AMEC consulta la opinión del rector de la ULL en relación a los acuerdos entre la Seguridad Social y el Servicio Público de Empleo que afectan a los contratos de los investigadores predoctorales

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) trasladó la siguiente consulta al rector de la ULL, Antonio Martinón Cejas:

“(…) queremos saber la opinión y postura del rector al respecto de la medida acordada entre la Seguridad Social y el Servicio Público de Empleo a finales de 2015, por la cual los contratos de obra y servicio de los investigadores predoctorales pasan a ser contratos en prácticas, así como la opinión y postura que tiene respecto a la postura y actitud tomada por el rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en cuanto se ha negado a retocar los contratos y no aplicar con carácter retroactivo la medida”.

La respuesta a nuestra consulta llegó desde el Vicerrectorado de Investigación, del que es responsable Francisco Carmelo Almeida Rodríguez. Ver respuesta en PDF: Respuesta a AMEC desde el Vic. de Investigación

investigadores predoctorales ULL

AMEC lamenta que la reunión con Clavijo concluya “sin compromisos”

Sobre la congelación de las “tasas universitarias”, la asamblea considera que se trata de “una medida que no resuelve el problema del elevado coste de los precios actuales”

cropped-logo-2014.jpgLa Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) lamenta que la reunión con el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, el pasado 27 de abril, “concluyera sin un compromiso claro”. Desde el gobierno presentaron diversas propuestas “para supuestamente favorecer al estudiantado”, como negociar con las universidades el fraccionamiento en seis pagos en lugar de cuatro, y un portal único que unifique los procesos de inscripción y matriculación de ambas universidades. Aunque, desde AMEC, valoran que “estos pequeños gestos no pueden ser vendidos como triunfos sociales, como allí se intentó hacer ver”.

Asimismo, en la reunión, se trataron otros temas, como los problemas vinculados a la gestión de las becas, los precios públicos de las universidades y, en conexión con esto último, AMEC puso sobre la mesa “el problema que padece la ULL con la Normativa de Progreso y Permanencia”.

Con respecto a los asuntos planteados por los estudiantes, según el colectivo estudiantil, “el gobierno mantuvo una postura ambigua, descargando su responsabilidad sobre la Universidad o las normativas estatales”. Por esa razón, los representantes estudiantiles lamentan “la falta de un compromiso firme con el alumnado”.

Precios públicos

Sobre la congelación de las “tasas universitarias”, la asamblea considera que se trata de “una medida que no resuelve el problema del elevado coste de los precios actuales”. Para AMEC, la solución pasa por “una bajada de los precios que ayude a paliar los negativos efectos de la crisis y se apueste por un cambio de paradigma en relación al coste de los estudios universitarios”.

En La Laguna, a 3 de mayo de 2016

ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CANARIO

 

La ULL tiene uno de los peores reglamentos de compensación de asignaturas

El nivel de exigencia supera al del reglamento con el que se ha dotado la ULPGC

Estudiantes afectados por la extinción de titulaciones demandan una reforma urgente del reglamento de compensación de la ULL

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) ha trasladado al rector de la Universidad de La Laguna, Eduardo Doménech Martínez, la solicitud de un grupo de alumnos y alumnas de Derecho a los que solo les queda una asignatura para terminar su titulación, y que tienen serios problemas para compensar, puesto que los requisitos del Reglamento del Tribunal de Evaluación Curricular por Compensación de la ULL mantienen un nivel de exigencia excesivo. De esta forma, los estudiantes afectados por la extinción de titulaciones demandan que, desde el Rectorado, se les permita compensar aunque no cumplan con todos los requisitos.

Escrito remitido al rector de la ULL el 10 de abril

Escrito remitido al rector de la ULL el 10 de abril

La compensación en las titulaciones de grado: comparativa entre la ULL y la ULPGC

En lo que se refiere a su aplicación en las titulaciones de grado, el nivel de exigencia del reglamento de la ULL supera al del reglamento con el que se ha dotado la ULPGC (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria). En los aspectos en los que es posible hacer una comparativa, se aprecia, de forma clara, que compensar en la ULL es más complicado que en la ULPGC.

La ULL exige para compensar “una calificación media ponderada de 5,5 puntos”, mientras que la ULPGC solo tiene en cuenta la media del expediente si el alumno no cumple otros requisitos del reglamento. Por otra parte, la ULL permite compensar cuando solo le falten al alumno o a la alumna dos asignaturas o 12 créditos; exigiendo la ULPGC solo  “haber superado el 85 % del total de los créditos de la titulación que sean susceptibles de compensación”.

Aunque, sin duda, los aspectos que más distancian a los dos reglamentos son el número de convocatorias a las que ha tenido que presentarse el alumno y la calificación obtenida en las mismas. En la ULL podrán solicitar la compensación lo que se “hayan presentado al menos a cinco convocatorias”, y se tiene que haber obtenido -en alguna de las convocatorias agotadas (al menos una vez)- una calificación igual o superior a 3,5 puntos. En la ULPGC solo se exige a los estudiantes haberse presentado al menos a dos convocatorias de la asignatura,  y, si el centro “no establece otra calificación superior, será requisito haber obtenido -al menos en dos convocatorias- una calificación igual o mayor a DOS (2)”.

Reforma del reglamento

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) entiende que la ULL debe reformar el Reglamento del Tribunal de Evaluación Curricular por Compensación y adaptar su nivel de exigencia al de los reglamentos vigentes en otras universidades. Por esa razón, dado que el mandato de Doménech llega a su fin, el colectivo estudiantil también ha trasladado a los candidatos a rector los problemas que existen para compensar en la ULL.

cuadro compensación ULL ULPGC.jpg2

 Reglamento del Tribunal de Evaluación Curricular por Compensación de la ULL

Los universitarios de las Islas están entre los que más abandonan sus titulaciones (Informe de la CYD)

La Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD), otro de esos entes corporativos al servicio del dinero (del dinero para unos pocos), deja, en su último informe, al alumnado de las Islas por los suelos. Según este informe, nos quedamos a la cola en lo que a rendimiento se refiere, al tiempo que ocupamos los primeros puestos en el abandono de titulaciones. Por lo pronto, eso es lo que subrayan los medios de comunicación del dossier de la CYD, aunque dicho documento dice muchas más cosas sobre las universidades canarias.

Abandono de estudiantes La Opinión 27

La Opinión, 27 de julio de 2014

Obviamente, la CYD está al servicio de unos intereses muy particulares -y no se trata de cualquier cosa-, presidida por Ana P. Botín (nombre largo: Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola y O´Shea)*, la Fundación se define como una “iniciativa del sector empresarial, convencido de la importancia de las universidades para el desarrollo económico y social del país”. Desde AMEC, sin dejar de tener en cuenta estos “antecedentes”, consideramos que el documento debe ser estudiado y valorado (críticamente).

La “llamada de atención” la recibimos los estudiantes

La pésima situación en que se encuentran nuestras universidades canarias no se le oculta a nadie, pero la “llamada de atención” (al menos desde los medios de comunicación) la recibimos los estudiantes. La manera de dar publicidad al informe de la CYD (en lo que se refiere a las universidades canarias) nos hace recordar las opiniones vertidas recientemente por la CEOE sobre la formación de los canarios. El pasado 10 junio, la Confederación Empresarial aludía a la formación de los jóvenes de las Islas y nos dejaba un “sugestivo” titular en los medios de comunicación: “La CEOE achaca al bajo nivel formativo de los canarios las altas tasas de paro”. Una vez más, se colgaba a los canarios el sambenito de la escasa preparación.

Desde nuestra óptica, la forma de difundir los resultados del informe de la CYD cumple la misma función que el “titular” de la CEOE, especialmente cuando se señala que “los alumnos isleños (…) son los españoles que peores resultados obtienen en los exámenes universitarios”.  Lo que queda claro es que la CEOE y la CYD coincidirían a la hora de lanzar un mensaje sobre los estudiantes canarios (y los canarios en general). Un mensaje que proyecta una imagen poco positiva sobre su formación y capacidades. La pelota queda en el tejado de unos, los estudiantes y egresados, olvidándose “los analistas” de otros factores -creemos que objetivos-, que parecen no tener para ellos el mismo interés a la hora de describir la realidad social y económica de las Islas.

Qué dirá Doménech sobre el informe de la CYD

Sobre lo dicho por la CEOE, tuvimos ocasión -en la última sesión del Claustro- de solicitar a Eduardo Doménech que la ULL rechazara las afirmaciones de dicha asociación empresarial. En este sentido, creemos que  fuimos lo suficientemente claros a la hora de manifestar nuestras “dudas” sobre el “titular” que nos ofrecían los representantes del empresariado:

Para AMEC, se trata del clásico bufido ideológico de una patronal incapaz de dar respuestas y salidas a esta sociedad. Una patronal responsable directa del paro y la pobreza. La CEOE ha abanderado un modelo de desarrollo que ha destruido las Islas. Su incapacidad se proyecta, una vez más, sobre los jóvenes de estas Islas, se vuelve a escuchar la vieja melodía de la falta de formación de los canarios. La vieja melodía cargada de mentiras. La vieja melodía al servicio de este capitalismo fronterizo y depredador.  ¿Qué tiene que decir usted (Doménech) a todo esto? Solicitamos que la ULL rechace de pleno las afirmaciones de la CEOE.

Doménech respondió que lo afirmado por la CEOE no tenía nada que ver con la ULL. Que los empresarios se referían a temas de formación profesional y que no aludían  a la Universidad. Nosotros albergamos serias dudas, puesto que la CEOE no calificaba a unos alumnos en particular frente a otros, sino que se explayaba con toda la ciudadanía isleña, y si el nivel formativo de los canarios es bajo (según la CEOE), algo tendrán que decir las universidades canarias; universidades de las que salen cientos de egresados todos los años.

La cuestión, ahora, es saber qué dirá Doménech sobre el informe de la CYD. Suponemos que se escudará detrás de su cacareado “Pacto por el aprendizaje y el rendimiento académico de la Universidad de La Laguna”. Un pacto sobre el que tenemos también un punto de vista muy crítico, y que ya tuvimos ocasión de abordar en sesión claustral (Este “pacto” no es bueno para el alumnado).

Ser críticos con el modelo de universidad y de sociedad

Por nuestra parte, nos comprometemos a estudiar en profundidad el informe de la CYD, pero sin dejar de reseñar que en ese informe, como en lo que afirmaba la CEOE hace un mes y medio, hay mucho de ese “clásico bufido ideológico” de los responsables del paro y la pobreza.

No podemos rechazar de plano el informe de la CYD, pero sí podemos (y debemos) ser críticos con el modelo de universidad y de sociedad que defienden este tipo de fundaciones. En este sentido, tenemos que contextualizar la lectura que hagamos de ese informe.  El fracaso académico no puede ser proyectado únicamente sobre el alumno. Por lo tanto, es necesario abordar el asunto del fracaso académico teniendo en cuenta su carácter transversal y comprendiendo la complejidad del contexto socioeconómico insular. Es decir, superando en nuestro análisis el estrecho margen de lo estrictamente académico. De esta forma, lograríamos entender que el fracaso personal se sustenta en el fracaso de un determinado modelo de universidad y, sobre todo, en el fracaso de un determinado modelo de sociedad.

 

*En la Wikipedia pueden encontrar una biografía “rápida” de A. P. Botín.