AMEC lamenta que la reunión con Clavijo concluya “sin compromisos”

Sobre la congelación de las “tasas universitarias”, la asamblea considera que se trata de “una medida que no resuelve el problema del elevado coste de los precios actuales”

cropped-logo-2014.jpgLa Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) lamenta que la reunión con el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, el pasado 27 de abril, “concluyera sin un compromiso claro”. Desde el gobierno presentaron diversas propuestas “para supuestamente favorecer al estudiantado”, como negociar con las universidades el fraccionamiento en seis pagos en lugar de cuatro, y un portal único que unifique los procesos de inscripción y matriculación de ambas universidades. Aunque, desde AMEC, valoran que “estos pequeños gestos no pueden ser vendidos como triunfos sociales, como allí se intentó hacer ver”.

Asimismo, en la reunión, se trataron otros temas, como los problemas vinculados a la gestión de las becas, los precios públicos de las universidades y, en conexión con esto último, AMEC puso sobre la mesa “el problema que padece la ULL con la Normativa de Progreso y Permanencia”.

Con respecto a los asuntos planteados por los estudiantes, según el colectivo estudiantil, “el gobierno mantuvo una postura ambigua, descargando su responsabilidad sobre la Universidad o las normativas estatales”. Por esa razón, los representantes estudiantiles lamentan “la falta de un compromiso firme con el alumnado”.

Precios públicos

Sobre la congelación de las “tasas universitarias”, la asamblea considera que se trata de “una medida que no resuelve el problema del elevado coste de los precios actuales”. Para AMEC, la solución pasa por “una bajada de los precios que ayude a paliar los negativos efectos de la crisis y se apueste por un cambio de paradigma en relación al coste de los estudios universitarios”.

En La Laguna, a 3 de mayo de 2016

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

 

AMEC valora positivamente el seguimiento de la huelga estudiantil en la ULL

El colectivo agradeció el compromiso de los estudiantes con la educación pública

IMG_0100La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), organización convocante de la huelga estudiantil en la ULL, valora positivamente el seguimiento de la huelga. Los campus y centros de la ULL permanecieron con muy poca afluencia de estudiantes a lo largo del día.

Concentración en el Campus Central

Como viene siendo habitual, los estudiantes se concentraron en el Campus Central de la ULL para luego partir en manifestación hacia el Campus de Guajara, donde se leyó un manifiesto en el que AMEC agradeció el compromiso de los estudiantes con la educación pública. De la misma forma, se hizo hincapié en el mal momento que se está viviendo. Lis Montoya, encargada de la lectura del manifiesto, señaló que “la educación pública se encuentra en uno de sus peores momentos” y, con la rotundidad que caracteriza a la AMEC, afirmó que “para la política y los políticos ha sido fácil envenenar conciencias y criminalizar la lucha estudiantil”.

12825526_10208809428498903_2085522314_n

“Los estudiantes nos hemos quedado solos”

La asamblea estudiantil también refirió que, en la lucha por una educación pública, los estudiantes se han “quedado solos”, señalando el “incómodo” silencio del profesorado y no dudaron en calificar la Convergencia Europea de “auténtico fraude”.

Fernando Clavijo, único político aludido directamente

Aunque el colectivo no ha dejado de señalar que la Universidad y la educación en general se han quedado “fuera de la agenda política”, el único político aludido directamente fue el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo. En este sentido, los estudiantes se refirieron en su intervención a la “mano de obra barata”, recordando las declaraciones de Clavijo sobre los bajos costes laborales de las Islas, y se ironizó sobre la noción de “mundo real” que maneja el mandatario, en clara alusión a las recientes manifestaciones del presidente canario durante  la clausura del Demola Canarias, en las que instaba a los universitarios a adaptarse al “mundo real”.

La expulsión de estudiantes

Otro de los temas señalados fue el abandono de los estudios por parte de miles de estudiantes a consecuencias de la “crisis”; apuntando también la amenaza del Reglamento de Permanencia, al que se denominó “reglamento de expulsión de estudiantes de la Universidad de La Laguna”, que según informes de la propia institución académica resulta ser “uno de los tres peores reglamentos de permanencia de los vigentes en las universidades españolas”. Finalmente, AMEC señaló que la “juventud canaria es la más maltratada de todo el Estado”, y que muchos de estos jóvenes “se están viendo obligados a emigrar”.

En La Laguna, a 4 de marzo de 2016

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Discurso de AMEC: “Sin educación pública no hay futuro” [Huelga estudiantil 03/03/2016]

Desde la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) deseamos darles un saludo fraternal y, de forma particular, les felicitamos por acudir a esta convocatoria. Les felicitamos por su conciencia y por sus ganas de luchar.

12804489_10208801384057797_137303141_nLa educación pública se encuentra en uno de sus peores momentos. Es algo que sabemos desde hace ya unos años, algo que venimos sufriendo sin que se ponga remedio. Lo público ha sido desprestigiado, denostado hasta la saciedad por los poderes fácticos, interesados en convertir nuestra educación en rentas para sus bolsillos.

12752020_10208801388017896_1511460047_o

Lis Montoya, de AMEC, en un momento de su intervención

Les ha resultado demasiado fácil borrar de las mentes de muchos la importancia de una educación para todos y todas; la importancia de una Universidad pública abierta a la sociedad. Para la política y los políticos ha sido fácil envenenar conciencias y criminalizar los gestos de un estudiantado insumiso; un estudiantado dispuesto a luchar y, sobre todo, dispuesto a resistir.

Nuestra rebeldía no es un capricho, es pura necesidad. Nuestra rebeldía y nuestro entusiasmo -aunque en ocasiones seamos solo un puñado de disidentes- es la única esperanza que nos queda. Y por eso estamos aquí los estudiantes, por eso hoy hemos abandonado las aulas. Estamos aquí porque tenemos la necesidad de ser REBELDES.

Estamos convencidos y convencidas de que tenemos que defender la educación pública. Y sabemos que no es fácil. Somos conscientes de que los mensajes que emanan desde el poder nos llevan ventaja, y tienden a materializarse como única realidad. La ideología de lo “razonable” y lo “posible”, lo que ellos entienden como razonable y posible, le gana por goleada a un mundo imaginado sin autoritarismos, un mundo que cree aún en la libertad, un mundo de personas que se sueñan libres. Somos conscientes de que domina una ideología que está al servicio del más fuerte y de que, casi siempre, estamos solos y solas defendiendo la educación pública, la Universidad pública, nuestro derecho a estudiar y formarnos.

12782546_10208801390457957_560425866_n

Entrevista a Gabriel Morales, responsable de medios de comunicación de AMEC

En esta lucha nos hemos quedado solas, pero no es nada nuevo. La educación pública la estamos defendiendo los estudiantes. La estamos defendiendo porque no queremos ser meros usuarios o clientes. Por esa razón, lamentamos que otros importantes sectores implicados en la educación hayan dejado de luchar. Y no entendemos que el profesorado no diga nada o diga muy poco sobre el desmantelamiento de la educación pública. Se trata de un silencio que ya resulta incómodo.

Los estudiantes somos los que hemos tenido que salir a decir algo sobre lo que ha estado pasando a lo largo de un buen número de años; hemos tenido que salir a gritar que NO QUEREMOS MÁS MENTIRAS Y CUENTOS. Y hacemos un esfuerzo por hablar con claridad, por eso decimos que eso que llaman Plan Bolonia o Convergencia Europea ES UN FRAUDE. Han engañado a muchos de nuestros compañeros y compañeras. Les han vendido mentiras, una falsa cultura del esfuerzo y del sacrificio. Y al mismo tiempo que se fraguaba ese discurso en defensa de una supuesta “eficacia”, se nos sustraía nuestro derecho a estudiar, nuestro derecho a una educación. Y lo decimos sin miedo: ¡¡¡NUESTRO DERECHO!!!

12804006_10208801383737789_944453550_n

La educación pública, la Universidad pública o el sistema de becas y ayudas no forman parte de ningún regalo, sino que se deben entender como parte de las conquistas, parte de la suma de luchas de otros que, como nosotros y nosotras, tuvieron que salir a la calle, tuvieron que parar la Universidad y los institutos para reclamar un modelo educativo diferente.

Sin educación pública no hay futuro para esta sociedad. Por eso decimos que queremos una Universidad para todos y todas. Queremos una Universidad al servicio de esta sociedad. Una Universidad al servicio de Canarias. Una Universidad que nos forme de verdad y no se limite a darnos un ligero “barnizado” para luego vendernos en el mercado internacional como mano de obra barata. RECLAMAMOS NUESTRA DIGNIDAD.

12822124_10208801384737814_109564486_n

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernado Clavijo, “insta a los universitarios a adaptarse al mundo real”. ¿Qué quiere decir “mundo real”? Para ellos, “mundo real” quiere decir intereses empresariales; un mundo en el que solo contamos como mercancías. Un “mundo real” que entiende la Educación y la Universidad como un lugar en el que especular y sacar buenas ganancias; un “mundo real” que convierte a la Universidad en una máquina de adocenar personas. Ese “mundo real” se define sin necesidad de grandes florituras; ese “mundo real” no es el mundo de la dignidad y el trabajo, es el mundo de la explotación.

Podríamos usar un lenguaje más amable, palabras menos contundentes, pero no estamos dispuestos ni dispuestas a engañarnos a nosotros mismos, ni a engañar a nuestros compañeros y compañeras, por eso denunciamos que la Universidad dejó hace mucho tiempo de estar al servicio de los estudiantes. No nos remontaremos a un tiempo pretérito en el que se pudiera creer que la Universidad fue mejor; pero sí, al menos, a un tiempo donde la personas -la gente de la calle, los jóvenes, los hijos de los trabajadores y trabajadoras- tomaron conciencia de que la Universidad les pertenecía y formaba parte de su mundo.

Pancarta de Igualdad AMEC

Pancarta de Igualdad AMEC

Eso es en lo que tanto queremos insistir: la usurpación de nuestros derechos y la destrucción de una forma de ver lo “público”. Esa usurpación de algo que entendíamos “como nuestro”, se ejecuta de forma total mediante la expulsión directa de miles de alumnos y alumnas de la Universidad. La expulsión de los que tienen menos, de los que más han sufrido las acometidas de la crisis, las víctimas de esas políticas sin rostro que han destruido la vida de demasiada gente.

12782312_10208801385497833_1102555393_nEl Reglamento de Permanencia o, mejor dicho, el reglamento de expulsión de estudiantes de la Universidad de La Laguna es uno de los tres peores reglamentos de permanencia de todo el Estado. No lo decimos nosotros, lo dicen las autoridades académicas de esta casa. Lo dicen informes oficiales. Una prueba, de tantas, de que nos están machacando. La juventud canaria es la juventud más maltratada de todo el Estado. La juventud con menos oportunidades y a la que se le cierran poco a poco todas las puertas, incluidas las puertas de la educación y de la Universidad. La única puerta que nos dejan abierta es la de la emigración. Mano de obra barata en el mercado internacional. Pero hasta esa desgracia nos la tratan de vender como una experiencia positiva. Nuestra respuesta: positivo es viajar para formarnos y para conocer el mundo, viajar con becas adecuadas o con un contrato digno. Ahora bien, que nadie trate de vendernos como una experiencia de futuro y de gran enriquecimiento personal el terminar fregando platos durante 12 horas en Londres o Berlín.

Por eso, frente a este presente, creemos de verdad en un mundo nuevo. En que las cosas pueden ser de otra manera. Estamos convencidos y convencidas de que la educación debe ser pública y gratuita en todos sus niveles, y que conseguir la calidad no es ninguna quimera. Estamos convencidos y convencidas de nuestras capacidades y de nuestras ganas de transformar esta sociedad; estamos convencidos de que nosotros y nosotras somos la vanguardia capaz de edificar el futuro para esta sociedad, pero, para eso, primero: debemos ganar el presente; para eso, debemos evitar que sigan robando  y destruyendo nuestros más profundos sueños y anhelos estudiantiles.

PORQUE QUEREMOS UNA EDUCACIÓN PÚBLICA Y DE CALIDAD, ABAJO LA LOMCE, ABAJO LA PRIVATIZACIÓN DE LA ENSEÑANZA; POR UNA UNIVERSIDAD PARA TODOS Y TODAS:

         ¡¡¡VIVA LA LUCHA DE LOS ESTUDIANTES!!!

IMG_0112