Doménech acompañado de Andrés Falcón Armas, inspector de servicio de la ULLEn la sesión del Consejo de Gobierno de la Universidad de La Laguna celebrada esta mañana se ha vuelto a pedir el cese del inspector de servicio en la ULL, Andrés Falcón Armas. Todos los representantes del PAS en el Consejo y los miembros de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) en este órgano han solicitado -al igual que hicieran en la sesión de 28 de septiembre- el cese del inspector. Por su parte, ‪#AntonioMartinón‬, en esta ocasión, ni sabe ni contesta. El 28 de septiembre se limitó a un lacónico:

“El Inspector tiene la confianza que tienen todos los responsables de servicios de esta Universidad”.

Por lo que se ve, el rector de la ULL ha decidido heredar y poner a su servicio el aparato represivo que montó Eduardo Doménech Martínez. ¿Por qué razón? Se desconoce.

La reforma estatutaria en la ULL: el punto del orden del día que aparece y desaparece

La pasada sesión del Consejo de Gobierno de la ULL tuvo dos órdenes del día. En el primero, aparecía un punto 3.b.: “Constitución de la Comisión Especial para la elaboración del proyecto de Estatutos y resoluciones que procedan”. Pasadas unas horas, desaparecía dicho punto del orden del día. El fantasma de la reforma estatutaria había regresado fugazmente a la ULL. Una reforma estatutaria que supuso, como recordamos gratamente en AMEC, una de las grandes frustraciones de Eduardo Doménech Martínez.

Sabemos que Martinón quiere unos nuevos Estatutos, pero parece que no sabe cuándo será el mejor momento para emprender los trabajos sobre los mismos. Y eso debió influir para que el punto 3.b. se esfumara misteriosamente. Por lo pronto, aprovechamos este “fenómeno” para recordar a toda la comunidad universitaria y al señor Martinón que AMEC se opondrá a cualquier documento estatutario que recorte los derechos del estudiantado. De la misma forma, no apoyaremos mayores privilegios para el profesorado.

estatutos ull

Los dos ordenes del día. Señalado en amarillo el punto “desaparecido”.

AMEC solicita a Martinón que investigue las actuaciones de Eduardo Doménech en relación al “caso AMEC”

AMEC solicita el cese del inspector de la ULL y del director de la Unidad de Mediación

Se pide una auditoría contable y administrativa de la ULL

Los representantes de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) solicitaron al nuevo rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón Cejas, la investigación de las actuaciones del exrector Eduardo Doménech Martínez en relación al “caso AMEC”. En una reunión mantenida ayer, los miembros de AMEC solicitaron la apertura de una investigación, a modo de comisión de la verdad, que “aclare las circunstancias que dieron lugar al denominado Caso AMEC”. Como refieren los alumnos: “durante cuatro años se mantuvo abierto en la ULL un conflicto entre la institución y el grupo más representativo del estudiantado lagunero a causa de una legítima actuación del colectivo claustral”. En esa ocasión, la defensa de los intereses del estudiantado colocó a los miembros de AMEC al borde de la expulsión de la Universidad.

La Universidad de La Laguna nunca pudo demostrar que los estudiantes se equivocaran

Como afirman desde AMEC, “se nos declaró culpables sin que, hasta el día de hoy, la Universidad pueda demostrar las razones de esa culpabilidad”. Debemos recordar que, a lo largo de los cuatro años que duró el conflicto, los estudiantes expedientados lograron tres resoluciones judiciales favorables; la última, definitiva e inapelable, del Tribunal Superior de Justicia de Canarias. En esa misma línea, el Claustro de la ULL aprobó una propuesta de resolución en la que se instaba al rector a “disculparse institucionalmente con los alumnos y alumnas que fueron expedientados”. Eduardo Doménech nunca se disculpó con los estudiantes.

AMEC también ha solicitado que se investiguen las actuaciones de los otros responsables del “Caso AMEC”: Antonio Rodríguez (ex jefe de gabinete), José Ulises Hernández Plasencia (Instructor del “Caso AMEC”), Andrés Falcón Armas (inspector de la ULL), Manuel Rosales Álamo (director de la Unidad de Mediación) y Pedro Benito Avero Delgado (exdecano de Psicología) y su equipo de dirección.  Asimismo, desde AMEC se ha solicitado el cese de Falcón Armas y Rosales Álamo.

Doble auditoría de la ULL

En la misma línea crítica, el colectivo claustral solicitó al rector una doble auditoría de la ULL. Según apuntan los alumnos, se trata de “lograr el máximo de eficacia y superar cualquier falta de transparencia que pudiera estar vinculada a la gestión anterior”. En este sentido, se ha pedido una auditoría contable y administrativa de la ULL.

La reunión con el rector sirvió para tratar una gran cantidad de temas pendientes

En conjunto, los representantes estudiantiles llevaron a su primera reunión con el rector, aparte de lo ya reseñado, más de 20 temas vinculados a la gestión de la ULL y los intereses del alumnado lagunero. El abandono de la Universidad por problemas económicos; las tasas académicas; la normativa de permanencia; becas; el cierre de la ULL en los periodos vacacionales; infraestructuras; financiación; el Trabajo de Fin de Grado (TFG); la problemática de la Facultad de Educación; las guías docentes; el Reglamento de evaluación; el desalojo de los centros de alojamiento en verano; el reglamento de compensación de asignaturas o el acoso sexual en la ULL fueron algunos de los numerosos temas tratados con Martinón.

A la reunión con el rector también acudió una significativa representación de alumnas de “Bellas Artes” para tratar diversas problemáticas que viven en su centro.

 

 

Sobre la modificación del calendario de la Sección de Física de la ULL (ESCRITO DE AMEC)

Hemos trasladado al rector, Eduardo Doménech, “nuestra crítica a la modificación del calendario de la Sección de Física”. Modificación que “ha supuesto la eliminación de los tres días lectivos sin docencia previos al comienzo de los exámenes”. Según parece, “esta modificación ha sido autorizada por el Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado (a cargo de Juan Felipe Pérez Francés), y, supuestamente, con dicha medida se pretende “beneficiar” al estudiantado, aunque no se ha informado ni consultado a los mismos a la hora de tomar dicha decisión”.

Alberto Candelario Brito, uno de los representantes de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) en la Sección de Física, se ha encargado de trasladar la crítica sobre esta modificación, y está a la espera de que se pongan “en marcha los mecanismos que permitan consultar a los estudiantes sobre la medida y, si es preciso, que sea revocada”.

modificación calendario física

Elecciones a rector en la ULL. Intervención de AMEC

Buenos días:

Antes de comenzar nuestra intervención, deseamos recordar a los estudiantes asesinados en la Universidad de Garissa, Kenia, nuestra máxima solidaridad, dolor y rabia. Muchos sueños han quedado cercenados por la mano criminal y genocida. La intolerancia y el fanatismo sin justificación posible.

***

Hacer política universitaria pensando en los estudiantes, pero sin los estudiantes no sirve de nada.

Hacer política universitaria contra los estudiantes, aunque se piense en los estudiantes, obstaculiza el desarrollo y el progreso de los alumnos y alumnas.

Hacer política universitaria atacando a los estudiantes -como ha sucedido a lo largo de los últimos ocho años- tiene muchos nombres: infamia, intolerancia, autoritarismo, despotismo, degeneración moral…

Cuando la Universidad se convierte en un aparato represivo, pierde toda autoridad moral frente a la sociedad. Cuando se utilizan los medios internos de control para reprimir, coaccionar, dominar, castigar, infligir daño, etc., la Universidad se convierte en otra cosa, la Universidad se pone al servicio del mal.

El fascismo español dejó a la Universidad en herencia un Reglamento de Disciplina Académica, un reglamento represivo, un reglamento inmoral. Solo desde la inmoralidad, desde la total falta de dignidad, de orgullo humano -de hombría (al menos en este caso)-, solo desde la arrogancia del simple, del que se ve pequeño, se puede enarbolar y utilizar dicho Reglamento hasta las últimas consecuencias.

La autoridad no se gana aplastando estudiantes…

El mejor reglamento de disciplina es el que no existe.

En el año 2007, el rector Eduardo Doménech Martínez llegó al rectorado con una misión; en sus propias palabras: “acabar con los radicalismos en la ULL”. Desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), deseamos manifestarle que, en lo que a nosotros respecta, ahora somos más radicales que nunca, no consiguió, señor Doménech, curarnos el radicalismo;  ahora tenemos claro que si no se llega a la raíz de los problemas, si no se arranca la mala yerba de cuajo, no se puede avanzar en democracia, no podremos tener una Universidad democrática; una Universidad donde primen los valores auténticos frente a la pose caricaturesca de algunos, la pose de aquellos almidonados empeñados en impartir doctrina.

Eduardo Doménech Martínez

La razón, la ciencia, el arte, las ciencias sociales y humanas deben ser radicales en sus postulados. La creatividad, eso que muchas veces se ausenta de nuestros departamentos, debe ser contundente, espontanea, explosiva. La creatividad, valga la redundancia, debe ser creadora. La Universidad para ser Universidad debe ser contestataria, insurrecta, salvaje. La Universidad que no quiera ser epígono de una consejería de educación cualquiera debe ser rebelde, subversiva, tremendamente demoledora. La Universidad debe saber romper amarras, implosionar, si es preciso, para renacer una y mil veces: Ave Fénix poderosa que renace de sus cenizas. La Universidad debe ser madre de la libertad, la madre que guía a sus hijos hacia su verdadera emancipación.

En la Universidad no deberían tener lugar las pedanterías y las exquisiteces de trato que huelen a naftalina podrida. En la Universidad no deberían tener asiento los pretendidos civilizadores de conciencias o represores de manual: esos que rinden culto al sometimiento, al martirio, al cilicio pervertido. En la Universidad no debe existir lugar para la fe acartonada, las pseudociencias disfrazadas de saber, las capillas, y los cuentos para no dormir sobre estudiantes malos que deben ser castigados por blasfemar y quitarle el sueño a un exdecano de Psicología, un Pedro Avero cualquiera. No queremos feligreses en la Universidad canaria, queremos universitarios y universitarias.

Desgraciadamente, a lo largo de estos ocho años, hemos vivido una guerra, una guerra de duras batallas, contra un Rectorado que ha pretendido alimentar sus “calderas” con carne fresca de estudiante díscolo. Y hemos aprendido a resistir y a seguir con el puño en alto, pese a que la realidad ha sido impuesta a golpe de decreto. La aplicación del Plan Bolonia -la falsa convergencia universitaria- ha supuesto un largo camino en el que no se ha dudado en machacar a los estudiantes, un largo camino que ha dejado una sangría de abandonos, la expulsión masiva de alumnos y alumnas. En suma: desposesión, exclusión, expropiación de los derechos y las conquistas de varias décadas de lucha.

Eduardo Doménech, acompañado de Antonio Rodríguez, jefe de su gabinete e ideólogo de su “malgobierno”

Una mañana “septiembre” no vale, y luego quitamos “diciembre” y ponemos un nuevo “septiembre”. Luego nos embarcamos en la majadería esa de la excelencia, ese rollo capitalista, ese cuento de emprendedores, de éxitos empresariales y movidas por el estilo, que hace agua por todas partes; que es poco creíble y que ha justificado el crecimiento desproporcionado de una Fundación Universitaria, de una auténtica Universidad B sobre las espaldas de la ULL.

Una Universidad B a la manera de chupóptero de subvenciones, la lógica del beneficio, siempre el beneficio. Y frente a eso, frente a la denuncia, frente a la voz que se ha alzado ya demasiadas veces en este Claustro, seguimos en la misma, pues miren ustedes: necesitamos un rector o rectora que meta mano en la Fundación, que ejerza un control responsable de sus actuaciones, que impida que esta se convierta en un reino de taifas que compita con la propia ULL. Las fundaciones empresa solo tienen sentido como entidades destinadas a transformar lo público -la inversión pública- en dinero para unos pocos. Y eso no nos gusta.

Queremos que se ejerza un estricto control sobre las convocatorias de beca de la Fundación, un control exhaustivo sobre las prácticas que se tutelan desde esa entidad. Aunque, por otra parte, ¿sería mucho pedirles que se terminara con la explotación laboral de los estudiantes?, ¿sería mucho pedirles que acabaran con el trabajo disfrazado de prácticas?  

Y seguimos: luego este señor se empeñó en unos nuevos Estatutos, pues miren ustedes, fracasó y seguimos con los antiguos, y aún no nos han cerrado las puertas de la ULL. Y claro, se sigue con ese empeño de unos “necesarios” nuevos estatutos y, sobre la marcha, aprovechando, se quiere reducir el número de convocatorias a los estudiantes. Preguntamos: ¿Quién de ustedes, estimados postulantes, quiere quitarnos convocatorias? Jamás apoyaremos que se atente contra nuestras conquistas, nuestros derechos, y nos importan un carajo las majaderías aquellas sobre lo que es mejor o peor para los estudiantes. Denunciaremos, públicamente, a los que nos arrebaten esos derechos.

La “normativa de permanencia” ha sido otro cuento, cuento productivista, herramienta castradora y, profundamente, antiuniversitaria. Dicen que la ley obliga, pues miren, limítense a lo estrictamente legal y punto. La “normativa de permanencia” genera desigualdad y atenta contra los derechos de los estudiantes canarios. De hecho, no se debería permitir la aplicación de este tipo de normativas que generan profundas desigualdades -en lo que a oportunidades de formación se refiere- entre los que estudian aquí y los que lo hacen en la metrópoli. No es lo mismo tener que cambiar de universidad viviendo en Tenerife que en Madrid o Salamanca.

Por otra parte, el tema de la extinción de titulaciones. Esto ha sido un verdadero drama, y para más inri, para mayor angustia y sufrimiento de los afectados, hemos “disfrutado” de un “reglamento de compensación” hecho con muy mala leche, un reglamento que parece redactado por algún exalumno resentido. Mientras que en otras Universidades los estudiantes disfrutan de una compensación apropiada, aquí siempre jugando a ser especiales, jugando ser los tipos duros; y de paso, la ULL siempre chupando banquillo a la cola de todos los rankings.

Y no podemos dejar hablar de la Junta de Estudiantes. Nos reunimos los estudiantes, nos pasamos meses discutiendo, preparamos unos estatutos, unos estatutos que se votaron democráticamente, pero la Junta se queda en barbecho. Se queda en barbecho porque desde el gobierno de la ULL no se quiere aceptar su carácter profundamente democrático y participativo. En la ULL siempre se mantiene ese miedo primitivo a la asamblea y la participación. Todo tiene que estar atado y bien atado. Pues miren ustedes, o se cumple con lo acordado y tenemos una Junta democrática o ustedes sabrán. En su momento, no participamos en un consejo de estudiantes presidido por el rector Doménech  -el único consejo de estudiantes que ha sido presidido por un rector en la historia universitaria-,  y tampoco vamos a participar en una Junta donde no se deje estar a los estudiantes. Queremos que se respete lo que se aprobó el 8 de mayo de 2013, dentro de poco se cumplirán dos años. Es una vergüenza.

Y hace unos días se aprobó el nuevo “reglamento de evaluación e impugnación de calificaciones”, los representantes del alumnado, en su totalidad, votamos en contra. Solo se admitió una de las consideraciones que hicimos desde AMEC. A raíz de esto, nos preguntamos: ¿Esta Universidad seguirá sin escuchar la voz del estudiantado?

En la ULL también ha fallado la “policía”, el Servicio de Inspección  y el Servicio de Calidad, y si un servicio no funciona, lo mejor es prescindir de dicho servicio. Será cuestión de ver qué mecanismos de control interno ponemos en funcionamiento, mecanismos que, en todo caso, deberán ser democráticos y no coercitivos. Y hay que mirar también qué pasa con el asesor jurídico. Nos tenemos que hacer mirar al asesor jurídico. Por lo pronto, una pregunta trascendental para AMEC: ¿piensan dejar en su puesto al inspector de servicio de la ULL, el señor Andrés Falcón Armas?

Eduardo Doménech acompañado de Andrés Falcón Armas, inspector de servicio de la ULL

El rector de la ULL junto a Andrés Falcón Armas

Nos preocupan muchos temas. Queremos más garantías sobre las becas que convoca esta Casa; queremos que se plante cara al Gobierno de Canarias y la Consejería de Educación cuando pretendan subir las tasas; nos preocupa el tema de las infraestructuras. Queremos una Universidad que combata el acoso en las aulas y en los despachos; una Universidad que combata el machismo, sea macro o micro. Queremos una Universidad que luche por la igualdad.

Necesitamos un rector o rectora que le diga al presidente del Cabildo Insular, al señor Alonso, que se meta en sus cosas. Si no quiere ofrecernos, este señor, un bono de estudiantes para todos -sin límites de edad y con un verdadero descuento-, que no venga a gestionarnos el parking. Si él no colabora, que se vaya a predicar a otra parte.

Queremos una Universidad con un Vicerrectorado de Alumnado que se vuelque con los estudiantes, sin paternalismo, pero con verdadera vocación de servir al estudiantado. Un Vicerrectorado de Alumnado que explique a la comunidad estudiantil sus problemas, que no oculte los problemas del denominado 3 + 2, que invierta esfuerzos y recursos de todo tipo en mejorar los servicios que ofrece; un Vicerrectorado que se preocupe de los desfavorecidos, que luche contra la exclusión, que pelee, con todas sus fuerzas, para que ningún alumno o alumna deje la Universidad por cuestiones económicas.

Seríamos felices si se asumiera el cumplimiento de las propuestas de resolución que votamos en este Claustro. Porque casi nunca se hace caso a dichas propuestas. Queremos el máximo respeto por las guías docentes, que no sean papel mojado; que se mejore el servicio de transporte universitario; que se resuelva el problema de las infraestructuras y los accesos; que se mejore la calidad de la docencia; que los Trabajos de Fin de Grado se realicen con normalidad, con los recursos humanos y materiales que sean pertinentes; que se mejore la calidad de los comedores; queremos más aulas de estudio; que se mejore el servicio de limpieza y el de seguridad (pero sin explotación de los trabajadores y trabajadoras); queremos que se ponga en marcha una comisión de trabajo que desarrolle un código deontológico que regule la relación entre el docente y el estudiante. Todas estas cuestiones han sido respaldadas por este órgano. En definitiva, queremos que esta Universidad cambie. Queremos que esta Universidad aprenda a escucharse.

Agradecemos a los candidatos que se reunieron con nosotros previamente para intercambiar opiniones, los señores Capafons y Martinón. Y esperamos reunirnos próximamente con doña Olga Alegre, aunque hubiera sido interesante que esa reunión, por cuestiones obvias, se hubiera celebrado antes de esta sesión claustral. 

De todas formas, esperamos que los tres se comprometan hoy, aquí, a cumplir con la propuesta de resolución que este mismo claustro aprobó el pasado 28 de enero, propuesta de resolución que dice:

“El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a disculparse institucionalmente con los alumnos y alumnas que, formando parte de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), fueron expedientados y sancionados (aunque dichas sanciones fueron suspendidas por un tribunal y no se pudieron aplicar)”.

La ULL necesita un cambio, un cambio de rumbo radical. La ULL no se puede permitir el continuismo: NINGUNA FORMA DE CONTINUISMO. Si alguien está dispuesto a recoger el testigo, la herencia de estos años, del malgobierno de Eduardo Doménech Martínez, ese alguien no debería contar con el voto de los estudiantes. Eduardo Doménech ha sido el peor rector de la historia de la ULL.

Si, finalmente, el Ayuntamiento de La Laguna le pone una calle, como hizo con anteriores rectores y rectoras, esperemos que sea algún callejón deshabitado, que nadie termine viviendo en la calle Eduardo Doménech Martínez.

Sea como sea, más allá del que, finalmente, conquiste el asiento en el Rectorado, nosotros y nosotras, AMEC, seguiremos en nuestra línea, en la línea que hemos mantenido a lo largo de estos años, y resumimos nuestras convicciones en aquello que decía Bertolt Brecht:

Tuvimos muchos señores,

tuvimos hienas y tigres,

tuvimos águilas y cerdos.

Y a todos los alimentamos.

Mejores o peores, era lo mismo:

la bota que nos pisa es siempre una bota.

Ya comprenderán lo que quiero decir:

no cambiar de señores, sino no tener ninguno.

 

 

No al 3+2, en defensa de una Universidad pública canaria (Vídeo) [AMEC TV]

“(…) creemos que estamos legitimados para seguir hablando de Bolonia, estamos legitimados porque todo esto es Bolonia, y contra Bolonia se perdieron muchas batallas, pero la guerra sigue siendo la misma. Algunos podrán resignarse a la derrota, pero otros entendemos que estamos obligados a seguir en el empeño de edificar un mundo mejor. Para nosotros, la Universidad debe ser también cimiento de esa razón radical, de esa razón que ilumine el camino que permita levantar -más allá de la mera ilusión esperanzada- una sociedad justa y libre”.

Ver: EN DEFENSA DE UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA CANARIA: NO AL 3 + 2 (MANIFIESTO Y FOTOS)

EN DEFENSA DE UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA CANARIA: NO AL 3 + 2 (MANIFIESTO Y FOTOS)

“El 3 + 2 es Bolonia, el 3 + 2 no nació hace unos meses, el 3 + 2 es una vieja propuesta de la agenda Bolonia, de la agenda productivista que puso en la mira neoliberal la educación, la sanidad y todos los servicios sociales”.

Los ataques contra la educación pública no han cesado a lo largo de los últimos años. El denominado 3 + 2 (tres años de grado + dos años de máster) se nos presenta como la última ocurrencia de un gobierno entregado a los intereses de las grandes corporaciones privadas de la enseñanza. A la paulatina privatización de la Universidad Pública (Plan Bolonia, fundaciones empresa, etc.), se debe añadir el impulso institucional que se ha dado a las universidades privadas; universidades-negocio lanzadas a copar el mercado de la enseñanza en las Islas.

11070414_883457138377046_8884522530763528149_o

La Universidad Pública no ha dejado de ser golpeada por un modelo educativo centrado en la productividad y los intereses económicos de los grandes grupos de poder político-empresariales. Las fantasías edificadas a costa del denominado Plan Bolonia han terminado por caerse una detrás de otra. El Plan Bolonia – el Espacio Europeo de Educación Superior- ha sido una gran estafa. Estafa que hemos tenido que sufrir los estudiantes de una forma terrible.

IMG_20150325_151243

“La huelga contra la reforma 3+2 en grados universitarios roza el 85%”

La reconversión de la Universidad ha desencadenado una constante desestabilización de la vida universitaria. Detrás de la cacareada Economía del Conocimiento se han escondido los peores golpes: la desestructuración de la enseñanza y la expulsión masiva de estudiantes.

La subida de las tasas, el desmantelamiento soterrado del sistema de becas y ayudas al estudio, la Normativa de Progreso y Permanencia, el autoritarismo y la falta de democracia en las instituciones universitarias o las prácticas externas (explotación laboral del alumnado) son ejemplos de las consecuencias de ese afán reformista que ha invadido la Universidad y todos los rincones de la Educación Pública.

PINCHA EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS EN GRANDE

Desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), deseamos manifestar, una vez más, nuestro compromiso con una Universidad diferente, una Universidad que tenga las puertas abiertas a la gente; una Universidad para todos y todas; una Universidad al servicio de la sociedad; una Universidad que no sea una burbuja; una Universidad que no tienda a un constante y enfermizo extrañamiento del mundo, de ese particular mundo que la rodea.

CONTACTAR CON AMEC: amec.ameccanarias@gmail.com

La Universidad debe dejar de ser vista como un ente ajeno y debe ser adoptada por la sociedad como uno de sus principales baluartes; la Universidad de La Laguna debe ser consigna y esperanza de futuro para Canarias. Por todo esto, les decimos a aquellos que dicen que hablar del Plan Bolonia es hablar del pasado, que Bolonia es esta Universidad que estamos viviendo actualmente, esta Universidad agrietada y ruinosa; una Universidad alejada de la sociedad; una Universidad que se hace extraña a la gente.

El 3 + 2 es Bolonia, el 3 + 2 no nació hace unos meses, el 3 + 2 es una vieja propuesta de la agenda Bolonia, de la agenda productivista que puso en la mira neoliberal la educación, la sanidad y todos los servicios sociales. El ministro Wert ha rescatado del fondo de la gaveta este modelo de grado y máster para ofrecer mejores negocios y prebendas a las universidades privadas e ir obstruyendo, todavía más, el acceso a la enseñanza superior en la pública. En definitiva, negocio para unos, desposesión y exclusión para la mayoría.

COMISIÓN DE IGUALDAD DE AMEC: igualdad.genero.amec@gmail.com Atención: Jueves de 17h a 19h eigualdad AMEC2n el local de AMEC (Torre Agustín Arévalo, planta 3) 

La Economía del Conocimiento considera que la privatización de la enseñanza o la liberalización de servicios dentro del marco educativo público debe ser el paradigma. La Economía del Conocimiento – la lógica de la ganancia y el beneficio Se busca Cartelsazonada de “Revolución Pedagógica”- sigue siendo el motor de un modelo educativo que entiende que los intereses de la sociedad son los intereses de una clase empresarial depredadora; una clase empresarial que sigue haciendo negocio y sigue generando riquezas para sus bolsillos; una clase empresarial que no tiene ningún complejo a la hora de explotar laboralmente -con el beneplácito de esta Universidad-  a cientos de estudiantes todos los años. Estamos hablando de las “prácticas externas”  o “prácticas-empresa”.

Por tanto, creemos que estamos legitimados para seguir hablando de Bolonia, estamos legitimados porque todo esto es Bolonia, y contra Bolonia se perdieron muchas batallas, pero la guerra sigue siendo la misma. Algunos podrán resignarse a la derrota, pero otros entendemos que estamos obligados a seguir en el empeño de edificar un mundo mejor. Para nosotros, la Universidad debe ser también cimiento de esa razón radical, de esa razón que ilumine el camino que permita levantar -más allá de la mera ilusión esperanzada- una sociedad justa y libre.

Próxima asamblea de AMEC: jueves 26 a las 19:00 horas, 3ª Planta, Torre Profesor Arévalo (Campus Central).

 

Por eso apelamos a esa razón que se agarra a sus raíces, esa razón que se entiende parte fundamental de un proyecto emancipador capaz de liquidar la reacción -los residuos fascistas que aún permanecen entre los muros de nuestra Casa de Estudios- y que está en disposición de enfrentarse con los nuevos mercaderes de la enseñanza, al tiempo que es capaz de alejarnos de cualquier ideología de raigambre confesional. Sin duda alguna, entendemos que la Universidad debe ser para todos y todas; una Universidad pública; una Universidad democrática; una Universidad laica; una Universidad con vocación canaria y universal.

10840098_10203575719700287_142745297_o (1)

Eduardo Doménech Martínez (rector de la ULL). El principal responsable de los problemas que sufre nuestra Universidad

Por otro lado, debemos entender que este estado de cosas que sufrimos no es fortuito o casual, frete al estudiantado, frente a los trabajadores de esta Casa, frente a la sociedad en general se sitúan los responsables del desmantelamiento de la Universidad Pública. Las cosas no pasan por generación espontánea, las consecuencias no son autónomas, la causa y efecto se nutre de unas cuantas manos que empujan contra esa marea que somos, contra esa marea de libertad que queremos ser. El Sistema tiene sus peones, el Sistema tiene sus agentes grises, sus devoradores de ilusiones.El gobierno del Partido Popular, el malgobierno de Mariano Rajoy, con su ministro de Educación, José Ignacio Wert Ortega; el ejecutivo de Paulino Rivero, de Coalición Canaria, con su vicepresidente y consejero de Educación, José Miguel Pérez, del PSOE. Sin olvidar a los rectores de las universidades públicas canarias, José Regidor y Eduardo Doménech Martínez, ninguno de los dos son santos mártires de lo público, sino corresponsables de una Universidad acrítica, una Universidad que ha renunciado a lo mejor que representa la idea, más o menos utópica, de “autonomía universitaria” para quedarse con los peores frutos que pudiera ofrecernos dicho ideal.IMG_20150325_165420

Por más que desde el Gobierno canario y desde los rectorados de las universidades canarias se muestre un aparente rechazo del denominado 3 + 2, para nosotros, para la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), ellos son responsables y necesarios colaboradores del desmantelamiento de la Universidad pública y de la expulsión de miles de estudiantes cada año. Podemos hablar de las tasas, de la política de becas, de la Normativa Progreso y Permanencia; podemos hablar  de la falta de democracia, del autoritarismo, del acoso, de la falta de libertad…de la implantación acrítica, ciega  -en ocasiones aferrados desde el Rectorado al fanatismo intransigente y la imposición- de ese Plan Bolonia; no debemos olvidar la nefasta extinción de titulaciones, las modificaciones caprichosas del calendario académico, la fusión de centros

Queremos una Universidad que no sea una universidad-negocio, queremos máxima transparencia en la Fundación General de la Universidad de La Laguna, estamos cansados y cansadas del negocio de los cursos de idiomas, de su política de becas y de su gestión de las prácticas. Estamos cansados de pagar más por los grados y mucho más por los postgrados. Reivindicamos una formación plena y digna, una educación entendida como proyecto colectivo y democrático.  Demandamos una enseñanza que entienda que los buenos beneficios y la rentabilidad son aquellos que repercuten en la sociedad y no en el bolsillo de unos pocos. Frente a la lógica depredadora del capital, reivindicamos la verdadera riqueza: los frutos científicos y humanísticos que debe dar una Universidad al servicio del pueblo.

Por todo esto, hoy es un buen día para seguir reivindicando una educación digna, un buen día para dejar claro:

NI 3 + 2, NI LOMCE, NI BOLONIA, NI EL ESPÍRITU SANTO EN LAS AULAS

AMEC convoca huelga el 24 de marzo: ni 3 + 2, ni LOMCE, ni Bolonia, ni el Espíritu Santo en las aulas

AMEC ha programado para las 12:00 h una concentración en las escaleras del Edificio Central (ULL) el día de la huelga

Se busca CartelLa Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) hace un llamamiento a los estudiantes para que el 24 de marzo se movilicen “contra el desmantelamiento de la Educación Pública orquestado por el ministro Wert”. Según el colectivo estudiantil, “los ataques contra la educación pública no han cesado a lo largo de los últimos años. El denominado 3 + 2 (tres años de grado + dos años de máster) es la última ocurrencia de un gobierno entregado a los intereses de las grandes corporaciones privadas de la enseñanza”. Para los universitarios “a la paulatina privatización de la Universidad Pública (Plan Bolonia, fundaciones empresa, etc.), se debe añadir el impulso institucional que se ha dado a las universidades privadas”. Universidades que no dudan en denominar como “universidades-negocio”.

IMG_20150318_141916

AMEC ha informado convenientemente al rector de la jornada de huelga. Por tanto, se debe respetar el derecho que tienen los estudiantes de secundarla. PINCHA EN LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

La Asamblea señala que “la subida de las tasas, el desmantelamiento soterrado del sistema de becas y ayudas al estudio, la Normativa de Progreso y Permanencia, el autoritarismo y la falta de democracia en las instituciones universitarias o las prácticas externas”, son las consecuencias “de ese afán reformista que ha invadido la Universidad y todos los rincones de la Educación Pública”. Para AMEC, “las fantasías edificadas a costa del denominado Plan Bolonia han terminado por caerse una detrás de otra”.

De esta forma, “la reconversión de la Universidad ha desencadenado una constante desestabilización de la vida universitaria”, y detrás de la denominada Economía del Conocimiento se esconde “la desestructuración de la enseñanza y la expulsión masiva de estudiantes”.

cabezera oeste

La única respuesta que queda es “la movilización y mantener las espadas en alto frente a las políticas ministeriales, autonómicas y universitarias”. En este sentido, las consignas estudiantiles trasladan un mensaje rotundo “ni 3 + 2, ni LOMCE, ni Bolonia, ni el Espíritu Santo en las aulas”.  

En La Laguna, a 18 de enero de 2015

24 DE MARZO, HUELGA GENERAL ESTUDIANTIL EN LA ULL

EN DEFENSA DE UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA CANARIA: NO AL 3 + 2

LA ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO (AMEC) CONVOCA A TODO EL ALUMNADO A LA HUELGA DEL 24 DE MARZO

NO DEJEMOS QUE EL MINISTRO WERT CONTINÚE DESMANTELANDO LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Universidad de La Laguna: [12:00 h] Concentración en las escaleras del Edificio Central

Se busca Cartel

Los ataques contra la educación pública no han cesado a lo largo de los últimos años. El denominado 3 + 2 (tres años de grado + dos años de máster) es la última ocurrencia de un gobierno entregado a los intereses de las grandes corporaciones privadas de la enseñanza. A la paulatina privatización de la Universidad Pública (Plan Bolonia, fundaciones empresa, etc.), se debe añadir el impulso institucional que se ha dado a las universidades privadas; universidades-negocio lanzadas a copar el mercado de la enseñanza en las Islas.

La Universidad Pública no ha dejado de ser golpeada por un modelo educativo centrado en la productividad y los intereses económicos de los grupos de poder. Las fantasías edificadas a costa del denominado Plan Bolonia han terminado por caerse una detrás de otra. El Plan Bolonia – el Espacio Europeo de Educación- ha sido una gran estafa; estafa que hemos tenido que sufrir los estudiantes de una forma terrible. La reconversión de la Universidad ha desencadenado una constante desestabilización de la vida universitaria. Detrás de la cacareada Economía del Conocimiento se han escondido los peores golpes: la desestructuración de la enseñanza y la expulsión masiva de estudiantes.

La subida de las tasas, el desmantelamiento soterrado del sistema de becas y ayudas al estudio, la Normativa de Progreso y Permanencia, el autoritarismo y la falta de democracia en las instituciones universitarias o las prácticas externas (explotación laboral del alumnado) son ejemplos de las consecuencias de ese afán reformista que ha invadido la Universidad y todos los rincones de la Educación Pública.

Este oscuro panorama no nos deja alternativa, reivindiquemos una educación digna, es hora de dejar claro:

NI 3 + 2, NI LOMCE, NI BOLONIA, NI EL ESPÍRITU SANTO EN LAS AULAS

EL 24 DE MARZO, HUELGA GENERAL ESTUDIANTIL

Universidad de La Laguna: [12:00 h] Concentración en las escaleras del Edificio Central

 

 

Propuestas de Resolución presentadas por AMEC que consiguieron la aprobación del Claustro (Sesión ordinaria de 28 de enero)

En días pasados, dejamos constancia de una de las propuestas de resolución aprobadas por el Claustro de la ULL: El Claustro de la ULL insta al rector Doménech a disculparse con los miembros de AMEC que fueron expedientados. Sin duda, la aprobación de esta propuesta evidencia el momento de crisis política que vive el rector Eduardo Doménech, ahora que finaliza su mandato. Pero esta no fue la única propuesta presentada por el grupo estudiantil que consiguió la aprobación del Claustro. De esta forma, el 28 de enero, la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) consiguió que el Claustro de la ULL respaldará una buena parte de las 36 Propuestas de Resolución presentadas por el grupo (AMEC presentó más de la mitad de las 68 propuestas elevadas al Claustro ese día para ser debatidas y votadas). De esas 36 propuestas, AMEC consiguió el voto favorable para 18. Aunque es importante señalar que una Propuesta de Resolución no va más allá, en la mayoría de los casos, de un simple “instar al rector”. Es decir, las propuestas aprobadas no tienen carácter “ejecutivo”. Es el rector, en este caso Eduardo Doménech Martínez, el que debe poner en marcha la ejecución de lo que le propone este órgano de gobierno. En todo caso, el voto mayoritario del Claustro es un primer paso que debe ser tenido muy en cuenta.

Propuestas empatadas en número de votos: 

Antes de ofrecerles un listado de las propuestas aprobadas, deseamos hacer hincapié en dos propuestas que tuvieron el mismo número de votos:

Propuesta de Resolución Nº. 8: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a que ponga en marcha los mecanismos que sean oportunas para que se deje de aplicar en la ULL el reglamento de Disciplina Académica de 1954”.

Propuesta de Resolución Nº. 30: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas necesarias que permitan el acondicionamiento de todos los accesos a la Residencia Universitaria Parque de las Islas. En este sentido, se deberá terminar de pavimentar la pista que transcurre por uno de los laterales del centro. Dotándola, asimismo, de iluminación”.

El Reglamento del Claustro, en su artículo 56, especifica que “los empates serán dirimidos por el voto del Presidente”. Es decir, Eduardo Doménech  decidía con su voto de calidad si la propuesta Nº 8 y la Nº 30 se aprobaban o no. Doménech votó en contra de las dos propuestas. El rector, el presidente del Claustro, se posicionó en contra de dejar de utilizar en la ULL el Reglamento Disciplinario (FASCISTA) del 54, y votó en contra del acondicionamientos de los accesos a la Residencia Universitaria Parque de las Islas.

Luego de señalar estas importantes cuestiones, les ofrecemos las propuestas de AMEC que resultaron aprobadas el 28 de enero:

PR03: El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas oportunas que permitan una mejora de la calidad de la docencia en los nuevos títulos de grado y postgrado”.

PR04: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas que sean oportunas para que la docencia y la evaluación se ajusten a las guías docentes.

PR06: “El Claustro de la ULL insta al rector a poner en marcha los mecanismos que sean necesarios para garantizar que las asignaturas de Trabajo Fin de Grado (TFG) de todas las titulaciones se realicen con normalidad”.

PR09: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a poner en marcha una comisión de trabajo que desarrolle un código deontológico que regule la relación entre el docente y el estudiante”

PR12: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas oportunas para que todas las cafeterías y comedores pertenecientes a la ULL oferten alimentos y menús saludables. Asimismo, se propone la revisión de dichos menús por parte de un nutricionista”.

PR15: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas oportunas para mejorar y potenciar el Circuito Universitario de transporte”

PR20: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas oportunas para que en los periodos de exámenes se abran todas las salas de estudio que sean necesarias, evitando de esta forma la saturación de estos espacios”.

PR21: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas oportunas para la renovación y reparación del mobiliario (sillas, mesas y otros), así como el acondicionamiento de las mismas en todas las aulas, laboratorios y salas de estudio de la Universidad”.

PR23: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas oportunas para le mejora y refuerzo de los servicios de limpieza, prestando especial atención a los baños y las salas de estudio”.

PR24: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a ampliar la cobertura wifi en todos los centros y campus de la ULL”.

PR25: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas oportunas para la eliminación de los riesgos relacionados con las fibras de amianto”.

PR26: El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar las medidas oportunas para que se realice un censo de los desperfectos en las instalaciones y, en este sentido, promover la recuperación de los espacios e inmuebles de la ULL dañados”.

PR29: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a tomar todas las medidas necesarias que permitan la mejora y el acondicionamiento de las infraestructuras del Campus de Anchieta”.

PR33: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a disculparse institucionalmente con los alumnos y alumnas que, formando parte de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), fueron expedientados y sancionados (aunque dichas sanciones fueron suspendidas por un tribunal y no se pudieron aplicar)”.

PR34: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a maximizar las ayudas destinadas a corregir las desigualdades económicas entre los estudiantes”.

PR35: “El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a que se tomen las medidas oportunas para que las ayudas asistenciales no requieran del pago previo de la matrícula por parte del alumno al que se le han concedido tales ayudas”.

PR36: “El Claustro de la ULL insta al rector a poner en marcha una comisión formada por representantes de la comunidad universitaria que, debidamente asesorada, se encargue de revisar las bases de las diferentes convocatorias de beca de la ULL o de entidades que actúan en coordinación con la Universidad”.

PR37: “El Claustro de la ULL insta al rector a negociar con la Consejería un marco de financiación estable con las universidades públicas canarias”.

El Claustro de la ULL insta al rector Doménech a disculparse con los miembros de AMEC que fueron expedientados

Los alumnos y alumnas de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) sumaron, el pasado 28 de enero, una nueva victoria en defensa de su honorabilidad. A las dos sentencias judiciales que determinan que su actuación como representantes estudiantiles se ejerció siempre de forma correcta, se suma una resolución claustral en la que se “insta al rector a disculparse institucionalmente con los alumnos y alumnas que, formando parte de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), fueron expedientados y sancionados (aunque dichas sanciones fueron suspendidas por un tribunal y no se pudieron aplicar)”.

Eduardo Doménech ull

Con esta resolución, el órgano más representativo de la ULL considera indispensable un resarcimiento moral para los miembros de AMEC. Para el Claustro, el rector debe asumir su responsabilidad por el expediente disciplinario que sufrieron los alumnos. La persecución que padecieron los miembros de AMEC fue una injusticia, tal y como evidencian dos sentencias judiciales (la última, del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, inapelable).

Publicación de las sentencias judiciales

En esa misma sesión del Claustro se aprobó una resolución que instaba a publicar las sentencias del caso AMEC/DOMÉNECH:

El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Sr. Rector a que, de forma inmediata y durante al menos 1 mes, haga pública en la web de la ULL, en su portada primera y principal, un enlace a las sentencias judiciales habidas en el “caso AMEC”.

Por lo pronto, la ULL ha publicado una de las sentencias, pero sin darle demasiada publicidad. En enlace remite a una página donde se encuentran tres sentencias, siendo solo una de ellas la correspondiente al expediente disciplinario sufrido por los alumnos.

El gobierno de Eduardo Doménech Martínez llega a su fin

Estas resoluciones claustrales evidencian el momento en el que se encuentra el gobierno del rector Doménech. El desgaste y la pérdida de apoyos ya no pueden ser ocultados. El gobierno de Eduardo Doménech Martínez llega a su fin. Aunque estos años de “malgobierno” no deben quedar en el olvido, el Movimiento Estudiantil Canario tiene la obligación de recordar al peor rector de la historia de la Universidad de La Laguna. Como ya apuntaba AMEC en su intervención del 28 de enero:

Hay que despertar, señor rector, hay que despertar en la realidad, en su realidad, en la realidad que nos ha impuesto por decreto. Esta Universidad alejada de la sociedad, contradictoria, decadente. Esta Universidad abocada a la ruina, a la ruina ideológica y material, esta es su Universidad. Y no puede mirara para otro lado, estos ocho años son suyos, estos ocho años le pertenecen

 

Intervención de AMEC sobre el “Estado de la Universidad” (AMEC TV)

“Hay que despertar, señor rector, hay que despertar en la realidad, en su realidad, en la realidad que nos ha impuesto por decreto. Esta Universidad alejada de la sociedad, contradictoria, decadente. Esta Universidad abocada a la ruina, a la ruina ideológica y material, esta es su Universidad. Y no puede mirara para otro lado, estos ocho años son suyos, estos ocho años le pertenecen. Y si tenemos problemas de infraestructuras, es culpa de usted, de su gestión: no fue eficiente. Y si la adaptación al Plan Bolonia ha sido un desastre, ha sido culpa de usted. Si no se cumplen los Estatutos, por más que usted maldiga esos Estatutos, es por su culpa, señor rector. Si las guías docentes causan risa al profesorado de la ULL (y se las pasan por donde les venga en gana), le garantizo que es culpa de usted. Y si el sistema de matrícula online se cae, ¿sabe de quién es la culpa? De usted, señor rector. Si no hay profesores para los Trabajos de Fin de Grado, la culpa es de usted. La culpa es de aquellos que montaron un modelo de titulación de grado sin tener en cuenta los recursos, los recursos humanos y materiales. Sí, es su culpa, ha sido su equipo, han sido las personas que usted seleccionó y que usted ha dirigido a lo largo de todos estos años”.

Intervención de AMEC sobre el “Estado de la Universidad” (sesión del Claustro del 28/01/2015)

Las primeras palabras de nuestro portavoz Josafat González han sido para recordar la situación que vive Guazimara Vera, a la que se le piden cuatro años de cárcel por participar en una concentración a las puertas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Un claro intento de criminalizar y desmantelar el Movimiento Estudiantil Canario. González también ha tenido palabras de apoyo para el joven activista saharaui Hassanna Aalía. Recordando la terrible situación que está viviendo en estos momentos (AMEC lleva al Claustro de la ULL la petición de asilo político para Hassanna Aalía).

intervención Josafat

Un momento de la intervención de Josafat González

La ULL cierra un ciclo, esperemos que sea un ciclo sin capacidad de retroceso, sin herencias podridas. Aunque eso es pedir demasiado a una institución que se ha quedado demasiado tiempo a la zozobra, embarrancada en el pensamiento único, en la pobreza creativa e ideológica de un tiempo que no ha dejado de perfilarse monocromo; Universidad grisácea del sur, del viejo sur colonial, por más que estemos en el hemisferio norte. Pero ya se sabe, uno de los grandes problemas de la Universidad de La Laguna es la desubicación, la confusión, la fiesta (no debemos olvidar que nuestro rector fue aquel que institucionalizó la fiesta universitaria, la ya olvidada FICULL, dando con eso finiquito a esas otras fiestas no tan institucionales, pero de raigambre y tradición estudiantil). La fiesta, decimos, puesto que en la ULL hemos vivido una buena fiesta a lo largo de los últimos años, un auténtico desenfreno colectivo, una fiesta de esas, con sus gigantes y cabezudos, esos tampoco podían faltar. En la ULL hemos vivido el desmelene, por más que algunos sean calvos. Pregunten en la Fundación Empresa si tienen dudas. Y, por desgracia,  hemos tenido que aguantar de los malos, los peores; de los mediocres, los más flojos y  decadentes. Pero, sin duda, en este gobierno, en su gobierno, señor Doménech, todos tenían derecho a vivir sus particulares sueños de grandeza, puesto que las pesadillas se las podían dejar a otros. Y, justamente, señor rector, ha sido de esa manera. Nosotros, los alumnos y alumnas, hemos tenido que administrar esas pesadillas. Aunque, por el contrario, la conciencia y el compromiso no han hecho más que crecer, no han hecho más que fortalecerse.

Por todo esto, señor Eduardo Doménech Martínez, desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), le damos las gracias, gracias por despertarnos del sueño democrático y por sacudirnos todas esas pamplinas que nos metieron en el colegio entre pecho y espalda; gracias por explicarnos, con pelos y señales, qué cosa es eso que llaman “tener poder”; gracias por dictarnos las mejores lecciones de toda una vida sobre cómo se debe imponer el orden y la disciplina. Usted y su ayudante, don Antonio Rodríguez (“tanto monta, monta tanto”), han sido verdaderos maestros, y nos han enseñado que creerse de izquierdas, como el que desoja una margarita (“te quiero no te quiero”), no tiene nada que ver con ser verdaderamente de izquierdas, es decir, no tiene nada que ver con mantener un compromiso solidario, mantenerse de pie, firmes, dignamente firmes, mantenerse sin aflojar un ápice mientras eres azotado por la mentira y por la infamia. En ese momento, despiertas de golpe en la realidad, en la pesadilla. En ese momento te das cuenta de que hay un tipo en esta Universidad que ha tenido las cosas claras. Un rector dispuesto a pasar a la historia de nuestra joven Universidad (no tenemos ni 100 años de historia, por mucho que ustedes se empeñen en creerse bicentenarios), un rector dispuesto a pasar por encima de cualquiera: disciplinando, ordenando y destruyendo si fuese menester.

Esta intervención se debería llamar “Juicio político al rector Doménech”. Y, ciertamente, esta sesión del Claustro de la ULL -en este paraninfo-  es el lugar perfecto para desarrollar ese juicio político. Pero creo, señor rector, que debemos resistirnos y moderarnos antes de que nuestros anhelos terminen por convocar a alguna especie de Robespierre exterminador. No seremos demócratas brillantes, con esa solera de ustedes, pero sabemos perfectamente que la justicia, la verdadera justicia, debe servir para reformar y construir un mundo mejor, un mundo más digno. Una Universidad democrática, una Universidad humanística y científica; una Universidad técnica y práctica al servicio de la sociedad y no al servicio del capital. Al servicio de la sociedad. Al servicio de la gente. Al servicio de sus alumnos y alumnas.

Desgraciadamente, hemos perdido tantas oportunidades a lo largo de los últimos años, nos hemos alejado tanto de esa sociedad, embebidos de gloria a lomos de un falso elitismo de cartón piedra. A lomos de una excelencia que no era, ni por asomo, excelente. Una excelencia, mero decorado de esta trama -ópera bufa o canto de sirena-, en definitiva, embelesamiento sistemático y crónico.

Hay que despertar, señor rector, hay que despertar en la realidad, en su realidad, en la realidad que nos ha impuesto por decreto. Esta Universidad alejada de la sociedad, contradictoria, decadente. Esta Universidad abocada a la ruina, a la ruina ideológica y material, esta es su Universidad. Y no puede mirara para otro lado, estos ocho años son suyos, estos ocho años le pertenecen. Y si tenemos problemas de infraestructuras, es culpa de usted, de su gestión: no fue eficiente. Y si la adaptación al Plan Bolonia ha sido un desastre, ha sido culpa de usted. Si no se cumplen los Estatutos, por más que usted maldiga esos Estatutos, es por su culpa, señor rector. Si las guías docentes causan risa al profesorado de la ULL (y se las pasan por donde les venga en gana), le garantizo que es culpa de usted. Y si el sistema de matrícula online se cae, ¿sabe de quién es la culpa? De usted, señor rector. Si no hay profesores para los Trabajos de Fin de Grado, la culpa es de usted. La culpa es de aquellos que montaron un modelo de titulación de grado sin tener en cuenta los recursos, los recursos humanos y materiales. Sí, es su culpa, ha sido su equipo, han sido las personas que usted seleccionó y que usted ha dirigido a lo largo de todos estos años.

¿Dimisiones? poquitas, poquitas. ¿Ceses? ¿Cuántos? ¿Ha cesado a alguien por los problemas de acreditación que sufre la titulación de Periodismo? ¿Ha cesado a alguien por esta caótica fusión de centros? ¿Alguien ha asumido su responsabilidad en esta Universidad cuando las cosas no salen bien?

Todo le ha ido tan mal a su gobierno que, mire usted, hasta su inspector, don Andrés Falcón Armas, sigue ahí, tan campante, cuando bien sabe usted que fracasó en su objetivo, tampoco ha sido eficaz su inspector. ¡¡¡Céselo!!!

Es muy difícil creer que este desaguisado, esta Universidad en perpetua confrontación, beligerante, alejada de la mesura y del buen criterio, pueda ser reconducida a alguna parte. Es difícil pensar en todo eso cuando solo sale en los medios de comunicación su peor cara, el rostro desencajado del conflicto, del conflicto seco y rabioso. Tiene usted una forma de pelear muy poco creativa. Se deja usted llevar por una rabia extravagante; se olvida usted hasta de sus amigos. Se ha creído usted mucho eso de ser un “hombre de acción”. Pero hay que pensar, y, cuando entramos en conflictos, hay que consultar. Hay que consultar a los sectores afectados. No pasa nada. No es, en absoluto, algo malo, por ejemplo, consultar con los alumnos y alumnas de Educación sobre los problemas que sufren en la Facultad. Antes de meterse a pelear, antes de meter a la ULL en fregados mediáticos, hay que sentarse, hay que hablar con la comunidad, existe un Claustro.

Prometió cambios. ¿De qué cambios estamos hablando? La prensa no habla de los logros de la ULL en el campo de las ciencias o en el campo de las humanidades. La ULL solo sale en la página de conflictos. Es usted una persona conflictiva. ¿Ha leído la prensa? Hoy sale la ULL en la prensa de Madrid, pero no es nada bueno, no. Habla de unos alumnos expedientados.

No olvide nunca, señor Doménech. Nosotros no lo vamos a olvidar. Ya puede contratar usted a los mejores hagiógrafos, le garantizamos que la verdad siempre termina por explotar, la verdad siempre ha sido explosiva.

No le vamos a acusar del sufrimiento de la humanidad, pero si del sufrimiento de mucha gente que no se lo merecía. Por mucho que usted se considere una buena persona. Más allá de que se crea absuelto de cualquier responsabilidad con respecto al abandono de sus estudios por parte de miles de estudiantes canarios, más allá de alumnos expedientados y arrastrados por la ULL como si fueran delincuentes,  más allá de todo eso, señor Doménech, el tiempo se ocupará -se está ocupando- de poner a cada cual en su lugar.

Claustro de la ULL: Eduardo Doménech debe retractarse y pedir perdón (AMEC TV)

El pasado 18 de diciembre, durante la sesión del Claustro de la ULL, la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) pidió cuentas a Doménech por la persecución orquestada contra el grupo a lo largo de los últimos años. Una persecución que terminó en dos sentencias, la última de ellas firme e inapelable (del TSJC), que dan la razón al grupo de alumnos. Eduardo Nacimiento García, uno de los portavoces de AMEC, inició su intervención con un contundente: “AMEC tenía razón”. Una intervención en la que no dudó en lanzarle al valenciano Doménech, al mejor estilo canario, un rotundo “¡mándese a mudar!”.

Por su parte, el portavoz de Programa, Teodoro Roca, reclamó a Doménech una disculpa pública con los miembros de AMEC. Roca le recordó a Doménech que “hay que saber ganar y hay que saber perder”.

Las intervenciones de Nacimiento y Roca en AMEC TV:

 Propuestas de resolución para desagraviar a los estudiantes de AMEC:

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) y el grupo de profesores Programa presentan en el Claustro sendas propuestas de resolución destinadas a desagraviar al colectivo estudiantil. Aunque hasta esta tarde (miércoles 28) no se sabrá el resultado de la votación, sabemos que los alumnos perseguidos por el rector no descansarán hasta conseguir que la institución se disculpe ante el colectivo.

Propuesta de AMEC:

El pasado 30 de octubre, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias dio definitivamente la razón a nuestro grupo claustral en el conflicto judicial que nos enfrentaba a la Universidad. Recordamos que el rector Doménech aplicó duras sanciones disciplinarias a la práctica totalidad de nuestro colectivo, aunque dichas sanciones fueron suspendidas por un tribunal, que luego dictó una sentencia favorable a nuestro grupo; dicha Sentencia (de 5 de abril de 2013), fue recurrida en nombre de la Universidad de La Laguna. A nadie se le oculta que este “proceso” contra AMEC ha formado parte de una agenda política equivocada, muy errada, que no solo supuso un daño para los alumnos implicados, sino que también dañó a la propia institución. En este sentido, en la pasada sesión Claustral se solicitó al rector Doménech (no se encontraba presente) que pidiera disculpas a nuestro colectivo, solicitud que también se llevó al Consejo de Gobierno. Entendemos que la dignidad de una institución pasa por la altura que deben tener sus miembros y dirigentes. Por todo ello, planteamos la siguiente propuesta de resolución, propuesta que, sin duda, dará cuenta de la altura que tiene este Claustro:

El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al rector a disculparse institucionalmente con los alumnos y alumnas que, formando parte de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), fueron expedientados y sancionados (aunque dichas sanciones fueron suspendidas por un tribunal y no se pudieron aplicar).

Propuesta de Programa:

El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Sr. Rector a que, de forma inmediata y durante al menos 1 mes, haga pública en la web de la ULL, en su portada primera y principal, un enlace a las sentencias judiciales habidas en el “caso AMEC”.

El Caso AMEC/Doménech en El Mundo

(Edición del miércoles 28 de enero de 2015)

El periódico El Mundo -ya se ocupó del tema El País– vuelve a situar el caso AMEC/Doménech más allá de las Islas Canarias. El rotativo madrileño considera la persecución vivida por AMEC un ejemplo de la arbitrariedad e indefensión que sufren los alumnos a los que se aplica el Reglamento de Disciplina Académica de 1954.

AMEC en El Mundo

Fragmento del artículo en el que se trata el expediente disciplinario sufrido por los alumnos de AMEC:

“Cuando la mediación del defensor no resuelve el problema, el siguiente paso es la inspección de servicios, un órgano que depende directamente del rector. “Es una herramienta de la institución, así que nunca se pondrá en su contra”, denuncia Josafat González, portavoz de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC).

El joven sabe de lo que habla. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) acaba de dar la razón, hace dos meses, a él y a otros 10 estudiantes contra quienes la Universidad de La Laguna (ULL) abrió un expediente disciplinario por “faltas al honor”, también en base a la ley disciplinaria preconstitucional.

Los hechos se remontan a 2011, cuando AMEC emitió un comunicado en el que criticaba el retraso de la ULL en la entrega de expedientes académicos a la Fundación Proeduca, encargada de gestionar las becas del Cabildo [sic], que supuso la pérdida de la ayuda para 300 alumnos. La universidad consideró el contenido del texto difamatorio y, bajo consejo del inspector de servicios, abrió un expediente disciplinario a 23 alumnos, 12 de los cuales fueron finalmente sancionados como presuntos instigadores de la carta.

Tras un largo periplo judicial, el TSJC ha dictaminado que el comunicado se encontraba amparado por la libertad de expresión, y que AMEC, como representante de los alumnos, tiene derecho a quejarse públicamente del servicio de la Universidad. “Esa ley franquista da cobertura legal a los rectores para acallar las quejas de los estudiantes”, asegura González.

El juzgado es el recurso final, cuando en el campus no se resuelven los problemas, una opción que se descarta a menudo porque supone una inversión de tiempo y dinero pero que, en casos extremos, se perfila como la única posibilidad. “Teníamos que haber sacado el asunto de la Universidad desde el principio. En el campus, la institución es siempre juez y parte“, critica González.

 

  

AMEC defiende los Estatutos y la democracia en el Claustro de la ULL (18/12/2014) AMEC TV

Para leer la intervención: Salutación de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) [sesión del Claustro del 18 de diciembre de 2014]

AMEC condena la persecución que sufre el Movimiento Estudiantil canario

Los estudiantes laguneros se solidarizan con Guazimara Vera del colectivo Estudiantes Preparados de la ULPGC

AMEC denuncia también la sanción administrativa que acaba de sufrir uno de sus miembros por participar en un acto de solidaridad con los estudiantes mexicanos de Ayotzinapano a la represión AMEC

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) hace pública su más enérgica condena de la persecución que viene sufriendo el Movimiento Estudiantil canario desde hace varios años. De esta forma, los estudiantes laguneros se solidarizan plenamente con Guazimara Vera, del colectivo Estudiantes Preparados de la ULPGC, que se enfrenta a tres años de cárcel* por participar en una protesta pacífica en defensa de la educación pública en el año 2012. Guazimara Vera y muchos otros estudiantes sufrieron una brutal carga policial cuando secundaban una “sentada” pacífica a las puertas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Como suele suceder en este tipo de casos, las víctimas de la brutalidad policial terminan siendo denunciadas y encausadas en procesos judiciales, que tienen como único objetivo desmantelar las organizaciones críticas con el poder.

*La Fiscalía ha sumado hoy un año más a la petición de ausencia de libertad. Por lo que estaríamos hablando de 4 años de cárcel.

Los estudiantes de las ULPGC sufren la carga policial

Los estudiantes de las ULPGC sufren la carga policial

Solidaridad con los normalistas mexicanos

AMEC denuncia también la sanción administrativa que acaba de sufrir uno de sus miembros por participar, el 22 de octubre, en un acto de solidaridad con los normalistas mexicanos que se celebró en La Laguna. En este caso, la literatura policial se entretiene en imaginar al estudiante denunciado espoleando a las masas estudiantiles, cuando lo único que se intentó ese día fue transmitir el rechazo y la condena de los estudiantes canarios por la desaparición -y presumible asesinato- de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, mediante la entrega de un escrito a la cónsul honoraria de México, Mª de los Ángeles Baca Herrejón, que, por otra parte, no recibió a los estudiantes canarios.Estudiantes mexicanos

A la Asamblea estudiantil le llama mucho la atención que en el texto de la denuncia, firmada por el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra, se señale al denunciado como miembro de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) y que “participa activamente en las asambleas, huelgas, concentraciones y manifestaciones que se organizan en torno a la ULL”, como si dicha participación, real o no, pudiera ser considerada ilegítima o ilegal. De la misma forma, no deja de preocupar al colectivo que, en un Estado de derecho, la policía se dedique a monitorizar la actividad estudiantil dentro de la Universidad.

En definitiva, AMEC considera que la represión político-policial en contra del Movimiento Estudiantil canario se ha agudizado a lo largo de los últimos años. Una represión que, en el caso de AMEC, se ha manifestado dentro y fuera de la Universidad. En este sentido, tenemos que recordar que el rector de la ULL, Eduardo Doménéch Martínez, trató de desmantelar todo el colectivo estudiantil en un proceso que duró casi cuatro años y que se resolvió, de forma favorable para los estudiantes, en un juzgado.

Guazimara Vera sufrió en carne propia la crudeza policial

Guazimara Vera sufrió en carne propia la violencia policial

La situación que se vive en Canarias, cuando se cumple un año de la visita del ministro Wert a La Laguna -visita que fue rechazada por toda la sociedad canaria y que terminó con terribles cargas policiales-,  nos lleva a pensar en un retroceso preocupante de las libertades. Un retroceso de las libertades enmarcado en una crisis que ha supuesto para Canarias la desposesión masiva de los ciudadanos, altas tasas de paro, pobreza, hambre infantil, el desmantelamiento de servicios públicos y, en el caso de los estudios superiores, el abandono de la Universidad por parte de miles de alumnos y alumnas.

En La Laguna, a 23 de enero de 2015

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

AMEC apoya la movilización de los estudiantes de Trabajo Social

La falta de previsión por parte de la Universidad de La Laguna está afectando gravemente a los alumnos de la asignatura Trabajo Fin de Grado (TFG) de Trabajo Social

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) apoya las acciones emprendidas por los estudiantes del 4º curso de Trabajo Social de la Universidad de La Laguna para demandar que se les asigne tutor y tema para la realización de los proyectos de Fin de Grado. La falta de previsión por parte de la Universidad de La Laguna está afectando gravemente a los alumnos de Trabajo Social, aunque en otras titulaciones también se reproduce este problema. Para AMEC, “Eduardo Doménech Martínez debe dar una solución apropiada a los alumnos afectados y dejar de ofrecer remiendos que no dejan ver una solución definitiva al problema”.

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) ya alertó el pasado 12 de noviembre de los problemas que se estaban viviendo en diversas titulaciones con el Trabajo de Fin de Grado. Asimismo, el pasado 26 de noviembre se volvió a poner en contacto con el máximo mandatario de la ULL para solicitarle mayor diligencia a la hora de ofrecer una solución a los alumnos afectados.

La comisión que representa a los alumnos de Trabajo Social ha convocado para este viernes 12 una concentración en la Facultad a las 10:00 horas de la mañana.”

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

AMEC le pide a Doménech que deje de vincular la perdida de financiación con la bajada de las tasas académicas [BAJADA DE TASAS YA!!!]

AMEC le solicita al rector que se implique en la reivindicación de una bajada REAL de las tasas académicas

Pese a encontrarse inmersos en la campaña electoral, los miembros de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) no han olvidado que deben seguir cumpliendo sus compromisos con el estudiantado en cada momento. Por esa razón, la pasada semana se remitió un escrito al rector de la ULL, Eduardo Doménech Martínez, para comunicarle la preocupación del colectivo en relación a declaraciones del mandatario de la ULL que señalan como un problema la bajada de las tasas académicas:

nos preocupa mucho el discurso que usted ha mantenido a lo largo del presente curso con respecto a la bajada de las tasas académicas como algo que ha afectado a la financiación de la ULL, nos preocupa que su insistencia en decir que esa bajada ha supuesto una pérdida de financiación termine provocando una subida de las mismas, cuando realmente deberían bajar de verdad y no simbólicamente.

Diario de Avisos 13/11/2014 [PINCHA EN LA IMAGEN PARA LEER]

Diario de Avisos 13/11/2014 [PINCHA EN LA IMAGEN PARA LEER]

En el mismo escrito, el colectivo asume la delicada situación por la que está pasando la ULL, insistiendo en la necesidad de una acción conjunta de los colectivos que conforman la institución para reclamar una mejora de la financiación. AMEC “tiene claro “que la ULL no puede subsistir sin una adecuada financiación”, y en ese sentido se propone la concreción de “un cuadro reivindicativo en el que la ULL exija un trato justo con sus centros en lo que a la dotación y financiación de las infraestructuras se refiere, al tiempo que se reclame una política de becas efectiva y se rechace el actual modelo abusivo de tasas académica”.

El Día 31/10/2014 [PINCHA EN LA IMAGEN PARA LEER]

El Día 31/10/2014 [PINCHA EN LA IMAGEN PARA LEER]

Por todo esto, AMEC pide a Doménech que deje de vincular la pérdida de financiación de la Universidad de La Laguna con la bajada de las tasas académicas y, por el contrario, le solicitan que se implique en la reivindicación de una bajada REAL de las tasas académicas.

tasas 1

 tasas 2