AMEC denuncia que la Universidad de La Laguna incumple su propio protocolo contra el acoso sexual y sexista

cropped-img-20180227-wa00332.jpg

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), denuncia que las declaraciones vertidas en medios de comunicación por el rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón Cejas, y ratificadas por la directora de la Unidad de Igualdad, Aránzazu Calzadilla Medina, y por el decano en funciones de la Facultad de Humanidades, Javier Medina López, en el comunicado oficial publicado el martes 13 de marzo, “no se corresponden al contenido del protocolo contra el acoso sexual y sexista de la ULL”.

El grupo estudiantil señala que “cuando desde el Rectorado, en su comunicado, se afirma que ‘resulta condición fundamental la existencia de una denuncia por escrito’, se está obviando interesadamente el contenido de los artículos 3 y 8 de dicho protocolo”. De esta forma, “en el artículo 3 se expresa que no existe sólo el derecho a presentar denuncia, sino que también es suficiente con hacer una comunicación”; y “en el artículo 8, que indica quienes tienen la legitimación para presentar la reclamación o denuncia, se especifica que en el caso de no tratarse de la víctima del acoso, cualquier persona integrante de la Comunidad Universitaria que tenga conocimiento de la existencia de una conducta de acoso sexual o sexista, puede presentarla y, aunque la víctima no la ratifique, se podrá actuar de forma preventiva”.

Asimismo, desde la organización se subraya que “en declaraciones a la Cadena Ser, en la mañana del 14 de marzo, el rector Antonio Martinón, dice que ‘se ha animado por parte de varias profesoras, a varias estudiantes, a que si ellas consideran que ha habido una situación de acoso, que por favor presenten la denuncia’, por lo tanto, el rector reconoce que tiene constancia de casos de acoso que no están siendo investigados. Ante las declaraciones de varias alumnas en medios de comunicación que presuntamente han sufrido acoso, el rector responde ‘¿qué hacemos?, ¿vamos facultad por facultad?’, infravalorando -a juicio del colectivo- a las estudiantes que están sufriendo estas situaciones de acoso”.

AMEC insiste en señalar que “Martinón se olvida, una vez más, de las víctimas con las que no empatiza y a las que ignora. Parece que para el rector, es más importante salvaguardar la honorabilidad de la institución antes que proteger a las víctimas y acabar con el dolor y el sufrimiento que provocan este tipo de situaciones”. En consecuencia, AMEC exige que se active el protocolo contra el acoso sexual de manera contundente y acorde a lo especificado en el mismo.

Finalmente, el colectivo estudiantil muestra toda su solidaridad y apoyo a todas las alumnas que han sufrido o sufren acoso sexual o sexista en la Universidad, sobre todo en los casos en los que el acoso se da por parte del profesorado, “ya que hay una mayor vulnerabilidad porque existe una asimetría de poder”. Animando a cualquier alumna que esté padeciendo una situación de este tipo a que denuncie y que sepa que “cuenta con AMEC para prestarle ayuda, asesoramiento y acompañamiento”.

En La Laguna, a 15 de marzo de 2018

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

Manifiesto 25 de Noviembre: Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

La lacra machista que permanece en nuestra sociedad y que se expresa en su forma más clara de desigualdad entre hombres y mujeres, la de un terrorismo no aceptado, nos hace alzar la voz otro 25 de noviembre más para decir ¡BASTA YA, NI UNA MÁS, NI UNA MENOS!

Este 2015, son ya 48 las mujeres asesinadas a manos de hombres y contabilizadas a partir de una ley que o bien no es efectiva o bien no se está desarrollando como debiere. Además, estamos ante el más absoluto abandono por parte de las instituciones, con un gobierno que el mismo año de su llegada recortó en un 36% los gastos destinados a la prevención, sensibilización y protección de las mujeres, como si de un tema baladí se tratara, y que ahora, desde el mes de agosto y de manera electoralista ha aumentado la partida en 1.5 millones.

Entre el dolor y la rabia que nos mueve hoy, debemos sacar fuerzas para apostar por una sociedad con conciencia, en la que todas y todos entendamos que ésta ha de ser una lucha conjunta y diaria, que debe comenzar por no negar la realidad que supone el terrorismo machista y que debe continuar por generar nuevos modelos de personas, que rompan con los roles y estereotipos que son la base fundamental del sistema patriarcal generador de asesinos y maltratadores machistas. En el espacio académico en el que nos encontramos hoy también se reproducen y perpetúan las violencias machistas que están presentes en nuestra sociedad, por lo que no podemos dejar pasar este acto para exigir el compromiso REAL e ININTERRUMPIDO (lejos de la puntualidad que supone el 25 de noviembre), de toda la comunidad universitaria de La Laguna con esta lacra social y más en concreto, exigimos el compromiso firme de los órganos de representación y toma de decisiones, pues sólo así  podremos avanzar en la concienciación del resto de la comunidad (alumnado, profesorado, PAS, etc.).

12299302_873941792727534_1933035640478800594_n

Un ejemplo del esfuerzo que se debe y SE PUEDE hacer, es el reconocimiento público que hoy estamos haciendo a nuestra compañera Beatriz Sanfiel Martín, alumna de arquitectura técnica en nuestra universidad, asesinada en 2006. Han tenido que pasar nueve años para que la Universidad reconozca a Beatriz y, por tanto, visibilice el grave problema social al que nos enfrentamos. Desde la Comisión de Igualdad de AMEC, siempre hemos considerado que el primer paso en la lucha contra la violencia machista ha de ser la visibilización, sensibilización y concienciación de la misma. La Universidad no debe ser una fábrica de títulos, debe ser una fábrica de personas libres, respetuosas e igualitarias que luchen por estos valores y que se levanten y reafirmen ante estas atrocidades.

Por todo esto, hoy y siempre, manifestamos nuestro rechazo absoluto hacia la violencia machista y animamos a todos y todas a hacer esta lucha nuestra, pues sólo así podremos dar a este problema el lugar que le corresponde.

TODAS Y TODOS GRITAMOS: ¡CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA, TOLERANCIA CERO!

¡NI UNA MENOS!