Inseguridad en la ULL

AMEC advirtió al rector sobre los graves problemas de seguridad que se sufren en la ULL  

La ULL no está reaccionando de forma adecuada frente a la inseguridad

Desde AMEC, nos vemos obligados a recordar el escrito que remitimos el mes de febrero al rector, Antonio Martinón Cejas, en relación a los problemas de seguridad que se sufren en la Universidad de La Laguna. Para nuestro grupo, la seguridad de los miembros de la comunidad universitaria, de los trabajadores y trabajadoras de las diferentes contratas externas, y de todas aquellas personas que utilizan las instalaciones no es una broma. La ULL debe ser un lugar seguro, por lo que creemos que algunas personas, con cargos de responsabilidad institucional, no se han dado cuenta de que se trata de un problema real, con denuncias y con quejas formales como la nuestra.

En nuestro escrito, registrado el 17 de febrero, señalamos algunas cuestiones que evidencian la gravedad del problema:

  • Falta personal de seguridad.
  • Problemas de iluminación (algunos ya se han ido resolviendo gracias a las diversas quejas de AMEC).

Esto genera:

  • Peligro tanto en  la seguridad personal del alumnado como en la patrimonial.
  • El merodeo constante de personas ajenas a la comunidad universitaria que, incluso, llega a entrar a facultades y bibliotecas en busca de objetos de valor que sustraer del estudiantado, como pudiera ser el material de estudio –ordenadores, tablets, etc.- pero, sin duda, lo más preocupante es que, dada la falta de personal de seguridad, el alumnado la mayoría de las veces no tiene a nadie a quien acudir rápidamente a denunciar los hechos o recabar protección.

Un caso particular al que prestar atención:

  • En gran parte de los sucesos descritos hay implicado una persona ajena a la comunidad universitaria que acosa a los alumnos y alumnas siguiéndolas, incluso hasta entrar en las instalaciones universitarias y todas las descripciones del sujeto en cuestión coinciden, y una de ellas es que siempre huye en una furgoneta blanca.