La ULL pide perdón a AMEC

cropped-cropped-1899911_276423829181288_222032358_nEsta mañana, durante la celebración de la sesión del Claustro de la ULL, el rector, Antonio Martinón, ha ofrecido disculpas institucionales a la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) por la persecución que sufrió el grupo durante el gobierno de Eduardo Doménech Martínez. Martinón no dudo en reconocer el oscuro papel jugado por la Universidad de La Laguna en contra del grupo estudiantil.

Dichas disculpas se corresponden con el cumplimiento de una resolución claustral aprobada en la sesión claustral del 28 de enero. En dicha resolución, se instaba al rector a “disculparse institucionalmente con los alumnos y alumnas que, formando parte de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), fueron expedientados y sancionados (aunque dichas sanciones fueron suspendidas por un tribunal y no se pudieron aplicar)”.

Tenemos que recordar que Eduardo Doménech Martínez, principal responsable de la persecución de AMEC, se negó a cumplir con la resolución claustral durante los últimos meses de su mandato.

Por parte de AMEC, se “saludó el cumplimiento de la propuesta de resolución”, pero sin dejar de matizar que desde el colectivo no se olvida ni se perdona. En este sentido, el grupo recordó a los principales responsables de la persecución: Eduardo Doménech Martínez, Antonio Rodríguez (jefe de gabinete de Doménech) y a Pedro Avero (ex decano de Psicología). El grupo estudiantil aprovechó esta ocasión para pedir el cese del inspector de servicio de la ULL, Andrés Falcón Armas, y se recordó el lamentable papel jugado por Comisiones Obreras ULL y su principal responsable en la Universidad, Alberto Marín, en la persecución del grupo estudiantil.

Eduardo Doménech, Antonio Rodríguez (ex jefe de gabinete de la ULL), Falcón Armas (inspector de la ULL), Pedro Aver (ex decano de Psicología).

Eduardo Doménech, Antonio Rodríguez (jefe de gabinete de Doménech), Andrés Falcón Armas (inspector de la ULL) y Pedro Avero Delgado (ex decano de Psicología).

 

El Claustro de la ULL insta al rector Doménech a disculparse con los miembros de AMEC que fueron expedientados

Los alumnos y alumnas de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) sumaron, el pasado 28 de enero, una nueva victoria en defensa de su honorabilidad. A las dos sentencias judiciales que determinan que su actuación como representantes estudiantiles se ejerció siempre de forma correcta, se suma una resolución claustral en la que se “insta al rector a disculparse institucionalmente con los alumnos y alumnas que, formando parte de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), fueron expedientados y sancionados (aunque dichas sanciones fueron suspendidas por un tribunal y no se pudieron aplicar)”.

Eduardo Doménech ull

Con esta resolución, el órgano más representativo de la ULL considera indispensable un resarcimiento moral para los miembros de AMEC. Para el Claustro, el rector debe asumir su responsabilidad por el expediente disciplinario que sufrieron los alumnos. La persecución que padecieron los miembros de AMEC fue una injusticia, tal y como evidencian dos sentencias judiciales (la última, del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, inapelable).

Publicación de las sentencias judiciales

En esa misma sesión del Claustro se aprobó una resolución que instaba a publicar las sentencias del caso AMEC/DOMÉNECH:

El Claustro de la Universidad de La Laguna insta al Sr. Rector a que, de forma inmediata y durante al menos 1 mes, haga pública en la web de la ULL, en su portada primera y principal, un enlace a las sentencias judiciales habidas en el “caso AMEC”.

Por lo pronto, la ULL ha publicado una de las sentencias, pero sin darle demasiada publicidad. En enlace remite a una página donde se encuentran tres sentencias, siendo solo una de ellas la correspondiente al expediente disciplinario sufrido por los alumnos.

El gobierno de Eduardo Doménech Martínez llega a su fin

Estas resoluciones claustrales evidencian el momento en el que se encuentra el gobierno del rector Doménech. El desgaste y la pérdida de apoyos ya no pueden ser ocultados. El gobierno de Eduardo Doménech Martínez llega a su fin. Aunque estos años de “malgobierno” no deben quedar en el olvido, el Movimiento Estudiantil Canario tiene la obligación de recordar al peor rector de la historia de la Universidad de La Laguna. Como ya apuntaba AMEC en su intervención del 28 de enero:

Hay que despertar, señor rector, hay que despertar en la realidad, en su realidad, en la realidad que nos ha impuesto por decreto. Esta Universidad alejada de la sociedad, contradictoria, decadente. Esta Universidad abocada a la ruina, a la ruina ideológica y material, esta es su Universidad. Y no puede mirara para otro lado, estos ocho años son suyos, estos ocho años le pertenecen

 

EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CANARIAS DA DEFINITIVAMENTE LA RAZÓN A AMEC [SENTENCIA]

“Que debemos desestimar el recurso interpuesto en nombre de Universidad de La laguna, contra la sentencia 5 de abril de 2013 del procedimiento 233/2012, que confirmamos y declaramos firme (…). No cabe recurso”

[PINCHAR SOBRE LA IMAGEN PARA LEER]